Entradas

8 de marzo, la fuerza de la sororidad

Ayer, 8 de marzo, las mujeres hicimos historia. En Getxo, Bilbao, Barcelona… bloqueamos calles y callejuelas en una gran marea en la que los delantales se quedaron en casa, colgados en el balcón.

Esta sociedad nos debe mucho, mucho. Nos debe la igualdad real. No nos basta con la igualdad legal. Legislación, bien, pero no suficiente.

Las mujeres estamos hartas. Soportamos los cuidados de los hijos e hijas, de las personas mayores, las tareas domesticas. El cuidado sigue teniendo nombre de mujer.  En Getxo, impresionante la movilización, se escenificó el rechazo a ese rol otorgado por esta sociedad patriarcal, tirando cubos, recogedores, guantes …El cuidado es cosa de mujeres y hombres. La corresponsabilidad tiene que ir más allá de ese bonito nombre.

Una Cualquiera se va de Huelga Feminista from Las Tejedoras on Vimeo.

La movilización de Bilbao, nos hizo tener la lágrima muchas veces contenida; otras, desparramada por la mejilla. Sororidad entre mujeres en estado puro. Qué magnífica sensación. Avanzábamos de Moyúa hacia la Plaza del Sagrado Corazón  y te encontrabas con amigas, con conocidas, con mujeres luchadoras y cada pasito se jalonaba con multitud de historias de vida. Unas luchas solitarias, otras colectivas, caminos largos con piedras y obstáculos, pero con todo ello ayer estábamos felices, estábamos juntas. ¡Ya no hay vuelta atrás!. La sororidad mueve más que montañas. Hace temblar esta sociedad patriarcal y machista.

Las mujeres con nuestras concentraciones decimos claramente que se termine ya la lacra de crímenes machistas, la brecha salarial, que los hombres pongan en práctica la corresponsabilidad… La voz de 6 millones de mujeres en este país no es una voz de “locas feministas”. Es una demanda social de justicia. Es la fuerza de la sororidad.

Pongámonos las gafas lilas: brevísima crónica

El viernes 2 de febrero hemos realizado la primera comida-coloquio de eCivis, en las instalaciones de la Escuela de Hostelería de Fadura. Nos ha acompañado en esta ocasión Beatriz López, responsable de Marketing Digital de la asociación Emakumeekin. Muchas, muchísimas gracias por dedicarnos un rato de tu tiempo y compartirlo con todas nosotras. Ha sido fantástico poder compartir, y aprender, como siempre.

Hemos estado alrededor de 15 personas, charlando en torno a la mesa que han dispuesto para nosotras en la Escuela de  Hostelería.  Y en torno a esa mesa, se ha hablado de muchas cosas, pero sobre todo  hemos reflexionado sobre formas de hacer, de trabajar, de vivir, que muchas veces tenemos interiorizadas y que en realidad reflejan la clara brecha de género que existe en todo lo relacionado ya no con la empresa en general, sino con la tecnología en particular.

Es necesario, como de hecho ya existen iniciativas, trabajar sin descanso desde la educación para romper estereotipos, con una posición bidireccional, es decir, con las niñas y los niños por un lado, y con la comunidad educativa por otra.

Es necesario ponernos ya las gafas lilas para ser capaces de visualizar y reclamar un espacio para todas y cada una de nosotras, por nuestras capacidades, por nuestras habilidades…

Queda mucho, mucho trabajo por hacer. Pero desde luego en este breve encuentro hemos tomado buena nota de que hay ganas. De mejorar esto y de entrar en muchos otros temas.

Desde eCivis queremos dar las gracias a todas las personas que os habéis acercado. Y esperamos poder contar con vosotras en los siguientes encuentros. Quién sabe si puede ser el inicio de un grupo de tertulias que vaya creando opinión 🙂 (Soñar es libre…).

En breve publicaremos las conclusiones y propuestas que surgieron en el encuentro.

El paisaje atravesado por el género

Las gafas con mirada de género son imprescindibles en la construcción del paisaje. La jornada de igualdad sobre ordenación del territorio “El paisaje atravesado por el género“, organizada por la Catedra Unesco de Paisajes culturales y patrimonio, con la colaboración de la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea y el Ayuntamiento de Getxo, el pasado 10 de octubre nos hizo pensar, reflexionar y verificar la necesidad de la inclusión de la transversalidad de género en los procesos de planificación y ordenación del territorio.

La mañana densa, sÍ. Enriquecedora, también. Las aportaciones y visiones de las magistrales ponentes: Angélica Velasco, Adriana Ciocoletto, Amaia Albéniz, Inés Novella y Griselda Flesler con sus reflexiones y experiencias sobre urbanismo, territorio y perspectiva de género nos han dejado algunas frases, algunos “tuits”, para el recuerdo, para tenerlas muy en cuenta en nuestro día a día, para influir en nuestro pequeño entorno local:

La vida cotidiana desde una perspectiva de género debe vincular las esferas productivas, reproductivas, propias y comunitarias. (Nueva Agenda Urban Habitat)

El modelo de crecimiento debe priorizar la experiencia cotidiana y la diversidad de las personas y no el rendimiento de la sociedad capitalista.

El urbanismo hasta ahora estaba alejado de las realidades y lo existente. Dicotomías entre espacio público y espacio privado y basado en un hombre, tipo-universal.

Debemos recuperar el principio femenino: hombres y mujeres están interconectados con la naturaleza. Revalorizar la naturaleza.

El feminismo debe acoger el ecologismo y la teoría ecologista acoger la teoría feminista para entender y paliar la opresión de las mujeres.

Finalizamos la mañana, con un sol otoñal inmejorable en la playa de Ereaga, visitando las galerías Punta Begoña firmemente convencidas de la inclusión de mirada de género en la construcción de los paisajes, de las ciudades, de nuestra vida cotidiana.