Crónica de nuestro European Talks sobre Pacto Verde Europeo

El pasado 2 de julio cerramos la primera edición de la iniciativa que desde el confinamiento, pusimos en marcha hace tres meses en colaboración con Eurolocal, los European Talks. Surgieron en tiempos de Covid, pero todo indica que han venido para quedarse. Día de Europa, Medios de Comunicación y, en esta ocasión, European Green Deal, han sido las temáticas que hemos abordado, siempre con la misma dinámica, basada en un debate abierto e informal, alimentado por las preguntas formuladas por las personas participantes.

En la sesión del 2 de julio, última como decimos antes de las vacaciones de verano, charlamos sobre Pacto Verde Europeo y recuperación económica en Europa, contando para ello con Amelia Ochoa, comunicadora científica en el Basque Centre for Climate Change (BC3), y con Frede López Palau, experto en economía circular. Fue un debate en el que participamos en torno a 15 personas, desde Getxo, Palamós, Barcelona, Gran Canaria, Bilbao…

Una de las cuestiones que más impulso cogieron durante el coloquio, fue el papel del voluntariado y de la iniciativa social, para construir propuestas a largo plazo y con recorrido en esto de la sensibilización y del compromiso por una economía y una sociedad más sostenible. Más allá de las simples experiencias piloto, que no pasan de una foto del momento sin mayores ambiciones, se veía como necesario contar con propuestas de impacto capaces de atraer a la ciudadanía de base, más allá de aquella ya implicada de facto. Siendo deseable captar la atención de corporaciones y de administraciones públicas precisamente para conseguir ese anclaje en la cotidianeidad social, de forma que llegara a tener consistencia y largo plazo.

El papel de las administraciones públicas fue otra de las cuestiones que surgieron, muy ligado también al peso de la comunicación como factor de arraigo de las iniciativas. Ambas requieren de diferentes canales en función del público destinatario, y en este caso es importante tomar conciencia de los diferentes colectivos, y qué cabe esperar de cada uno de ellos, con el fin de plantear objetivos que se puedan conseguir en esto de implicar a la ciudadanía en la construcción de una Europa sostenible.

En el caso de las administraciones, el papel de Europa surgió, como no podía ser de otra forma. Y aunque evidentemente, el arranque del Pacto Verde con buen pie depende y mucho de las perspectivas financieras y el alcance de lo que finalmente se apruebe, se vio la necesidad de ir más allá de los programas europeos (necesarios en todo caso y en especial en el caso de la investigación, como bien señaló Amelia Ochoa), buscando alianzas a nivel social, entre organizaciones ciudadanas con presencia en Europa. Algo así como la construcción de lobbies a nivel europeo montados por y para la ciudadanía, con capacidad de generar impacto a partir de un concepto bottom-up, de arraigo desde lo local y hacia Europa.

El objetivo, en definitiva, es crear círculos concéntricos de transmisión de objetivos, propuestas, responsabilidad e impacto de iniciativas a lo largo y ancho de Europa, que permitan el que las propuestas ciudadanas encajen en la ciudadanía en general y seamos capaces de esta forma de salir de nuestra zona de confort.

Una charla muy interesante por las ideas que han salido, y que, como nos comentaron al término de la misma, no cayeron en saco roto puesto que algunas de las personas participantes se quedaron con la idea de ir fraguando iniciativas que desde lo local, sean capaces de conseguir un impacto social.

Os esperamos en septiembre con nuevas iniciativas, ahora toca disfrutar de unas merecidas vacaciones. ¡¡Nos vemos a la vuelta!!