Entradas

II Edición de Musika eta Zure Begirada

Un año más, y van dos, nos ponemos en marcha con el proyecto Musika eta Zure Begirada. El año pasado lo desarrollamos en varios centros educativos de Getxo, con apoyo del área de Igualdad del Ayuntamiento de Getxo y, este año, de momento, abordamos una nueva edición. En este caso, con apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia, y enfocado a asociaciones juveniles.

Musika eta Zure Begirada es un proyecto en red, que realizamos conjuntamente con Emakumusik y con Let’s Dance y, por extensión, con las asociaciones que se sumen a lo largo de estos tres meses de ejecución. Su objetivo es claro: promover el desarrollo de la capacidad crítica de población adolescente de 14 a 16 años del Territorio de Bizkaia, a través del análisis y la creación musical, en relación a construcción de estereotipos de género, violencias y micro-violencias asociadas de cuya incidencia en las relaciones personales y afectivas no somos siempre conscientes. El planteamiento de la intervención pretende partir de la vivencias y experiencias personales del colectivo participante para construir en grupo un espacio de reflexión y creación que incluya todas las sensibilidades que surjan relacionadas con este tema de modo que podamos ampliar nuestra visión y realidad común construida, con la diversidad de los puntos de vista aportados. La herramienta para propiciar esta reflexión y toma de conciencia a través del análisis y la creación es la música.

Sobre la base de la experiencia piloto desarrollada con centros educativos de Getxo el pasado año, hemos incorporado mejoras en el proyecto, modificando la metodología de las sesiones, acotando las franjas de edad, e incorporando sesiones previas de formación para las entidades que participamos, enfocadas a adquirir herramientas para trabajar adecuadamente las relaciones hombre-mujer, sin obviar otro tipo de relaciones entre personas del mismo sexo, con pleno respecto a las personas con identidades sexuales y/ o de género que no se sientan incluidas, ni reconocidas dentro del sistema binario. Para ello, próximamente arrancaremos tres sesiones con Naizen, asociación de familias con menores transexuales, que sin duda resultará enriquecedor en los resultados del proyecto.

Próximamente iniciaremos las sesiones de trabajo con asociaciones de Bilbao, Barakaldo y Getxo, aunque no está cerrada a nivel geográfico. Las dos sesiones tienen un coste simbólico de 30 euros por asociación, ya que la subvención de la Diputación no cubre todos los gastos de la propuesta.

 

Si eres una asociación juvenil y te apetece saber más y participar, puedes contactar con nosotras en el 620237036 o escribiendo un mail a info@ecivis.eus.

 

Diálogo Social Ciudadano en Bilbao

Con el ánimo de acercarse a la ciudadanía, se ha celebrado hoy en el Palacio Euskalduna un encuentro denominado “Diálogo Ciudadano”, organizado por la Comisión Europea en colaboración con el Gobierno Vasco y la Fundación Novia Salcedo, con la participación de la Comisaria europea de Empleo y Asuntos sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, Marianne Thyssen junto con la Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal.

Los principales temas que se han abordado han sido las políticas de empleo juvenil en la UE, y el pilar social y el futuro de Europa.

Ciertamente ha sido un encuentro de esos que yo llamo estándar, de esos a los que vas porque siempre albergas la esperanza de que vas a oír algo nuevo pero luego va y… pues no. Como el día de la marmota.

Me explico. Una ya tiene una edad y lleva sobre los hombros unos cuantos encuentros, charlas, workshops o comoquiera que nos dé por llamarlos ahora. Y como que no se baja a tierra, como que nos quedamos en las grandes palabras. Hemos escuchado los grandes temas: educación en valores, la importancia de los sectores culturales y creativos como motor de crecimiento y empleo (de otro modelo de), el valor de lo social en la educación, el impulso de la conciliación y la lucha contra la desigualdad para, también, impulsar el crecimiento y el empleo (insisto, de otro modelo), la digitalización, la transformación digital

Muy bien. Creo que todas estamos de acuerdo en que por aquí está el intríngulis del asunto. Llega pues, el momento, de darnos la sorpresa, de hacernos saber de algún plan, de algún programa, de medidas concretas… Pero no.

Tendremos que ser las organizaciones sociales las que nos tengamos que seguir pegando, intentando dejar nuestro poso con actividades polarizadas a nivel local, en los centros educativos, con la ciudadanía en general, en el marco de proyectos europeos (bien sabido que nada sencillos, aunque estimulantes)… Faltando aún ese mimbre, ese hilo conductor que vincule y genere feedback entre ciudadanía y administración para que esos deseos e hitos compartidos se concreten en acciones en una estrategia con proyección y resultados medibles y reales en el tiempo.

No está mal que las instituciones promuevan iniciativas de este tipo, pero hubiera estado bien, como sugerencias:

  1. Si es un diálogo ciudadano, el “momento prensa” puede ubicarse en otro momento, no retrasando y haciendo esperar a la ciudadanía. Se hace un gesto que no es coherente con el título que da nombre a la jornada.
  2. Se echa en falta la posibilidad de un networking pausado con las personas asistentes. Un diálogo es cosa de más de una persona, y de más de dos. El intercambio de ideas es más sencillo en entornos menos pomposos y más próximos.

Por comentar…

Empleo: personas y no cifras

Hace unas semanas estuvimos en la jornada sobre empleo y juventud organizada en Barakaldo, de la mano de la plataforma EurGetxo, la asociación bilbaína Hitzaren Etxea, y nosotras mismas, eCivis.

La jornada corrió a cargo de Stanislav Rangelov, responsable de las políticas sociales y de empleo para España en la Dirección General de Empleo e Inclusión Social de la Comisión Europea. El Sr. Rangelov nos ofreció una exposición brillante, como comunicador experimentado, aportando datos por doquier sobre la situación del empleo en los diferentes países miembros de la UE.

En el turno de preguntas, las personas del público buscaron bajar más a tierra, intentaron buscar una concreción de los grandes números en la situación real del empleo, por ejemplo, en Barakaldo. Porque por debajo de estas elocuentes cifras, tenemos personas que diariamente buscan empleo. Y que no saben que tal o cual programa de la institución de turno tiene por detrás el apoyo del Fondo Social Europeo por ejemplo.

Garantía juvenil, programas de fomento del emprendimiento, talleres de empleabilidad… resulta difícil encontrar un programa en Bizkaia que no tenga algún tipo de apoyo comunitario. Que hay que obtener resultados, está claro. Y en la obtención de los mismos deben actuar las dos partes. La Unión Europea que define los Programas de Ayuda, y las entidades públicas en nuestro caso de Bizkaia, que los implementan a través de diferentes iniciativas. Es necesario un círculo de comunicación permanente entre ambos para procurar un feedback bidireccional de mejora continua.

Y además, es importante escuchar. Rangelov hizo mención a un detalle que por ahora se escapa en las instituciones. La atención personalizada e individualizada, considerando a la persona, con sus peculiaridades y necesidades.
Hablaba de definir planes individualizados, de detectar la necesidad de cada caso, de huir del café para todas las personas. Una fórmula que según él permitiría rentabilizar los objetivos de los programas implementados, y enfocar correctamente los esfuerzos.
Lástima que las mentalidades cortoplacistas no dejen ver el bosque, y este planteamiento tan inteligente y tan de sentido común al mismo tiempo, no termine de calar. De nuevo, son las personas las que tienen que ponerse en el centro, para conseguir el desarrollo de nuestras sociedades, y también para conseguir la productividad y la rentabilidad del dinero público. Que no sigan cayendo en saco roto las partidas presupuestarias para el empleo, por sus nulos resultados.

Cojamos el testigo y hagamos dos cosas:

– Informar de los programas adecuadamente
– Revisarlos y evaluarlos
– Tener la valentía de innovar en los programas

¿Cómo lo ves?