Entradas

Actividad física diaria, un segundo encuentro sobre vida saludable

El pasado miércoles 10 de octubre celebramos la segunda sesión de los encuentros saludables que con el apoyo del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Getxo, estamos realizando de aquí a final de año en la cafetería Glass… más una sorpresa que no os podréis perder en diciembre, y que ya os iremos contando.

En este segundo taller, charlamos con Charo Martín sobre pautas sencillas para llevar una vida activa, saludable y de ocio. Se trata en definitiva, de cómo podemos ser personas activas incluso cuando aparentemente estamos muy ocupadas para dedicarnos a nosotras mismas.

Ser activa no tiene por qué significar hacer deporte de una manera periódica y constante. Podemos ser personas activas realizando actividades muy sencillas que formen parte de nuestra cotidianeidad, disfrutando de nuestro entorno y aprovechando los espacios que nos ofrece la ciudad. De hecho, esta segunda sesión nos ha permitido entrever la importancia de disponer a nivel de nuestros pueblos y ciudades de espacios saludables que favorezcan una vida más activa. La promoción de ciudades activas debe ser uno de los objetivos a nivel institucional, por el impacto social y económico que tiene en la población y por ende, en el desarrollo de nuestras comunidades. Pero ese es tema para otro debate que abordaremos más adelante, y del que os iremos dando más detalles.

Nos ha gustado este segundo taller donde hemos compartido opciones de ocio saludable, como puede ser el senderismo, o recomendaciones para llevar una rutina amigable con nuestro cuerpo (por ejemplo, la postura correcta al escribir, al cargar pesos…).

Te esperamos en la tercera sesión de noviembre, no te la pierdas, daremos detalles de la sorpresa que tenemos preparada para diciembre.

Ciudades Cuidadoras – Santurtzi, 1 de junio

El próximo jueves día 1 se ha organizado una charla de 16.30h a 19.30h con Xavier Gómez Batiste, promotor del movimiento “Ciudades cuidadoras” en Vic, Barcelona. Compartirá su experiencia con todos nosotros con el fin de que podamos iniciar en los municipios de la zona una experiencia similar. La entrada es libre, será en la Casa Torre de Santurtzi.

Menos tagging y más moving

Desde hace unos años nos esforzamos por poner calificativos a todo. La manía del hashtag nos ha abducido, y nada tiene sentido si no va acompañada de este o aquel adjetivo. La ciudad no se ha quedado atrás. La ciudad saludable, la ciudad deportiva, la ciudad sostenible… Adjetivos que nos hacen perder el norte de lo que esperamos realmente de la ciudad.

De manera muy acertada leo hoy en prensa que vivimos en la burbuja mediática y social, en la permanente necesidad de comentarlo todo, de compartirlo todo. De calificar todo.
Y ¿la ciudad necesita tener su hashtag? ¿qué sentido tiene la calificación?

Desde mi punto de vista, no tiene ninguno.

Nuestros representantes políticos, las y los agentes locales, y el equipo técnico de los Ayuntamientos, se están afanando por estar a la moda, y se han lanzado a poner en marcha iniciativas, observatorios y foros hasta hace poco impensables en la jerga política, pero que ahora quedan de lo más cool: participación, ciudadanía activa, transparencia…

De repente todas las entidades locales presumen de transparencia y participación, han montado su portal web y su app y tatachán, ya están favoreciendo la participación. Miran y remiran cómo tienen su ciudad, se gastan un pastón en la agencia de comunicación de turno, y mientras están a estos menesteres, otean el horizonte buscando iniciativas e ideas que les sigan la corriente.

Porque lo difícil no es montar el chiringuito, sino dotarlo de contenido. Y más aún, enganchar a quienes son las personas destinatarias, los ciudadanos y las ciudadanas. Porque sin ellos y ellas que son la chicha, no hay limoná.

Creo que ya lo hemos dicho en alguna otra ocasión, pero después de nuestras jornadas sobre Ciudades Amigables y las reflexiones de las personas que han intervenido como ponentes*, nos parece que ha quedado aún más claro y refrendado. Y es que hace falta pedagogía, mucha pedagogía, para que esto de participar cale como tiene que calar entre las personas. Ya que de otra manera corremos el serio riesgo de que la gente empiece a pensar que esto es una tomadura de pelo.

Construir ciudades donde las personas que la conforman se sientan parte activa requiere sobre todo un trabajo de escucha activa y de empatía. No se trata de ir al asalto ni de instrumentalizar iniciativas. Se trata de colaborar, de atender peticiones, de buscar soluciones. Pensamos que aunque es importante que los cambios en los entornos urbanos sean compartidos con la ciudadanía y objeto de una construcción conjunta, es necesario que su proceso no sea objeto únicamente de un trabajo exquisito de consultoría, sino que sea comunicado a todos los niveles.

Pensamos que esas iniciativas de participación y de comunicación deben ir acompañadas de acciones concretas tangibles. Ya que por ser procesos largos, si no somos capaces de compaginar estas iniciativas con acciones puntuales donde las personas vean materializadas sus opiniones y expresiones, al final pensamos que mucha gente se cansará. Para ello proponemos una intervención activa y valiente de las entidades locales con las asociaciones civiles, de manera que entre ambas organizaciones se cree una correa de transmisión fluida, sin dobles intenciones ni instrumentalizaciones, que sea transparente. Para que el ganar-ganar sea una realidad.

 

*Véase al respecto la presentación de Fernando Pindado, Comisionado de Participación y Democracia Activa del Ayuntamiento de Barcelona, donde se cuestiona el modelo actual de participación y se llama a la honestidad en los planteamientos y a ubicar cada modelo de participación en su ámbito: Presentación

Ciudades inteligentes, ciudades participadas

Nuestro blog tiene esta semana nueva firma invitada, la de Sonia Puente Landázuri, Arquitecta y miembro del comité asesor de Comunica: ciudad. Sonia estará con nosotras el próximo martes 9 de mayo en el marco de las jornadas sobre ciudades amigables que organizamos en Getxo, hablando sobre ciudad y participación. Aquí tenemos un adelanto.

Más info e inscripciones en www.ecivis.eus/hasiera.

<<Una ciudad inteligente es la que escucha a sus ciudadanos>>
HILA OREN, 2015
[Directora general de Tel Aviv Global, agencia municipal que se encarga de desarrollar la estrategia de ciudades inteligentes.]

Hablar de urbanismo es hacer un relato de de política territorial y urbana. Más allá de los intereses inmediatos privados, supone productividad, competitividad y desarrollo para un territorio y una comunidad. Es decir en última instancia calidad de vida . Por tanto, que un municipio  se encuentre sin un Plan General de Ordenación, (PGO) en vigor, es un verdadero inconveniente que afecta a todos los ciudadanos.

La aprobación de los instrumentos “jurídicos”, como es el Planeamiento  se ha convertido en un fin en sí mismo. Los planes podrán ser legales pero, en algunos casos, son un despropósito, desde una visión arquitectónica y urbanística. Y, lo que es peor, realizados a espaldas de la ciudadanía. No se ha buscado ni el consenso ni su legitimidad en el proceso de redacción, tramitación y aprobación. Y  los perjudicados en último término, resultamos ser los ciudadanos,  por ser el territorio el medio en el vivimos, soñamos, compartimos y  desarrollamos nuestras actividades. No es un problema puntual; ciudades como Cartagena, Madrid, Cuenca, Toledo, Alcorcón, Marbella, Orense, Vigo, Gijón, Llanes, etc, son protagonistas de sentencias anulatorias de sus planeamientos.

En este contexto socio-político actual, irrumpe, cada vez con mas fuerza, la participación pública y ciudadana en el modelo tradicional de diagnosis propositiva urbanística, de manera transversal, como un instrumento imprescindible para la reconversión de las teorías y prácticas urbanas, más allá de la calidad democrática que representa la participación directa de los actores  y agentes de la ciudad.

Un cambio de modelo,  en la manera de abordar el territorio,  pasa ineludiblemente por re- inventar el procedimiento urbanístico, a través de la Participación Pública y ciudadana (institucional y social)  ligada a la sostenibilidad económica, política y social. Ya para eso debemos exigir que nuestros representantes públicos que, no solo lo apliquen sino que se lo crean.

Pedagogia de la participación

La participación de la ciudadanía está de moda. Escuchamos iniciativas por doquier, procedentes de las administraciones públicas, quienes con más o menos imaginación intentan subirse a la ola de la transparencia y las sinergias que tanto y tan bien suenan en los foros de la Administración.

Parece que son las administraciones las que deben recoger el guante de esta demanda. Y la verdad es que han sido muchos los años de oscurantismo y estanqueidad. Bienvenidas sean por tanto estas propuestas, que aunque tienen que mejorar mucho todavía, van por el buen camino.

La ciudadanía también quiere subirse al carro, y por qué no, desde plataformas cívicas, aspiran a diseñar iniciativas que capten el interés de sus vecinos y vecinas, para procurar cambios, generar reflexión, provocar reacciones y compromisos.

london-1018629_1920

¿Tiene esto una dimensión política? Aquí entramos en los matices y en el debate. Y en la inevitable cuestión sobre qué entendemos por política. Porque cuando presentamos cualquier iniciativa, parece que hay que andar con pies de plomo por aquello de dejar claro que “lo nuestro no tiene ninguna vinculación política”. Ay, qué gran error.

Recuerdo que mi profesor de Derecho Político de primero de carrera comenzaba su asignatura allá por septiembre hablando de la política y la polis. La polis. La ciudad. Donde todos (por aquel entonces, únicamente todos. Las todas andaban en otros menesteres) tenían casi diría que la obligación de inmiscuirse, de una u otra forma, en los asuntos de la polis. Para que todo el engranaje funcionara como debiera.

Obviamente, esto era la teoría. Los dimes y diretes de la política actual no son flor de un día, y desde siempre los tejemanejes de altas alturas han quedado fuera del alcance de la ciudadanía de base.

Pero tomando esta referencia, creo sinceramente que las organizaciones civiles están llamadas a hacer política, desde sus propuestas y sus intentos sinceros de colaboración con las instituciones, en el sentido de producir el compromiso ciudadano, de comunicar, de difundir, de crear una opinión honesta, ajena a intereses partidistas de ningún tipo, y comprometida exclusivamente con el ánimo de crear y construir ciudad.

yada-yada-1432921_1920
Administración y ciudadanía están llamadas a encontrarse en algún punto de estos procesos participativos. Están llamados a superar la confusión que producen los comienzos, la incertidumbre de los pasos que se dan. Están llamadas por tanto a definir en colaboración modelos de pedagogía para que los esfuerzos de participación lleguen a buen puerto y consigan realmente sus objetivos.

Sin intereses de ningún tipo que no sean los de construir ciudad.

La Ciudad es Para Tí

Nos gusta disfrutar de nuestra ciudad, envidiamos las imágenes de algunas capitales europeas, sus calles, sus estilos de vida…

Corre por toda Europa un movimiento que quiere vincular la ciudad con los aspectos de nuestra vida que hacen de ella algo que merezca la pena: la salud, la familia, el ocio, la cultura, el deporte, la participación y el compromiso conjunto.

Hablamos de una corriente que nos implica a todos, mayores y pequeños, hombres y mujeres. No hay distinción. Todas las personas que estamos en la ciudad formamos parte de ella. Y todas las personas deben tener voz y actuar para mejorarla. Porque es aquí donde vivimos.

urban-438393_1920

Poner la ciudad en el centro de muchos de los debates vigentes cobra especial importancia en un momento como el que vivimos hoy, cuando todo lo conocido parece que explota por los aires, cuando el proyecto europeo se derrumba y muestra su lado más descarnado y obsceno… ¿dónde queda la ciudadanía? ¿dónde quedan las personas?

Algunas ciudades ya han alzado la voz, en rebeldía ante un sistema mundial que las ningunea y somete al desliz de las grandes organizaciones. Poco a poco, en foros de no muy alta repercusión, dejan caer iniciativas que con suerte se escuchan muy bajito en los medios de comunicación.

Pero el camino ya ha empezado a hacerse, y pasito a pasito, poco a poco, son diversas las inicitivas que se están poniendo en marcha, desde la sencillez y el anonimato de los pueblos de Europa.

road-259815_1280

Es este contexto en el que desde eCivis, presentamos la dinámica de reflexión y participación anual en torno al 9 de mayo, que versará en esta oca  sión sobre las Ciudades Amigas. Charlaremos con gente del ámbito local de Getxo y alrededores, pero también con expertos de Oxford, de Oviedo, de Madrid… sobre cómo hacer ciudad desde diferentes espacios. Deporte, Salud, Participación, Sostenibilidad, Infancia, Personas Mayores… Son muchos los temas que tienen cabida, y por eso nos gustaría invitarte a seguirnos durante estos meses para saber más de todo lo que estamos preparando, con el apoyo del Ayuntamiento de Getxo y de Europe Direct Bizkaia.

¡¡Súmate a la corriente!! El poder de lo pequeño no ha hecho más que empezar 🙂