La seguridad en Internet, o el arte del sentido común

El pasado viernes 13 de diciembre (buen día…), celebramos la comida coloquio de cierre de la iniciativa “Salud, dinero y amor… entre redes y bytes”, que abordamos desde el mes de septiembre con el apoyo del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Getxo.

La persona invitada a este encuentro fue Eneko Delgado, socio de la firma Audens, boutique jurídica especializada en nuevas tecnologías, y que nos propuso una conversación amena, huyendo del “abogadés”, como bien nos adelantó, y poniendo el foco en dos cuestiones que han ido saliendo a la luz en los talleres mensuales de trabajo que hemos celebrado entre septiembre y diciembre:

  1. Las redes sociales y lo digital, si queremos llamarlo así, han llegado para quedarse. Imposible la evasión.
  2. Utilicemos el sentido común y el buen criterio: no hagas en tu vida digital lo que no harías en tu vida analógica.

Con estas dos premisas creo que se puede resumir el contenido de lo que se ha venido tratando, y de esta manera rebajar la tensión, la hiperventilación y el pánico escénico que sufrieron muchas personas asistentes a los talleres, al tomar plena conciencia del poder de los datos y de la manipulación y uso de los mismos, a manos de diferentes fines.

Antes de nada, queremos agradecer a Eneko Delgado su enorme paciencia. Aunque el Restaurante Pablo Urzay nos deleitó con un menú del día interesante, el espacio no era el más apropiado para un coloquio debido al ruido. Pero como no hay mal que por bien no venga, esto nos permitió alargar la sobremesa en una cafetería cercana, la cafetería Areeta, donde además del debate pudimos contemplar una exposición de joyería y cuadros muy acertada dada la época en la que nos encontramos. Nos apuntamos buscar un nuevo espacio para estos encuentros, de cara a 2020.

La conversación con Eneko hizo el hilvanado perfecto con el último taller de la iniciativa, impartido por Mónica Mediavilla y por Txente Boraita: redes sociales, bigdata, cookies, cloud, servicios electrónicos, cláusulas de protección de datos… En fin, hay muchísimos conceptos que pululan por ahí, y la ciudadanía parece que nos hemos rendido a ellos, que no hay nada que podamos hacer y que quedamos al albur de algo malicioso que en un momento dado se puede colar en nuestros dispositivos… por aquello de la mala suerte.

Pues parece que aunque la suerte pueda jugar una mala pasada en ocasiones, el uso con sentido común y buen criterio de las herramientas digitales puede tener cosas más positivas que negativas. Por lo que hay que seguir defendiendo las nuevas tecnologías, Internet, los dispositivos móviles… eso sí, con cierta inteligencia. Vamos, seguir un poco aquello que nos contaban las amamas cuando salíamos a la calle, lo de no hablar con gente desconocida, no dar nuestro número de cuenta por ahí, ojito con esos chollos que luego no lo son… En fin, que por mucho que el móvil parezca nuestra mascota, puede esconder más de un pequeño diablillo, así que nada, a utilizarlo con gusto pero lo justo ;-).

Con esto cerramos esta cuarta edición de nuestros talleres anuales de empoderamiento, y creo que no nos equivocamos si decimos que lo referente a las nuevas tecnologías, redes sociales y protección de datos, es una temática que interesa a la ciudadanía y sobre la que se sigue demandando aquello del saber, por mucha difusión que parezca que se hace. Así que tomamos nota y seguiremos trabajando para impulsar iniciativas en este sentido.

Eskerrik asko a todas las personas que nos habéis acompañado en estos meses.