Europa en las Escuelas. Un curso más

Un año más, nos embarcamos en el propósito de acercar Europa en los centros educativos. Ayer, miércoles 29 de septiembre, estuvimos en el nuevo espacio de co-learning del Colegio Nuestra Señora de Europa, para definir los ejes maestros del nuevo enfoque que nos hemos propuesto para acercar Europa a las niñas y niños de segundo ciclo de Primaria. Ello se suma a la actividad que este centro ya realiza como escuela mentora de la red de Escuelas Embajadoras del Parlamento Europeo, y con la que próximamente trabajaremos en una colaboración de la que os informaremos puntualmente.

Este año nos centramos en los valores europeos, que al final son los de todas las personas, europeas o no europeas. Nos gustaría trabajar cuestiones como la cooperación, la solidaridad, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático. Y otros temas como qué significa ser ciudadano y ciudadana europea. Para ello, se ha diseñado una serie de actividades que aspira a implicar a toda la comunidad educativa, no solamente al alumnado, combinándolo con el uso de las nuevas tecnologías de cara a obtener productos tangibles que nos permitan una difusión adecuada en diferentes canales.

El siguiente reto será hacer todo esto a través de eTwinning. Pero ya os iremos informando.

 

Si nos lees desde un centro educativo y te apetece que nos acerquemos para hablar de Europa con tu alumnado, puedes contactar con nosotras enviando un mail a info@ecivis.eus, o llamando al 636644671, donde te daremos toda la información acerca de nuestra actividad.

Palitos de chupachups, colillas y latas

El domingo 19 de septiembre, nos acercamos a la playa de Arrigunaga (Getxo) para participar en la acción de recogida de plástico organizada por la asociación Ola Sin Plástico. Como bien dicen ellas, “gota a gota se crea un océano”; y tienen razón, porque esta gota nos cayó hace ya unos cuantos meses pero nos ha calado bien, y seguimos con la matraca de #soysostenible, buscando formas de conseguir apoyos para realizar acciones en esta línea. Esto ya lo contaremos en otra ocasión.

En Arrigunaga, la sensación fue la misma que en otras ocasiones. Echas un vistazo rápido y en fin, la cosa no parece tan grave. A primera vista no hay tanta mierda. Lo peor está por llegar, y es cuando das un paseo de esos mirando hacia abajo, fijándote bien en la arena (esto va mucho mejor si te acompaña un niño o una niña, como era mi caso, que se fijan en todo). Entonces sí, es cuando te vas dando cuenta de la magnitud del asunto. Porque si se viera, sería tan evidente, que por pura vergüenza se recogería. O eso quiero pensar. Pero el tema es que son muchas veces micro, semi-enterrados, ocultos entre las rocas por la acción del mar. Y empiezas a sacar. Levantas piedras, escarbas en la arena… y aquello no termina. Y nos invaden sentimientos ambiguos: la satisfacción de llenar los sacos de mierda. Y la tristeza al mismo tiempo al pensar que, si estuviéramos todo el día, seguiríamos llenando sacos.

Estuvimos unas 25 personas repartidas a lo largo y ancho de la playa. Y luego llegó el recuento: más de medio centenar de colillas, un resto de hierro enorme, botellas, latas. Muchas latas. Arremolinadas, restos del botellón. Redes, palitos de chupachups, microplásticos a cascoporro, juguetes abandonados, bolsas, cajas… En fin, mierda al fin y al cabo, para qué vamos a andarnos con eufemismos.

Quienes mirábamos cómo se vaciaban los sacos para hacer el recuento no entendíamos cómo se podía seguir tirando mierda en las playas, en los montes… con tanta alevosía, si es que hay información, formación, suponemos que cierta sensibilización… ¿O no? ¿Es solamente el postureo? Recuerdo un anuncio de mi época en el que salían dos chicas en un baño y una de ellas iba a tirar algo por el inodoro. La otra amiga le dice, “oye, eso no se tira por ahí”. Y la otra dice “bah, total por uno…” Y el slogan del anuncio era “El total es lo que cuenta”. Gota a gota se hace un océano. Ayer, 25 gotas estuvimos sumando por un total más sostenible. Pero siguen siendo muchas otras las personas que piensan que, “total, por una lata, total por una colilla, total…”, engendrando un total difícil de gestionar.

Esto es cosa de todas. Por eso me pareció estupendo que mi hija, al finalizar la actividad, me dijera que igual no hacía falta apuntarse a esto y que podíamos recoger la mierda algún día sin más, sin quedar necesariamente con nadie. Poco a poco, el océano va tomando forma. Gracias.

II Edición de Musika eta Zure Begirada

Un año más, y van dos, nos ponemos en marcha con el proyecto Musika eta Zure Begirada. El año pasado lo desarrollamos en varios centros educativos de Getxo, con apoyo del área de Igualdad del Ayuntamiento de Getxo y, este año, de momento, abordamos una nueva edición. En este caso, con apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia, y enfocado a asociaciones juveniles.

Musika eta Zure Begirada es un proyecto en red, que realizamos conjuntamente con Emakumusik y con Let’s Dance y, por extensión, con las asociaciones que se sumen a lo largo de estos tres meses de ejecución. Su objetivo es claro: promover el desarrollo de la capacidad crítica de población adolescente de 14 a 16 años del Territorio de Bizkaia, a través del análisis y la creación musical, en relación a construcción de estereotipos de género, violencias y micro-violencias asociadas de cuya incidencia en las relaciones personales y afectivas no somos siempre conscientes. El planteamiento de la intervención pretende partir de la vivencias y experiencias personales del colectivo participante para construir en grupo un espacio de reflexión y creación que incluya todas las sensibilidades que surjan relacionadas con este tema de modo que podamos ampliar nuestra visión y realidad común construida, con la diversidad de los puntos de vista aportados. La herramienta para propiciar esta reflexión y toma de conciencia a través del análisis y la creación es la música.

Sobre la base de la experiencia piloto desarrollada con centros educativos de Getxo el pasado año, hemos incorporado mejoras en el proyecto, modificando la metodología de las sesiones, acotando las franjas de edad, e incorporando sesiones previas de formación para las entidades que participamos, enfocadas a adquirir herramientas para trabajar adecuadamente las relaciones hombre-mujer, sin obviar otro tipo de relaciones entre personas del mismo sexo, con pleno respecto a las personas con identidades sexuales y/ o de género que no se sientan incluidas, ni reconocidas dentro del sistema binario. Para ello, próximamente arrancaremos tres sesiones con Naizen, asociación de familias con menores transexuales, que sin duda resultará enriquecedor en los resultados del proyecto.

Próximamente iniciaremos las sesiones de trabajo con asociaciones de Bilbao, Barakaldo y Getxo, aunque no está cerrada a nivel geográfico. Las dos sesiones tienen un coste simbólico de 30 euros por asociación, ya que la subvención de la Diputación no cubre todos los gastos de la propuesta.

 

Si eres una asociación juvenil y te apetece saber más y participar, puedes contactar con nosotras en el 620237036 o escribiendo un mail a info@ecivis.eus.

 

Nuevo curso, nuevos proyectos

Un nuevo curso, ongi etorri. Aquí estamos de nuevo y… ya van 10.

10 años desde aquel café donde quisimos arreglar el mundo, y terminamos montando este pequeño tinglado, con el que hemos ido tejiendo, poquito a poco, una inmensa red de gente maja, e intentando dejar un pequeño poso de conocimiento y de empoderamiento en la ciudadanía de Getxo y alrededores. A lo largo de estos 10 años hemos hablado de ciudad, de innovación, de Europa, de igualdad, de cooperación… Hemos hecho eventos grandes, eventos pequeños, colaboraciones. Algunos con apoyo económico, otros con muuuuuuuucha imaginación. Presenciales y telemáticos. Con pintxopote o con cafés de puertas abiertas.

Ahora, en este nuevo curso que arrancamos, nos gustaría celebrar estos 10 años de alguna manera. Y hacerlo con vosotros y vosotras claro. Con todas esas personas que de alguna forma, habéis contribuido a que esto sea posible.

Qué mejor manera que celebrarlo que continuar nuestro trabajo. Y así, arrancamos septiembre con proyectos pendientes de resolución. Con ideas para una nueva edición del Día de Europa. Y con una nueva versión de Musika eta Zure Begirada, apoyadas por la Diputación Foral de Bizkaia y colaborando con Emakumusik y Let’s Dance, en plan trío de ases para seguir aprendiendo, colaborando y contribuyendo a construir espacios de reflexión, análisis crítico y empoderamiento frente a los discursos de discriminación y violencia. Esta nueva edición de Musika eta Zure Begirada la haremos con asociaciones de Bizkaia, sobre todo de Bilbao, Barakaldo y Getxo, y tenemos muchísima ilusión y ganas de construir ideas chulas y potentes de la mano de las personas participantes. Iremos dando cuenta de los resultados en redes sociales, y esperamos poder contaros más cositas en las próximas semanas.

Además, tenemos otras ideas en mente. El galimatías de los Fondos Next, el tema del consumo de energía eléctrica, y nuestra apuesta por generar debate en torno a la sostenibilidad, son algunas de las cosas en las que nos gustaría enredarnos.

Volvemos con ganas, y esperamos ir contando cómo va todo en nuestros perfiles de redes sociales. Así que, os esperamos.