Entradas

INCUNA FILM FEST 2018

INCUNA IFF será el primer festival del mundo dedicado al patrimonio industrial y paisajes culturales, y presentará largometrajes y cortometrajes de ficción y no ficción de cualquier nacionalidad, cuya temática está relacionada con el patrimonio industrial material e inmaterial y los paisajes culturales que lo interpretan.

Se desarrollará del 20 al 23 de septiembre en Gijón, Avilés y Langreo y la entrada es gratuita hasta completar aforo, con talleres en paralelo, impartidos por profesionales reconocidos, tanto del mundo de la arquitectura como de la cultura en general.

No te lo puedes perder, tienes toda la información en http://incunafilmfest.com/.

Una manera diferente de disfrutar de nuestro patrimonio, en el marco del Año Europeo del Patrimonio Cultural.

Protocolo de puesta en valor. Necesitamos a la ciudadanía

La asociación getxotarra eCivis está colaborando con el Grupo de Investigación en Patrimonio Construido (GPAC) de la Universidad del País Vasco, en el estudio que están desarrollando para poner en marcha un Protocolo de puesta en valor integral aplicado a edificios residenciales del sXX” en la CAPV.

Es este un proyecto desarrollado bajo la dirección de Arturo Azpeitia, Doctor por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), personal investigador de esta Universidad y arqueólogo colaborador en la empresa QARK, S.L.

El protocolo se concibe como un concepto global, que pretende facilitar la incorporación de estos edificios dentro de un paradigma de la sostenibilidad, en su vertiente ambiental, económica y social. Esto es, contemplando los diferentes enfoques/dimensiones que los componen (material, inmaterial, cultural).

Con este protocolo se pretende, entre otros objetivos:

  1. Desarrollo de un sistema de criterios para la identificación del patrimonio residencial urbano del S.XX.
  2. Registro y análisis de la información obtenida a partir del proceso de identificación.
  3. Diseño de estrategias de gestión centrada en aportar soluciones frente a los siguientes parámetros:
    1. Vulnerabilidad social
    2. Problemas de habitabilidad y diseño.
    3. Problemas de desusos y abandono edificios.
    4. Accesibilidad y eficiencia energética.
    5. Problemas de los entornos.
  4. Diseño de mecanismos de difusión versátiles y recursos multimedia específicos aplicados al ámbito de estudio seleccionado.

En el caso concreto de Getxo, se ha identificado un conjunto de barrios cuyos edificios reúnen las características de este estudio, y dada la importancia que reviste la participación ciudadana en esta investigación, han contactado con eCivis para que participe como entidad facilitadora, haciendo llegar las encuestas referidas a diferentes barrios y entornos de Getxo, a las asociaciones y organizaciones del municipio.

Si quieres expresar tu opinión sobre el entorno de Getxo y participar en las encuestas, puedes contactar con eCivis en el teléfono 620.237.036, o a través de su correo electrónico, info@ecivis.eus.

Ficha Asociaciones_Las Arenas

Ficha Asociaciones_Romo

Ficha Asociaciones_Algorta

La Encartada, la Fábrica Museo

El pasado viernes 15 de junio disfrutamos de la segunda comida-coloquio, en el marco de “Los Encuentros de eCivis“, una iniciativa que hemos lanzado este año y que tiene como objetivo promover diálogos y encuentros informales entre la ciudadanía, a partir de un tema concreto. Si en febrero charlamos sobre STEM y mujer con Beatriz López, en esta ocasión hemos charlado sobre patrimonio cultural, igualdad de género y educación con María José Torrecilla, técnica de conservación y responsable del programa educativo del Museo Fábrica La Encartada.

En el espacio de la Escuela de Hostelería de Fadura, unas 15 personas mantuvimos una charla interesante y distendida sobre la preservación de nuestro patrimonio, la necesidad de su conservación, la necesidad de su puesta en valor y conocimiento por parte de la ciudadanía, especialmente por parte de la juventud; así como la necesaria implicación de la clase política y de las administraciones, en ocasiones más preocupadas por la rentabilidad político-económica a corto plazo más que por la preservación de elementos sustanciales para entender nuestra identidad, nuestro presenta y nuestro futuro.

María José Torrecilla es una mujer implicada y enamorada de su trabajo. Es de esas personas con las que al hablar te da el subidón y te entran ganas de hacer cosas. Escucharle hablar de La Encartada era como retrotraerse en el tiempo y ver sus máquinas a pleno rendimiento, una fábrica textil que supuso

una revolución en su momento, y que, en lo que se refiere a la construcción de modelos de igualdad entre hombres y mujeres, puso también su granito de arena, impulsada por las necesidades del sector en muchos casos. Pero ahí quedó.

El debate en los cafés nos dejó algunas frases para la reflexión, y que no por ya haberlas oído en otros espacios, no dejan de ser necesarias en su reiteración:

  • La función de los museos es la educación de la sociedad. En efecto, el museo puede ser un soporte tan bueno como cualquier otro para educar, y no sólo en aquello que expone o contiene, sino también sobre igualdad. Esto adquiere especial relevancia en este tipo de museos, referidos a la industria, y en concreto y por lo que se refiere a La Encartada, en un sector como el textil, con una presencia significativa de mujeres en su plantilla.
  • El museo debe ser un elemento inclusivo de la comunidad, trabajando para ella, pero también con ella. Esto es así en el caso de La Encartada, donde el pueblo de Balmaseda se implica en los actos de teatralización de una jornada en la fábrica, el domingo más próximo al 8 de marzo. No os lo podéis perder.
  • El patrimonio hay que moverlo. Hay que sacar el patrimonio a la calle, darlo a conocer a la ciudadanía.

Sin duda, María José Torrecilla y La Encartada hacen gala de este trinomio y lo llevan a la práctica en las diferentes actividades que explicó en la comida-coloquio, y en las que esperamos poder participar en breve. De momento, nos llevamos el obsequio de La Encartada y María José, un maravilloso libro sobre el Museo, y la invitación a acudir al mismo.

Desde aquí os invitamos a no perder la oportunidad de visitar el Museo Fábrica La Encartada, así como de otros muchos espacios de nuestro patrimonio cultural, que conforman nuestro paisaje y nuestra identidad.

Más allá del Año Europeo del Patrimonio

Después de las mesas redondas celebradas la semana pasada en torno al Día de Europa, cerramos el ciclo de firmas invitadas con la participación en esta ocasión de María Peraita Tajadura, Arquitecta investigadora en el Grupo de Investigación en Patrimonio Construido (GPAC) y en la Cátedra UNESCO de “Paisajes Culturales y Patrimonio” de la UPV/EHU, y que participó como una de nuestras ponentes en la mesa del día 9 de mayo. Desde aquí nos gustaría agradecer de corazón su colaboración intensa con eCivis en los preparativos del evento del Día de Europa. Sus consejos fueron vitales para adentrarnos en el mundo del patrimonio cultural sin la osadía de la ignorancia. Eskerrik asko.

_________________________________________________________________________________________

Este año, como cada año, la Unión Europea ha decidido poner su atención sobre un aspecto determinante a la hora de reforzar la identidad europea. Y así, del mismo modo que lo fueron el desarrollo, la ciudadanía, el diálogo intercultural o la creatividad y la innovación, en 2018 el foco apunta directamente al patrimonio cultural como una pieza clave e ineludible en esta construcción de Europa.

Europa, Patrimonio, Diversidad

La pertinencia de este reconocimiento no puede pasarse por alto, del mismo modo que tampoco pueden obviarse algunos de los postulados con que se justifica esta elección. Europa habla de patrimonio y lo hace reconociendo su diversidad, sus múltiples valores y su papel en el refuerzo de la identidad social, consciente de su potencial para la cohesión y de su fuerza integradora en un momento en el que el concepto-Europa parece diluirse en un mar de identidades locales. Para ello, recurre y mantiene vivos aquellos mensajes ya recogidos en algunos documentos internacionales, cuando hace años se definían los principios para la conservación y restauración del patrimonio edificado, en una carta firmada en Cracovia, desde la perspectiva de la pluralidad social y la multiplicidad de valores: el patrimonio es testigo de la historia y es memoria de los pueblos.

Superamos con ello ideas limitadoras que definían las construcciones como espacios inertes, estáticos, meros contenedores de movimientos y reconocemos que constituyen lugares únicos, vividos y vivos, cambiantes, que evolucionan con el tiempo como consecuencia de las relaciones humanas que se establecen en su seno. Lugares que son así interpretados, percibidos y valorados de distinto modo según los ojos de quien los mire. Lugares que son mucho más que piezas de museo, suponen libros abiertos donde cada época es una página más en este relato común.

Patrimonio cultural, constructor de nuestra memoria colectiva

Por ello, sólo desde su reconocimiento colectivo, el patrimonio será sostenible en el tiempo. Sólo desde el apoyo ciudadano podrá convertirse en un verdadero recurso social… y, por ende, económico –recurriendo al aspecto más pragmático de la cuestión que nos ocupa y que es, precisamente, la que garantiza su conservación-. Y precisamente por ello debemos tener presente que, en este afán por celebrar y festejar, no podemos olvidar que pasado 2018 el patrimonio cultural seguirá conformando nuestra memoria, del mismo modo que conformó la de nuestros antepasados y antepasadas y, sólo si nos implicamos con él, la de generaciones futuras.

Patrimonio Cultural, esencia de nuestra ciudadanía

Contamos esta semana con una persona de excepción, que amablemente ha accedido a compartir en nuestro blog, sus reflexiones en torno al patrimonio. Todo ello en el contexto del Día de Europa, que en su IV edición versará sobre Patrimonio Cultural, Turismo y Desarrollo Sostenible. Hablamos de Andoni Iturbe, Director General de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia, que participará como ponente en la mesa de arranque que tendrá lugar el próximo martes 8 de mayo a partir de las 18.30, en Getxo Elkartegia.

_________________________________________________________________________________________

Nuestra sociedad está viviendo un cambio de paradigma. El paso de la era industrial a la era del conocimiento produce cambios significativos a un ritmo acelerado y términos como: globalización, sociedad de la información, sociedad del conocimiento, innovación, talento, creatividad, sostenibilidad, revolución 4.0, etc., se han ido incorporando a nuestro vocabulario habitual. Cada día resultan más presentes, tal vez inevitablemente, en nuestras profesiones y nuestras vidas.

En todo este proceso de cambio, el Patrimonio Cultural es una pieza única e indispensable, en primer lugar para comprender la evolución de nuestra comunidad y en segundo lugar, para no obviar la importancia que tiene en nuestro ámbito más próximo la transmisión de valores, sin olvidar la potencialidad de desarrollo que atesora en su seno, más allá de su manido “valor anecdótico”.

Las barreras del conocimiento parcelado las hemos tenido que superar definitivamente y la participación constructiva ha venido para quedarse. En ello tienen mucho que ver también los desarrollos tecnológicos. Como apunta el profesor Castells en la introducción de su libro La ciudad informacional: el mundo es cada vez más plano y puntiagudo.

Pero dicho esto, aún nos queda camino por recorrer y aspectos a mejorar. Hemos avanzado mucho, pero aún hoy día el Patrimonio Cultural precisa de un reconocimiento más amplio por parte de las Instituciones Públicas y de la Sociedad.

Aportan valor público a las Ciudades y al Territorio; por consiguiente a sus ciudadanos:

Valor Público (VP)=Servicio + sostenibilidad + significado. (3S).

Todo ello nos obliga a continuar trabajando por situarnos en el centro de las políticas públicas con mayor determinación. Para ello, necesitamos que esos beneficios sean percibidos de una manera clara y efectiva por el conjunto de agentes participantes y principalmente, por el colectivo que los acoge: la ciudadanía.

El sector cultural en su sentido más amplio, representa una oportunidad de desarrollo que hay que saber gestionar con inteligencia estratégica y emocional. Nos enfrentamos a un escenario complejo, con altas dosis de competitividad, pero al mismo tiempo, cautivador y con un valor único.

Llegados a este punto, no debemos obviar la importancia del sostenimiento. Representa un punto central que en ocasiones no ponderamos adecuadamente. Ello evidentemente debe ir aparejado a una buena selección de prioridades Los recursos son finitos y las demandas amplias, quizá este aspecto requiere un equilibrio responsable más allá de la coyuntura política del momento.

Tenemos antes nosotros un espacio para la reflexión crítica y una oportunidad para la mejora que debemos seguir abordando sin complejos, con madurez suficiente, pero con la responsabilidad de estar gestionando un legado: el futuro público del pasado en el siglo XXI.

Patrimonio Cultural para la IV Edición del Día de Europa

2018 es el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Por eso, este año, la IV Edición del Día de Europa en Getxo girará en torno al patrimonio, con el objetivo de dialogar para fomentar el intercambio de experiencias para la sensibilización y puesta en valor de nuestro patrimonio cultural local y europeo como recurso compartido, y como motor de un verdadero turismo sostenible.

Para ello, con el patrocinio del área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Getxo y del Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia, y la colaboración de otras organizaciones (Cátedra Unesco de Paisajes Culturales y Patrimonio, Centro de Documentación Europea -UPV/EHU), estamos preparando una conjunto de actividades para realizar a lo largo del mes de mayo, a la que estáis todas invitadas.

Estas actividades son las siguientes:

Exposición “Las Huellas del Patrimonio”.

Durante el mes de mayo, te invitamos a pasear entre el Puente Bizkaia y el Monumento a Evaristo Churruca, para conocer qué es esto del patrimonio cultural, acercarnos a las iniciativas, a las realidades que nos acompañan. Un emplazamiento de lujo, en el marco del 125 aniversario del Puente Bizkaia, en cuya agenda de actividades con motivo de tal efeméride tenemos el gusto de formar parte.

Diez huellas que te guiarán y te mostrarán aspectos conocidos, otros no tanto, de Getxo, de Bizkaia, de Euskadi… de otras regiones de Europa que comparten la ilusión de proyectar el patrimonio como motor de una nueva forma de entender el desarrollo social y económico.

Jornadas “Nuestro Patrimonio, experiencias para un turismo sostenible”.

Los días 8 y 9 de mayo, a partir de las 18.30, compartiremos experiencias a nivel regional y europeo donde el patrimonio tiene mucho que decir. Hablaremos de itinerarios literarios, de patrimonio marítimo, de las Galerías Punta Begoña, del Puente Bizkaia … Sigue nuestros perfiles de redes sociales para estar informado del programa que editaremos próximamente.

Para todo ello, eCivis ha conseguido la autorización para utilizar el sello del Año Europeo del Patrimonio Cultural, al entender que es una iniciativa que coincide con los objetivos del Año, y que por tanto resulta de interés para toda la ciudadanía.

Nos gustaría que compartieras con nosotras esta iniciativa, y aún más que compartieras tu experiencia. Sube tu foto a Instagram con los hashtag #GetxoEuropa y #EuropeForCulture, y participa. ¿Qué es para ti el patrimonio? ¿Cuál es el elemento patrimonial que más te gusta de tu entorno?

 

2018, Año Europeo del Patrimonio Cultural

Este año que estrenamos tiene un significado especial en el ámbito de la UE, ya que ha sido declarado como el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Y es bastante probable que sea el último año con este sello tan particular de “Año Europeo”.

Hablar de Patrimonio Cultural Europeo se nos antoja como un intento más de buscar lo común desde la diversidad, de tejer puentes entre las personas para no perder el pulso del proyecto de construcción de una Europa con mayúsculas. Claro está que es a todas luces insuficiente, cuando los hoyos a cubrir son otros de índole social, política y económica, para que realmente esa sensación de pertenencia sea sentida por todas como algo colectivo e inspirador.

Pero no podemos soslayar la oportunidad que se nos brinda para reconocer que, en medio de esta manifiesta incompentecia de la clase política europea para recuperar las riendas de Europa, tenemos en nuestras manos una iniciativa para cuando menos, poner en valor a la cultura como foco de los valores, del compromiso y de la participación ciudadana de los pueblos de Europa.

El Patrimonio Cultural tiene un valor educativo y social, y puede ser motor de desarrollo económico, bien entendido, y bien gestionado. Sugiere lazos con diferentes ámbitos productivos, que se acercan a lo sostenible, a lo innovador, a lo creativo. Se lo contempla desde una dimensión global, alcanzando lo material, lo inmaterial y lo digital, lo que nos puede permitir buscar sinergias y vías de colaboración en un marco muy amplio de trabajo.

Desde eCivis estamos ya trabajando en iniciativas localizadas en este contexto para provocar la reflexión de la ciudadanía sobre lo que significa el patrimonio como elemento que construye nuestra identidad como persona y como pueblo, como sociedad. De manera que a partir de este diagnóstico, seamos capaces de propiciar modelos cocreados para mejorar nuestro entorno social y económico, aprovechando nuestro patrimonio de una manera sostenible.

Promover el patrimonio para un turismo y una sociedad sostenible

Vemos en Getxoberri la noticia de los nuevos paneles informativos situados en la zona del Puerto Viejo de Getxo para dar a conocer nuestro patrimonio como pueblo marinero. Para conocer mejor de dónde venimos, tanto por parte de los vecinos y vecinas como por los/las turistas que nos visitan.

Por un lado, y a nivel de municipio, Getxo tiene enormes posibilidades: paisaje, gastronomía, playa, mar, montaña… Y patrimonio, un patrimonio cultural, histórico y etnográfico apenas conocido y mucho menos aprovechado. La historia de Getxo y sus gentes tiene lazos con la historia cercana de Bizkaia, con la construcción de lo que hoy somos. Como ciudadanas y ciudadanos, creemos que conocer esta parte de nuestro ADN es importante para establecer lazos sociales e intravecinales más estrechos, y de esta forma, tener un compromiso mayor con nuestro entorno y procurar participar para que sea mejor para todas las personas.

Por otro lado, estos paneles se nos presentan como un nuevo ejercicio de conciliación entre patrimonio en sus diversas expresiones y turismo, cosa no siempre sencilla. Y es que en los últimos meses ha cobrado protagonismo el debate sobre el turismo y la búsqueda del equilibrio con la vida cotidiana de la ciudad. Dar a conocer nuestra historia es un reclamo turístico legítimo y muy atractivo. Pero es necesario buscar fórmulas para que el turismo sea rentable, sí, pero también responsable y sostenible. Existen muchas experiencias a compartir y estudiar que seguramente son viables también en Getxo, y que pueden dar con nuevos ámbitos de emprendizaje y crecimiento a nivel local.

Aunamos así innovación social, patrimonio, cultura y turismo, que se suman a las estrategias ya en marcha desde el punto de vista del deporte y la vida saludable. Sin duda, un reclamo altamente sugerente y atractivo. Porque, ¿quién no se siente atraído/a por un municipio que promueve el deporte y la vida saludable en un entorno comprometido con su patrimonio desde un punto de vista sostenible y socialmente responsable?

Desde eCivis sugerimos hacer una reflexión participativa con la ciudadanía para definir rutas y estrategias turísticas que arraiguen el turismo también en Getxo, más allá de ser sitio de paso para los cruceristas, y que resulte sostenible, socialmente innovador y responsable también para los intereses vecinales, desde el punto de vista social, cultural, personal y económico.