Crónica de la III Edición de GetxoEuropa

La pasada semana conmemoramos, por tercer año consecutivo, el Día de Europa en Getxo. Una efeméride que eCivis ha querido recuperar en el contexto de una Europa titubeante, para reclamar y recuperar espacios que corresponden a la ciudadanía de Europa, como sujeto político indiscutible y llamado a intervenir de forma activa en la cocreación de su entorno.

Con esta premisa, cada año buscamos temáticas que lleguen a la gente, con experiencias locales y personas expertas, propiciando debates que enganchen, generen redes y contribuyan a la aparición de nuevas ideas.

Este año, con el Alto Patrocinio del Parlamento Europeo, el apoyo del Ayuntamiento de Getxo y Europe Direct Bizkaia, y la colaboración del Centro de Documentación Europea de la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea, nos atrevimos a hablar de la ciudad.

La ciudad es un espacio colectivo, en el que muchas veces nos movemos por inercia, como tunicados, en fantástica alegoria de Fernando Pindado, Comisionado de Participación y Democracia Activa del Ayuntamiento de Barcelona, que arrancó la primera mesa del día 9.

Por eso, para romper esa zona de confort, visualizamos la ciudad desde diferentes puntos de vista: la salud, el deporte, la diversidad funcional, las personas mayores… Y la amalgama de los debates nos permitió ofrecer una visión completa y anidada de las identidades de ciudad.

Más de 70 personas os acercasteis a Getxo, al Aula de Cultura de Villamonte, y con vuestra presencia pudimos crear un espacio de debate abierto, de esos que nos gustan, de esos que construyen. De los que ponen a Getxo en el mapa de las reflexiones. De los que nos hacen creer que Getxo puede ser algo más que una playa.

Durante estos dos días, hemos conocido las maravillos experiencias urbanas que nos ofrece el equipo de Improvistos, de la mano de Gonzalo Navarrete, un perfil sugerente e innovador que queremos seguir con interés, porque hay mucho que aprender.

Con Gonzalo hablamos de la ciudad a un paso, de la puesta en valor del peatón en una ciudad que a veces agobia. Enlazaba así con Paolo Gandolfi y su recorrido por las historias de movilidad en Italia. Sonia P. Landazuri puso en valor la necesidad de la implicación de la ciudadanía en la construcción de esa ciudad, por quienes caminan y por quienes no. A través de planes urbanísticos donde las personas tengan su papel. Y después, siguiendo el hilo, Iñaki Urdangarín Iraeta y Kepa Arrarte pusieron a todas las personas en la ciudad. Las que tienen diversidad funcional, las que no, los niños y las niñas que van al cole a diario, las familias… qué buena la experiencia de Gernika…

Durante estos días hemos conocido experiencias participativas en nuestro municipio, como la de Thinking Fadura que expuso Karitte Alegría, uniendo deporte y ciudadanía. Habrá que seguir explorando fórmulas de participación activa de la ciudadanía getxotarra, percibimos que sigue siendo necesaria una cierta pedagogía. Hay ganas e iniciativas, pero hay que seguir trabajando. Thinking Fadura y Getxo Lagunkoia son buenas propuestas, sigamos trabajando, con intervenciones reales donde todas las personas del municipio se vean reflejadas.

La saludo tuvo un papel importante, de la mano de Charo Martín y Jesús Mª Platón… qué importante es que todos los factores se muevan al unísono, para que la ciudad suene saludable, suene bien.

Eso es lo que pensamos que se consiguió en estas jornadas, tratando temas diversos pero vinculados entre sí, con una ligazón que marcan las personas, el contenido de la ciudad, y su imprescindible implicación para que sea lo que nosotros y nosotras queremos.

Nuestra tercera edición terminó con Igor Calzada, doctor de la Universidad de Oxford, con reflexiones que nos ponían frente a frente con nuestro ego, con verdades como puños. La ciudad evoluciona, el mundo cambia, basta ya de mirarnos al ombligo. Salgamos de la circunferencia de la boina y reconociendo nuestros defectos, hagamos valer nuestras virtudes creando ciudades cosmopolitas e innovadoras de verdad desde lo local. Porque solamente así la innovación tendrá todo su sentido.


Las personas que han colaborado este año con eCivis han regresado a sus ciudades de origen, encantadas con nuestra iniciativa, enamoradas y enamorados de Getxo. Para eCivis es un lujo poder contar con estos perfiles tan maravillosos para crear ciudad. Y lo es más aún cuando la satisfacción es compartida, desde la organización, desde las personas ponentes, desde las personas asistentes.

Y ahora, ¿qué? Nos gustaría que las reflexiones que salieron a la luz durante estos dos días, no quedaran en saco roto, y pudiéramos poner negro sobre blanco para concretar iniciativas desde lo local. Y por supuesto, empezar a trabajar para la edición del año que viene. En ello andamos…