Entornos compasivos, empatía en acción

De todas las definiciones existentes sobre compasión, la que más nos gusta es una que no figura en el diccionario de la RAE, y es “empatía en acción“. Esas dos palabras juntas y combinadas nos parecen “un chute” de cambio, de dinamismo, de hacer. Eso de poner en marcha la empatía compasiva viene a ser algo así como la inteligencia ejecutiva de la que habla José Antonio Marina, enriqueciéndola aún mas al añadir la empatía hacia otras personas.

Esa definición, “empatía en acción”, fue hecha por Naomi Hasson, de la Fundación Doble Sonrisa, en el encuentro on line en el que eCivis participó como asistente y donde se presentaron los resultados del proyecto “Entornos compasivos en Euskadi, 2017-12019“, realizado por dicha Fundación en colaboración con Agirre Center y la UPV/EHU.

La verdad es que el título era sugerente… empático. Y no pudimos menos que participar. Así que allí estuvimos, aplicando la escucha, el mismo proceso con el que se ha desarrollado el proyecto. Escucha empática, asertiva. Esa  metodología, aplicada en ecosistemas relacionados con los cuidados, ha dado como resultado 60 narrativas en 7 localidades de los tres Territorios Históricos, y se ha detectado de forma bien clara cómo una misma persona puede tener varias narrativas.

Y se han detectado más cosas. Una de ellas obvia, pero que no por obvio, hay que desdeñarlo. Y es que los cuidados siguen teniendo nombre de mujer. Se ha comprobado en dicho estudio, que una misma persona, mujer para más señas, puede tener varias narrativas (una médica tiene una narrativa en el plano profesional, y otra de cuidadora en lo personal, por ejemplo). Y si lo pensamos un poco, al final no son dos narrativas, sino una sola, prolongada en el iter vital de esa persona. Cuidados y más cuidados.

Ahora, trascurridos los dos años del proyecto, el reto es construir realmente entornos compasivos mediante acciones concretas. Ahí , donde comienza la acción, es donde nos encanta estar enredadas. La primera fase ha sido el diagnóstico, la foto, el paisaje existente. En la segunda fase, la de construir, tal vez sea necesario deconstruir algo. Por ejemplo, esa connotación de compasión ligada a caridad.Y tras la demolición, tras la deconstrucción, se pasará a las acciones concretas, para dar respuesta concretas a las personas, sobre todo aquellas que están en soledad, una realidad tan remarcada sobre todo en estos tiempos inéditois.

Empatía en acción, mesedez.