II Foro de Emprendimiento e Innovación Social: allí estuvimos

12038853_1157479887599997_359280306946818282_o

Creatividad

Pasión

Participación

Para cambiar el mundo

Este ha sido el lema del II Foro de Emprendimiento e Innovación Social organizado por Jovesolides y diversas organizaciones integradas en la Red Creactiva, a la que eCivis se ha sumado recientemente.

Desde nuestra asociación consideramos que tanto el perfil como los contenidos del evento encajaban tanto en nuestro espíritu como en el plan estratégico que de cara a los próximos años estamos fraguando, conteniendo proyectos que a priori podían parecernos descabellados pero que desde luego, y a la luz de este encuentro, nos parecen más necesarios que nunca.

12030248_1157094144305238_715247959244020076_o12029732_1157098400971479_8046464524374320667_o

El Foro se celebró en la Ciudad de la Innovación de la Universidad Politécnica de Valencia, y merece destacarse una puesta en escena impecable, muy propicia para su difusión por las redes sociales y para captar el interés de los medios de comunicación, al menos de los más próximos.

Personalmente me llamó la atención el número de participantes. Unos 300 aproximadamente. No está mal para un evento de estas características, pero ciertamente y con su proyección parecía que iba a acudir más gente. Aunque como suele decirse, mejor pocos y bien avenidos…

Las sesiones fueron frenéticas, de intenso trabajo: ponencias, metodologías de trabajo, sesiones de networking, acciones simbólicas para la sociedad… Y en medio de todo ello, fuimos capaces de sacar algunas conclusiones interesantes:

  1. Las personas que integramos eCivis no estamos locas. Nuestros proyectos tienen sentido, son compartidos, existen con matices en otras ciudades, con otros nombres, con otras personas.
  2. El concepto del emprendimiento que compartimos y nos esforzamos por difundir es real, y se implanta con fuerza creciente bajo fórmulas informales, con dinámicas novedosas, innovadoras…
  3. El urbanismo participativo, donde son las personas las que comparten sus ideas de ciudad amable, tiene pleno sentido. Y nos complace, especialmente cuando estamos en pleno proceso creativo del Día de Europa 2016 y uno de los ejes era precisamente el modelo de ciudad para la ciudadanía. Hemos entablado conversaciones con personas muy interesantes, con proyectos atractivos y de plena actualidad.
  4. Existen proyectos por ahí que compartimos, que nos alucinan, y que queremos poner en marcha en nuestro entorno local. Porque pensamos que son necesarios. Porque nos reafirman en la idea de que las personas somos necesarias para crear, para mejorar, para construir una sociedad mejor.
  5. Participar en este tipo de eventos es necesario, porque aunque no tengas nada en concreto, nada material, te pone frente al espejo y la verdad, no nos vemos tan mal😉

Sigamos pues nuestro camino. Pensamos que hay recorrido para hacer cosas al menos útiles para nuestro entorno local.

¿Nos veremos en el III Foro? Veremos…

12038682_1157098237638162_3044499331924706173_o

El teatro, herramienta para la coeducación en igualdad

cooks-842244_1280

Hace un par de años me preguntaron ¿Sabes lo que es el teatro fórum?. Por supuesto, mi respuesta fue inmediata. Si sabía lo que era el cine-forum era de suponer que la diferencia se limitaba a la manifestación artística: cine por teatro. No. Es algo más. En el teatro fórum la audiencia, el público es participe de la obra. Tú espectador, espectadora, defines el final y co-interpretas, junto con actores y actrices profesionales la obra teatral.

Curiosamente, transcurrido el tiempo, yo misma estoy aportando mi granito de arena a este formato artístico tan participativo, tan enriquecedor. ¡Quién me lo iba a decir!. El aunar teatro-forum e igualdad ha sido una gran idea solidaria e innovadora de Utopian y de esta asociación eCivis con la que me siento tan identificada.

Nuestro proyecto de colaboración “Coeducando en igualdad” continuará próximamente. Hemos desarrollado ya 6 talleres de una hora de duración con niños y niñas de 7 y 8 años de los centros educativos de Getxo. Para mí, es todo un orgullo formar parte de este”pequeño-gran”proyecto. Arantza, Aintza y Carlos de Utopian son tres grandes profesionales. Con qué sensibilidad trabajan, integran y hacen participes a los niños y niñas en la escenificación de hechos cotidianos desiguales para reconvertirlos en escenas de respeto a la igualdad de género. Estoy segura que esos mensajes “teatralizados” calarán, sin duda. Aprenden a compartir los espacios en el tiempo de recreo, a comprender que los regalos “no tienen género” ni diferencias de colores: pueden ser azules, rosas, …; si eres una niña puedes pedir un Skate, si eres un niño, por qué no, un pijama de hello kitty. Poco a poco y como un terrón de azúcar los esterotipos de género se irán diluyendo, sin prisas, pero sin pausas, hasta su completa disolución en nuestra sociedad, en nuestras familias, en nuestros entornos cercanos.

poppy-726267_1280

Porque creemos en las pequeñas cosas, en las pequeñas semillas, en los pequeños proyectos continuaremos este año con las sesiones de teatro fórum y la igualdad. El año próximo, será el tiempo de engrandecer y consolidar el proyecto continuando con el apoyo económico del Área de Igualdad del Ayuntamiento y la profesionalidad y sensibilidad en el valor de la igualdad del equipo de teatro: Arantza, Aintza y Carlos de Utopian.

En breve, contaremos los resultados de esta experiencia piloto de las 10 sesiones. ¡¡Seguro que magnifica!.

El teatro como motor del cambio

dance-430554_1280

En eCivis llevamos ya unos meses conociendo una dimensión hasta ahora desconocida de las artes escénicas, y su capacidad, directamente aplicada y expuesta sin ambages, de provocar un cambio en nuestro entorno y en nuestra ciudadanía.

Que la cultura es un poderoso instrumento de incidencia política, un revulsivo ante situaciones imposibles, y una herramienta de imprescindible recurso para hacer despertar a la ciudadanía, es algo por todas las personas conocido. Con lástima recordamos a personas insustituibles del mundo del teatro o de la música, que han sufrido persecuciones, torturas e incluso la muerte, por intentar construir un mundo mejor.

Sin embargo, en la sociedad que disfrutamos en este momento, instalada en su zona de confort, nos habíamos desprendido de esta faceta, y nos habíamos quedado en la capa superficial del mero ocio y del disfrute.

Ha sido en Latinoamérica donde su particular idiosincrasia ha movilizado a las artes escénicas para impulsar movimientos ciudadanos. Pequeños, tal vez, pero suficientes para que las personas participantes tomen conciencia de su condición ciudadana y de su derecho a alzar la voz y dar a conocer su posición. Desde aquí, el salto a Europa era sólo cuestión de tiempo, y ha sido este momento de coyuntura crítica y de reflexión la que ha favorecido la aplicación de estas iniciativas en nuestro entorno.

Teatro fórum, teatro comunitario… son iniciativas que apuestan por el desarrollo de audiencias respecto a colectivos hasta ahora alejados del mundo escénico, relegados a otros espacios. Si el primero invita, necesita de la participación de la persona espectadora que se convierte así en persona espect-actora, el segundo reclama de colectivos diversos su compromiso con el entorno que quiere y la manera de expresar esa necesidad como obra de teatro que se representa al resto de la comunidad para provocar el debate desde la conciencia colectiva.

identity-792366_1280

Para eCivis es una auténtico gustazo haber establecido contacto con estas dinámicas, puesto que nos parecen innovadoras y favorecedoras de espacios nuevos para la participación ciudadana.

Quo vadis, Europa????

982468_1

En los últimos días, hemos despedido las vacaciones de verano con el amargo sabor de boca de las imágenes de personas atacadas con gases lacrimógenos cuando intentaban cruzar unas fronteras que en principio se supone que les lleva a un mundo mejor. Al menos, a un mundo sin guerras.

VERGÜENZA E HIPOCRESÍA DE UNA EUROPA DECADENTE

Cuando ya nos habíamos acostumbrado a tomarnos el gazpacho con las imágenes de los subsaharianos envueltos en papel de plata saliendo del mar en Cádiz, y cuando el tema de la inmigración era un asuntillo que salía solamente de vez en cuando en las reuniones familiares, cuando el golfo de turno se las daba de espabilado con esos argumentos tan nuestros de piel de toro y tan fatuos y demagógicos… Cuando ya nos habíamos acostumbrado… llegan ahora estas imágenes. Esas imágenes que como digo siempre, las pones en blanco y negro y parece que son de tu bisabuela en la frontera con Francia, o de esas pelis de alemanes, como dice mi madre, o de los documentales que vemos en los canales de pago, con esas personas desarrapadas, aterradas, con miradas perdidas y sonrisa desvaída, nerviosa, ausente…

ffdf03e4-82b1-11df-acc7-002185ce6064_8

Esas imágenes de personas que atraviesan andando fronteras y más fronteras. Con niños pequeños, personas mayores en sillas de ruedas, mujeres embarazadas… Lo que dejan es peor que a lo que se enfrentan… o eso piensan ellos. Y mientras agachamos la mirada a nuestro plato veraniego y nos lamentamos (qué vergüenza, Europa no hace nada, patatín patatán), acto seguido nos quejamos de ese marroquí fíjate que llevaba años cobrando un pastizal de la RGI, o del mantero que oye, si yo fuera relojero no me haría gracia que vendiera relojes frente a mi tienda. O mira, es que esta gente de fuera se mete a vivir en cualquier sitio y luego igual la montan…

Todo da bastante pena y pavor cuando vemos la tele. Igual es que nos pensamos que es una película más. Pero no. Es real. La gente está huyendo de sus casas porque hay guerras. No por fastidiarnos ni por hacer turismo. Huye porque hay violencia y guerra Hay muchas guerras. Y de muchas de ellas, de casi todas, nosotros y nosotras, con nuestros móviles, con nuestra gasolina (qué cara, cuánto sube todo), con nuestra vida, construida a su costa, somos de alguna manera responsables.

TOC TOC… EUROPA, ¿ESTÁS AHÍ?

Es evidente que Europa tiene que dar el callo y estar a la altura de las circunstancias. Personalmente lo pongo en duda teniendo en cuenta los precedentes. Eso de “Unión” es cada vez más un eufemismo, y ante cualquier crisis, los pilares del proceso de construcción europea se tambalean escandalosamente. Europa, se te ha visto el plumero. Ahora ya no hay tiempo de poner puertas al mar. Se ha desbordado el pantano y el agua comienza a subir. Y todos los frentes se acumulan: una crisis que no termina de desaparecer y que amenaza con reengancharse a otra, una ciudadanía desapegada cada vez más, ávida de soluciones rápidas a problemas que vienen de lejos (y a la Historia me remito, lo peligrosa que es esa necesidad), y una marabunta de personas necesitadas de paz que huyen hacia una promesa de mundo mejor. Mezcla todo en la coctelera y aléjate porque esto explota seguro.

high-water-392707_1280

¿QUÉ ES LA SOLIDARIDAD? ¿UNA LIMOSNA? SEAMOS SERIOS, POR FAVOR…

A la ciudadanía europea se nos pide solidaridad. Y también a quienes nos gobiernan. Es evidente, es de sentido común, es de ser humano. Mira que es necesario recordarlo, sobre todo ante tanto descerebrado que anda suelto y que sigue empecinado en lavar el cerebro al personal…

solidarity-649713_1280 (1)

Para mí, hablar de solidaridad no puede ni debe confundirse con caridad. Además de esto, es preciso articular políticas estructurales en Europa y en cada uno de sus países miembros. Porque no se trata de ser un país únicamente caritativo, sino constructivo. Se trata de articular políticas sociales y económicas que favorezcan un crecimiento compartido y sostenido. Que animen a trabajar conjuntamente sin la tentación de defraudar. Se trata de buscar medidas ingeniosas para aprovechar el conocimiento, las capacidades de estas personas que llegan, jóvenes en su mayoría, muchos con envidiable preparación, y que pueden aportar mucho a nuestra decadente sociedad. Algunas personas al leer esto estarán tentadas de lanzar los habituales comentarios de “primero los de aquí, la juventud de aquí se tiene que marchar”… Tal vez si esas políticas se pusieran en marcha, muchas personas no se marcharían, y habría posibilidades para todas aquellas que quisieran trabajar.

Además, la solidaridad requiere ánimo de cooperar, de compartir, huyendo de eufemismos denostados y desgastados. Requiere dejar de mirarnos al ombligo, dejar de esquilmar al sur, dejar de vivir en paz a costa de la guerra y del sufrimiento de tantas y tantas personas… El mero hecho de nacer en un sitio o en otro no nos debería hacer mejores, ni sentirnos más seguros… Pero claro, esto es una utopía…

Sin duda, un berenjenal de complejidad considerable. Esperemos, por el bien de las generaciones venideras, que tenga una solución razonable, solidaria y sobre todo, constructiva.

Emprendimiento y ¿cachondeo?

people-314481_1280

Hace unos días nos hemos desayunado con una nueva convocatoria de esas que quieren promover la actividad de las personas emprendedoras, y si son menores de 35 años, con más razón. Una convocatoria de esas que se sacan en pleno mes de agosto, cuando el BOE resulta de obligada lectura entre siesta, descanso, playa o lo que se tercie. Y con veinte días hábiles escasos para preparar todo el tinglado que suele venir adosado a este tipo de convocatorias.

Seamos claros. Que este tipo de convocatorias son útiles, no lo negamos. A nadie le amarga un dulce, y un colchón para empezar la aventura emprendedora viene bien a cualquiera (no sólo a los menores de 35, ojo). Ahora bien, sacarla en pleno agosto y con tan breve plazo, resulta un poco sospechoso, ¿no os parece?

LA “MODA” DE LAS CONVOCATORIAS “EXPRES”.

Tal y como se presenta, parece que se convocan como manera de salvar la imagen institucional de apoyo a empresas, personas emprendedoras o lo que surja, sin desangrar demasiado el bolsillo público (serán pocos los proyectos que se presenten, supongo que pensarán), o bien por un rocambolesco ejercicio de pedagogía cívica, obligando al respetable a leer el BOE todos los días para buscar algo de interés.

No niego que como ciudadanos y ciudadanas, en teoría es una responsabilidad esa la de leer el BOE, que nos viene recogida en diferentes almanaques jurídicos. Claro que del dicho al hecho… Y en cualquier caso, se nos antoja como una mala praxis si hacemos un viaje en el tiempo y recordamos cuándo y cómo salían antes este tipo de convocatorias. Que también las había. Pero en agosto, raro raro…

¿QUÉ ES UNA SOCIEDAD EMPRENDEDORA?

Nos hemos metido en un remolino de fomento del emprendimiento por todas partes, que casi parece que si no te animas a montar una empresa eres tonto de baba o algo así. Cuando hace nada, los chavales y las chavalas se iban a la obra cantando la de los tres cerditos porque la idea de forrarse rápido era un ejemplo a seguir para muchos y muchas.

Es un problema de raíz el suponer que con esta sangría de convocatorias, rocambolescas, con plazos absurdos y tiempos ridículos de respuesta, se va a incentivar el espíritu emprendedor. Por mucho que supuestamente estemos obligados a leer el BOE (quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra), perdonen si les digo que estamos pidiendo peras al olmo.

Una sociedad de personas emprendedoras no se construye tirando de talonario a los cuatro proyectos que tengan a bien presentarse, ni montando chiringuitos de startup por doquier. Ni con charlas TED, de gurús, coaches, CEOs’ y demás cuadrilla.

human-567566_1280

Una sociedad de personas emprendedoras se construye con políticas de educación que no sean cortoplacistas, ni electoralistas, que piensen en construir ciudadanos y ciudadanas comprometidas, innovadoras, sin temor al fracaso, con ganas de construir, y no de medrar. De estas políticas, algunas personas saldrán empresarias, otras botijeras y muchas otras fantásticas profesionales, padres y madres de familia, estupendas vecinas y mejores colegas. Pero lo que me queda claro es que así, sí tendremos esa sociedad que buscamos.

 

Lo que pasa es que se tarda más de cuatro años. Una lástima para nuestra ciudadanía, esa a la que se suele pedir el voto.

Vence y convence con un elevator pitch

Elevator pitch es el discurso del ascensor, en nuestra versión castellana. Su origen se remonta a una escena de la película Working Girl (Armas de Mujer). ¿ La recordáis? En ella la protagonista, papel interpretado por Melanie Griffith, aprovecha la oportunidad que tiene al coincidir en el ascensor con un importante magnate para convencerlo sobre su idea en el escaso tiempo mientras el ascensor sube. La idea había sido robada por su jefa. Así, en un acto reivindicativo y con gran brevedad le expone la idea, capta el interés, e idea en acción, en marcha.

COMUNICAR CON CLARIDAD

Esta estrategia se puede considerar una herramienta de comunicación en sí misma. El comunicar con claridad, con brevedad el mensaje, que la persona receptora lo entienda y empatice con lo que se ha trasmitido es toda una habilidad personal. Un argumento claro y conciso condimentado con una pizca de pasión sirve tanto “para un roto que para un descosido”: para la búsqueda de financiación de tu proyecto empresarial, para realizar un discurso convincente, para crear interés en materias determinadas, para aumentar audiencia…

group-239251_1280

HAZ ATRACTIVO TU DISCURSO

La participación democrática ciudadana parte de un compromiso personal, pero los movimientos, las plataformas ciudadanas, surgen de la capacidad de algunas personas en su impulso, en su activación. El liderazgo se compone de muchos “elevator pitch”. De muchos pequeños discursos atractivos, sugerentes, con pequeños y grandes impactos en lo emocional de las y los ciudadanos. Son revulsivos, te agitan la conciencia social, se transforman en acicates, te movilizan. Te sitúan en el punto de arranque de tu activismo social. Y, para continuar y no decaer por el camino necesitas, también, elevator pitch de forma continuada. Unas veces empatizas inmediatamente con los discursos de otras personas, te solidarizas y los interioralizas.. Otras, te trabajas y elaboras a nivel interno el argumento y posteriormente lanzas tu mensaje, tu elevator pitch. Y sorprendentemente, convences, se solidarizan contigo, apuestan por el mismo objetivo e incluso te apoyan con financiación para conseguirlo. ¡Eureka!. ¡Tu elevator pitch ha alcanzado el éxito!

cropped-children-479692_1280.jpg

¿Otra economía es posible?

A la vista de los resultados más inmediatos, parece que el Estado de Bienestar es incompatible con un sistema de producción eficiente. Si por Estado de Bienestar significamos el reconocimiento de un conjunto de derechos sociales y económicos fundamentales para poder construir una sociedad comprometida y de calidad, casi podríamos decir que el respeto de los mismos (derecho a un empleo digno, vivienda,…) queda en entredicho con el sistema económico actual.

Y es que por mucho que nos quieran vender con esto de la responsabilidad social aplicado al contexto económico, la quiebra la encontramos en un mercado (laboral, productivo, financiero), donde lo que prima es la acumulación de beneficios económicos sobre el beneficio social, sobre el impacto escalable en nuestro entorno, en nuestra comunidad más cercana. El beneficio global se contabiliza en términos económicos, contantes y sonantes, mientras que aspectos a medio plazo fundamentales para esa sostenibilidad del modelo, tales como la cobertura de necesidades vitales para todas las personas, la conciliación con la vida personal o la racionalización de los horarios de trabajo, quedan en un segundo plano.

solidarity-649713_1280

La economía social… ¿es la alternativa?

En esta situación quebradiza y crítica, donde nos movemos por inercia, pero con malos vientos para el futuro, es donde emerge la economía social y solidaria, un nuevo giro a esto de ganarse las lentejas pero sin dejar sin ellas al resto del respetable. Un nuevo modelo sostenible, posible, que supone repensar las relaciones económicas desde unos parámetros completamente diferentes, donde la prioridad no está tanto en lo contante y lo sonante, sino en aquello silencioso pero tan necesario como es la satisfacción vital de las personas.

Es la economía por la que estamos apostando desde eCivis. Porque pensamos que puede ser una alternativa para muchas familias y personas que en este momento están en un fondo complicado. Ahí queremos estar. Donde se persigue construir relaciones de producción y distribución basadas en la justicia, la cooperación, la reciprocidad y la ayuda mutua.

El verdadero cambio social debería venir de la mano de la promoción de alternativas económicas, basadas en patrones diferentes. Y no lo decimos desde eCivis. Algunos economistas ya han adelantado estas ideas, y para nada resultan utópicas. El ganar-ganar debe reinterpretarse, porque no todo es igual.

Con las piedras del camino construyo mi castillo

Cuando las cosas no salen como una se espera, siempre te encuentras con gente a tu alrededor que muestra sorpresa cuando les dices que vas a seguir intentándolo.

Hay en este país, como ya nos vienen diciendo últimamente, poca cultura del fracaso. Llevamos tanto tiempo con el sambenito de los tontos de Europa, que nos llevará tiempo quitarnos ese complejo de encima, y por tanto, ante cualquier fracaso lo que suena normal es tirar la toalla, y a otra cosa mariposa.

No voy a negar que hay veces que no queda otro remedio, tampoco es cuestión de tener más moral que el Alcoyano y darte contra la pared con espíritu masoquista. Pero en ocasiones, eres consciente de que tu proyecto es necesario, que vale, y que no sale por circunstancias puntuales, de índole política, económica… Y hay que seguir peleando.

cairn-694513_1280

Una piedra en el camino no es siempre un muro inexpugnable. Hay que recogerla y pulir sus imperfecciones. Para utilizarla en la construcción de nuestro castillo, de nuestro proyecto.

Saber decir “no”, “no sé”, “no puedo”…

Últimamente nos estamos encontrando con perfiles de personas que, en una primera toma de contacto, parecen profesionales, que asumen un compromiso contigo y da la sensación de que la acción a realizar va a tirar para adelante, pero luego al final comienzan a darte largas, y te encuentras de buenas a primeras con la soga al cuello y buscando una solución in extremis a algo que para ti y tu proyecto es importante.

cry-62326_1280

A mí esto me suena como un defecto de inteligencia emocional, a un problema en la gestión de nuestras emociones. Porque si no puedes, no quieres, no te ves capaz de llevar algo a cabo, pues mejor que lo digas desde el principio y no marear la perdiz, ¿no?.

Esto ocurre en la vida personal, pero también en la profesional, y cuando estás abordando proyectos de emprendimiento es bastante habitual. La gente te escucha con interés, da la sensación que te entienden, pero luego…

EVITAR MALENTENDIDOS

Tal vez el uso de las redes sociales y el entorno 2.0 nos ha llevado a prolongar la lectura en diagonal también a la comunicación presencial, y esto no es bueno. Porque al final se producen malentendidos que no dejan buen sabor de boca, y cortan de raíz el germen de futuras colaboraciones profesionales.

eyes-681611_1280

Así que a trabajar estas habilidades, si queremos movernos con soltura en las relaciones personales y profesionales.

Justicia, caridad, economía… Grecia

Mañana nublosa de julio, de esas que tenemos, más a menudo de lo que nos gustaría por aquí, por el Norte, ganas de leer algo distinto, así como una de esas novelas negras que te desconectan del mundo y te sitúan en el crimen. Por ella voy a la biblioteca. Conversación entablada con la bibliotecaria, en plan totalmente coloquial. ¿Qué cómo terminasteis con aquel proyecto sobre Europa?. ¿Ese de la exposición y el debate con europarlamentarias europeas?, ¿Se refería a nuestro proyecto ya ejecutado: “30 años de Getxo en la Unión Europea”, Yo, con la cabeza puesta en la “novela negra” sobre la situación de Grecia, foto de unos comedores sociales de una orden religiosa que sale en la prensa de hoy, en el revoloteo de mi mente entre conceptos de justicia, caridad y economía. Economía, por supuesto, con el significado de dinero. En definitiva, de la ciudadanía griega necesitada, con grandes carencias. Y pienso, “el proyecto salió medianamente bien, dadas las circunstancias, pero con la que está cayendo con Grecia, queda todo bastante en entredicho…

coins-361488_1280

Estaba casi segura que el salto de caridad a justicia ya se había dado. Con los acontecimientos de Grecia lo pongo en duda. Caridad, en mi humilde modo de entender, sigue teniendo connotación religiosa y parte de la voluntad de dar por parte de una persona u organización. Aunque ese fue el origen de Caritas, hay que reconocer que ha evolucionado hacia el concepto de Justicia. Bien, me gusta, me identifico con esa evolución. Justicia es un derecho humano. Por tanto, se debe y se puede reivindicar. ¿Con Grecia que se ha hecho?. Caridad o Justicia?… Qué difícil es definirlo cuando entra en juego el tercer concepto “Economía”: prestamos financieros, dinero, rescate… ¿Revancha?

En estos momentos el Parlamento griego ha sometido a votación las medidas draconianas que le impone la Unión Europea para conceder al país el tercer rescate que ya han solicitado. ¿Es justo empobrecer más a la población de lo que se encuentra?. ¿ha sido caridad lo que ha hecho la troika concediendo otro rescate al pueblo griego, a costa de los otros países de la zona euro?. Si pones en el mismo puchero caridad, justicia y dinero el resultado es austeridad: incomible.

Es claro que el proceso de construcción europea ha quedado tocado. Que ya no es de la ciudadanía. En roman paladino… se les ha visto el plumero… “Nadie conoce”de Mari Jungstedt es el libro en préstamo de la biblioteca. Nadie conoce el futuro de Grecia. Alternaré la lectura de ambas novelas. Espero que en ambas se esclarezca el asesinato y se haga justicia. JUSTICIA, QUE PALABRA TAN GRANDE… Y TAN DIFÍCIL DE ENTENDER….