Patrimonio Cultural para la IV Edición del Día de Europa

2018 es el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Por eso, este año, la IV Edición del Día de Europa en Getxo girará en torno al patrimonio, con el objetivo de dialogar para fomentar el intercambio de experiencias para la sensibilización y puesta en valor de nuestro patrimonio cultural local y europeo como recurso compartido, y como motor de un verdadero turismo sostenible.

Para ello, con el patrocinio del área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Getxo y del Departamento de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia, y la colaboración de otras organizaciones (Cátedra Unesco de Paisajes Culturales y Patrimonio, Centro de Documentación Europea -UPV/EHU), estamos preparando una conjunto de actividades para realizar a lo largo del mes de mayo, a la que estáis todas invitadas.

Estas actividades son las siguientes:

Exposición “Las Huellas del Patrimonio”.

Durante el mes de mayo, te invitamos a pasear entre el Puente Bizkaia y el Monumento a Evaristo Churruca, para conocer qué es esto del patrimonio cultural, acercarnos a las iniciativas, a las realidades que nos acompañan. Un emplazamiento de lujo, en el marco del 125 aniversario del Puente Bizkaia, en cuya agenda de actividades con motivo de tal efeméride tenemos el gusto de formar parte.

Diez huellas que te guiarán y te mostrarán aspectos conocidos, otros no tanto, de Getxo, de Bizkaia, de Euskadi… de otras regiones de Europa que comparten la ilusión de proyectar el patrimonio como motor de una nueva forma de entender el desarrollo social y económico.

Jornadas “Nuestro Patrimonio, experiencias para un turismo sostenible”.

Los días 8 y 9 de mayo, a partir de las 18.30, compartiremos experiencias a nivel regional y europeo donde el patrimonio tiene mucho que decir. Hablaremos de itinerarios literarios, de patrimonio marítimo, de las Galerías Punta Begoña, del Puente Bizkaia … Sigue nuestros perfiles de redes sociales para estar informado del programa que editaremos próximamente.

Para todo ello, eCivis ha conseguido la autorización para utilizar el sello del Año Europeo del Patrimonio Cultural, al entender que es una iniciativa que coincide con los objetivos del Año, y que por tanto resulta de interés para toda la ciudadanía.

Nos gustaría que compartieras con nosotras esta iniciativa, y aún más que compartieras tu experiencia. Sube tu foto a Instagram con los hashtag #GetxoEuropa y #EuropeForCulture, y participa. ¿Qué es para ti el patrimonio? ¿Cuál es el elemento patrimonial que más te gusta de tu entorno?

 

Valores

Llevamos unos días intensos. Unos días de debates encendidos, a diversos niveles. Unos sinceros, buscando soluciones. Otros demagógicos, electoralistas, alimentando slogans y panfletos.

Han sido los días en los que las personas que vivimos en esta sociedad nos hemos enfrentado a nuestros demonios, cuando haciendo adalid de nuestro gen justiciero, hemos inundado las redes sociales, y las analógicas también, de soluciones, ideas geniales, críticas, insultos, amenazas, odios y venganzas salidos de las entrañas más profundas.

Genes que sacan lo peor de las personas, desde la excusa del hartazgo, de la sensación de impunidad. Esa misma que llevamos padeciendo en muchos otros órdenes, desde hace ya demasiado tiempo.

Y cuando ya nos estábamos hundiendo en ese lodazal sin fondo que representa el afán de venganza a partir del amarillismo y la desinformación (o hiper… a veces), ha tenido que ser ella, una mujer, una madre, la que nos ha tapado la boca y nos ha sumido en sentimientos encontrados de arrepentimiento y admiración. Nos ha parado los pies (por lo menos a algunas, que de todo hay), y nos ha hecho reflexionar.

Nos ha hecho reflexionar en los valores. Esos que no sabíamos por dónde andaban. Durante varios días, a pesar de estos instantes oscuros, de perplejidad e indignación, hemos visto cómo esos valores se vuelven a hilar, y empiezan a capturar nuestras conciencias. Esa madre, las mujeres en la marea del 8 de marzo, las personas mayores en su protesta ya intergeneracional…

Los valores empiezan a calar. Y lo observo ya en mi entorno más cercano, cuando la gente se pregunta en la calle si estuvo allí, y se sonríen y asienten. Y dicen que fue increíble, pacífico, cívico… participativo. Y se suman cada día más. Y es entonces cuando a pesar de las brujas y los canallas que todavía andan en circulación, recupero la confianza en esta sociedad nuestra, que tanto tiene que ofrecer en esta marea imparable que no deja de crecer.

8 de marzo, la fuerza de la sororidad

Ayer, 8 de marzo, las mujeres hicimos historia. En Getxo, Bilbao, Barcelona… bloqueamos calles y callejuelas en una gran marea en la que los delantales se quedaron en casa, colgados en el balcón.

Esta sociedad nos debe mucho, mucho. Nos debe la igualdad real. No nos basta con la igualdad legal. Legislación, bien, pero no suficiente.

Las mujeres estamos hartas. Soportamos los cuidados de los hijos e hijas, de las personas mayores, las tareas domesticas. El cuidado sigue teniendo nombre de mujer.  En Getxo, impresionante la movilización, se escenificó el rechazo a ese rol otorgado por esta sociedad patriarcal, tirando cubos, recogedores, guantes …El cuidado es cosa de mujeres y hombres. La corresponsabilidad tiene que ir más allá de ese bonito nombre.

Una Cualquiera se va de Huelga Feminista from Las Tejedoras on Vimeo.

La movilización de Bilbao, nos hizo tener la lágrima muchas veces contenida; otras, desparramada por la mejilla. Sororidad entre mujeres en estado puro. Qué magnífica sensación. Avanzábamos de Moyúa hacia la Plaza del Sagrado Corazón  y te encontrabas con amigas, con conocidas, con mujeres luchadoras y cada pasito se jalonaba con multitud de historias de vida. Unas luchas solitarias, otras colectivas, caminos largos con piedras y obstáculos, pero con todo ello ayer estábamos felices, estábamos juntas. ¡Ya no hay vuelta atrás!. La sororidad mueve más que montañas. Hace temblar esta sociedad patriarcal y machista.

Las mujeres con nuestras concentraciones decimos claramente que se termine ya la lacra de crímenes machistas, la brecha salarial, que los hombres pongan en práctica la corresponsabilidad… La voz de 6 millones de mujeres en este país no es una voz de “locas feministas”. Es una demanda social de justicia. Es la fuerza de la sororidad.

Prohibido prohibir

Esta semana se ha escuchado la noticia de que el Ayuntamiento de Barcelona, y algunos municipios más pequeños quieren quitar de los parques y calles de la ciudad, los carteles que prohíben jugar a la pelota, andar en patinete… Se trata, según el consistorio, de recuperar el uso de la calle a la ciudadanía, desde el respeto y el hecho de compartir el espacio público.

La iniciativa resulta interesante en la reflexión. No será fácil compartir el espacio y abrirlo al juego, cuando está invadido por terrazas, carreteras … Resulta interesante esta iniciativa porque la ciudad queda cada vez más alejada de las personas. Pasa a estar ocupada por objetos, por necesidades creadas… mientras que las personas…, las personas pasamos por aquí y por allá, llenos de prisa y de circunstancias, como si no se nos permitiera parar.

El genial Franceso Tonucci, en su libro “La ciudad de los niños”, ya se anticipó a este debate que seguro no pasa de la mera anécdota periodística. La ciudad se ha convertido en algo hostil, repleta de peligros, donde la infancia no encuentra su sitio. Y por extensión, las familias y las personas en general, tampoco.

Quitar esos carteles puede ser un primer paso. Porque prohibir algo queda feo. Da una sensación de hostilidad, nos pone en guardia. A cambio, se nos propone la alternativa de compartir espacios respetando.

A lo mejor es el primer paso para educar en la convivencia de las personas.

Revalorización_ 0,25%

Las personas mayores dan ejemplo con sus reivindicaciones.

Cuando estamos demasiado acostumbrados a resolver los problemas y a indignarnos en las sobremesas, discutiendo con quien primero tengas delante, van las y los jubilados, y vuelven a darnos una lección.

Sí, una lección.

Porque este país no se ha ido a a tomar por saco gracias a la generosidad de estas personas, que han venido a ser el auténtico sostén de las familias y por ende, de la sociedad entera, durante los años más duros de la crisis, y también de estos otros que dicen algunos que ya son mejores, pero que la ciudadanía de a pie la verdad es que no lo nota mucho.

Gracias a ellos y a ellas, a su pensión, a sus tuppers, a su cuidado de nuestras/os hijos, es como muchas personas han podido resistir, más mal que bien. Pero se ha ido resistiendo.

Pero ya se está colmando el vaso.

Aunque se acallen sus protestas, aunque no salga de forma masiva en los medios de comunicación. Aunque Cataluña siga copando los trending topic, y con ella toda la parafernalia de pandereta y greguería de este país, aunque la corrupción siga con su charanga mientras seguimos con la anestesia, algunas personas se han despertado y empiezan a levantarse.

Se están levantando las personas mayores.

Quienes nos dieron sostén en esa crisis que sólo ha mejorado para quienes no llegaron a sufrirla, se están hartando. Han sido demasiados años de engaño, de intentar convencer con otros argumentos, por otros caminos.

Ya no cuela. Y es que una subida del 0.25%, la verdad, es como llamarnos gilipollas a la cara, pero en fino y además por carta. Para que la bofetada sea más redonda y más amplia.

Un 0,25… Insulto, desprecio…  como mínimo, esta carta es una falta de respeto. Y si el sistema no aguanta más, según dices, quienes no aguantan ya son esas personas, con una subida que no da ni para un café, y por supuesto no para seguir sosteniendo el sistema, como venían haciendo hasta ahora, de forma silenciosa…
Algunas de estas personas han devuelto la insultante notificación de ese aumento de 0,25. Otras lo han roto. Y muchas, muchas indignadas constituyen plataformas y salen a la calle en manifestaciones de protesta. En efecto, desde hace tres semanas, una plataforma de mujeres y hombres jubilados y jubiladas, se manifiestan frente al Ayuntamiento de Bilbao, reclamando unas pensiones dignas, y contra la precariedad del mercado laboral. Las fotografías que circulan por las redes sociales son como para pensárselo. Porque está abarrotada la plaza, como dijera áquel. Pero mira tú que se hace escasa mención del tema en los medios. Y yo creo que es como para mencionarlo. Por varias razones:
  • Porque esos a quienes han intentado mantener la boca cerrada con charlatanería barata de subida de pensiones, se han cansado de tonterías.
  • Porque ciertamente es un error de bulto no seguir dando cariño a este colectivo, visto el panorama demográfico de España.
  • Porque estas protestas son la expresión de un hartazgo que no termina de explotar y sumar al resto de ciudadanía (para hacérselo mirar, la verdad).
  • Por el hecho mismo de que no he escuchado aún una sola voz de la clase política hacer mención de este asunto.

Mi padre se ha sumado a las protestas. Él, que era de los de los debates de sobremesa, se ha sumado a las protestas de los lunes. Y si mi padre lo ha hecho, también lo puedes tú. Podemos todas las personas. Porque la suma aumenta nuestras posibilidades.

Gafas lilas modo on

Como comentábamos en este mismo blog, hace una semana escasa celebramos la 1ª Comida Coloquio de eCivis, invitando a Beatriz López, responsable de Marketing Digital en la asociación Emakumeekin, para hablar de la brecha de género en ciencia y tecnología.

Abordar una cuestión de este tipo no es algo baladí ni frívolo. La Unesco ya puso de manifiesto recientemente las desigualdades de género en la enseñanza de matemáticas, tecnología, ingeniería y ciencias, y parece que incluso, contra todo pronóstico, se está ampliando.

No viene mal por tanto, que desde la ciudadanía impulsemos un debate, una reflexión, aunque sea pequeña, para al menos remover conciencias y empezar a pensar.

Fue esta comida coloquio un encuentro cercano, de debate y reflexión abierta, donde pudimos algo más de una docena de personas pudimos charlar y proponer iniciativas en torno al tema de conversación. Se sacaron a la luz las cuestiones más espinosas, las más críticas, las más incomprensibles. Pero no podíamos irnos sin arrojar una luz en el camino, y plantear qué se puede hacer desde la ciudadanía. Sí, desde aquí. Porque si las cosas se están haciendo mal, alguien tendrá que dar un paso al frente para mejorarlo, ¿no?.

Algunas ideas que se pusieron sobre la mesa fueron las siguientes:

  1. En el emprendimiento – trabajar en la generación de planes de viabilidad de negocio que no estén estereotipados.
  2. Charlas, jornadas, formaciones, dirigidos al profesorado que trabaja en orientación al alumnado. Ampliar estas sesiones al alumnado para que entiendan que las carreras de ciencias y tecnología no son cosa de “chicos”.
  3. Impulsar la rentabilidad social en nuestras organizaciones – nuestras pequeñas empresas también pueden hacer mucho. Nuevos modelos de negocio donde no repitamos estereotipos.
  4. Acciones que rompan mensajes extendidos como que la maternidad impide el desarrollo profesional y el de las empresas.
  5. Acciones que visibilicen mujeres referentes para las niñas y la sociedad en general. Mujeres referentes existen, sólo hay que buscarlas.
  6. Trabajar en los centros escolares el desarrollo de las capacidades emocionales.

Todas ellas nos parecen puntos de partida de iniciativas sin duda interesantes y atractivas para la ciudadanía de Getxo y alrededores. Sin duda un acicate para seguir trabajando.

¿Y a tí? ¿Se te ocurre alguna otra?

Pongámonos las gafas lilas: brevísima crónica

El viernes 2 de febrero hemos realizado la primera comida-coloquio de eCivis, en las instalaciones de la Escuela de Hostelería de Fadura. Nos ha acompañado en esta ocasión Beatriz López, responsable de Marketing Digital de la asociación Emakumeekin. Muchas, muchísimas gracias por dedicarnos un rato de tu tiempo y compartirlo con todas nosotras. Ha sido fantástico poder compartir, y aprender, como siempre.

Hemos estado alrededor de 15 personas, charlando en torno a la mesa que han dispuesto para nosotras en la Escuela de  Hostelería.  Y en torno a esa mesa, se ha hablado de muchas cosas, pero sobre todo  hemos reflexionado sobre formas de hacer, de trabajar, de vivir, que muchas veces tenemos interiorizadas y que en realidad reflejan la clara brecha de género que existe en todo lo relacionado ya no con la empresa en general, sino con la tecnología en particular.

Es necesario, como de hecho ya existen iniciativas, trabajar sin descanso desde la educación para romper estereotipos, con una posición bidireccional, es decir, con las niñas y los niños por un lado, y con la comunidad educativa por otra.

Es necesario ponernos ya las gafas lilas para ser capaces de visualizar y reclamar un espacio para todas y cada una de nosotras, por nuestras capacidades, por nuestras habilidades…

Queda mucho, mucho trabajo por hacer. Pero desde luego en este breve encuentro hemos tomado buena nota de que hay ganas. De mejorar esto y de entrar en muchos otros temas.

Desde eCivis queremos dar las gracias a todas las personas que os habéis acercado. Y esperamos poder contar con vosotras en los siguientes encuentros. Quién sabe si puede ser el inicio de un grupo de tertulias que vaya creando opinión 🙂 (Soñar es libre…).

En breve publicaremos las conclusiones y propuestas que surgieron en el encuentro.

Diálogo Social Ciudadano en Bilbao

Con el ánimo de acercarse a la ciudadanía, se ha celebrado hoy en el Palacio Euskalduna un encuentro denominado “Diálogo Ciudadano”, organizado por la Comisión Europea en colaboración con el Gobierno Vasco y la Fundación Novia Salcedo, con la participación de la Comisaria europea de Empleo y Asuntos sociales, Capacidades y Movilidad Laboral, Marianne Thyssen junto con la Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal.

Los principales temas que se han abordado han sido las políticas de empleo juvenil en la UE, y el pilar social y el futuro de Europa.

Ciertamente ha sido un encuentro de esos que yo llamo estándar, de esos a los que vas porque siempre albergas la esperanza de que vas a oír algo nuevo pero luego va y… pues no. Como el día de la marmota.

Me explico. Una ya tiene una edad y lleva sobre los hombros unos cuantos encuentros, charlas, workshops o comoquiera que nos dé por llamarlos ahora. Y como que no se baja a tierra, como que nos quedamos en las grandes palabras. Hemos escuchado los grandes temas: educación en valores, la importancia de los sectores culturales y creativos como motor de crecimiento y empleo (de otro modelo de), el valor de lo social en la educación, el impulso de la conciliación y la lucha contra la desigualdad para, también, impulsar el crecimiento y el empleo (insisto, de otro modelo), la digitalización, la transformación digital

Muy bien. Creo que todas estamos de acuerdo en que por aquí está el intríngulis del asunto. Llega pues, el momento, de darnos la sorpresa, de hacernos saber de algún plan, de algún programa, de medidas concretas… Pero no.

Tendremos que ser las organizaciones sociales las que nos tengamos que seguir pegando, intentando dejar nuestro poso con actividades polarizadas a nivel local, en los centros educativos, con la ciudadanía en general, en el marco de proyectos europeos (bien sabido que nada sencillos, aunque estimulantes)… Faltando aún ese mimbre, ese hilo conductor que vincule y genere feedback entre ciudadanía y administración para que esos deseos e hitos compartidos se concreten en acciones en una estrategia con proyección y resultados medibles y reales en el tiempo.

No está mal que las instituciones promuevan iniciativas de este tipo, pero hubiera estado bien, como sugerencias:

  1. Si es un diálogo ciudadano, el “momento prensa” puede ubicarse en otro momento, no retrasando y haciendo esperar a la ciudadanía. Se hace un gesto que no es coherente con el título que da nombre a la jornada.
  2. Se echa en falta la posibilidad de un networking pausado con las personas asistentes. Un diálogo es cosa de más de una persona, y de más de dos. El intercambio de ideas es más sencillo en entornos menos pomposos y más próximos.

Por comentar…

Wikiemakumeok, una experiencia que engancha

Esta tarde nos hemos acercado a la WikiKedada de Wikiemakumeok en la Facultad de Ciencia y Tecnología del Campus de la UPV-EHU en Leioa. Conocimos a una de sus promotoras, Mentxu Ramilo, en el IX Encuentro Getxoblog el pasado mes de noviembre, y nos enganchó su dinamismo, su ilusión… el proyecto en general. Y enganchaba muy bien con las ideas que nos llevan pululando desde hace tiempo en torno a los temas de participación y colaboración ciudadana, construcción de identidad y desarrollo sostenible.

Así que hoy, 19 de enero, nos hemos animado a acercarnos a Leioa y comprobar de primera mano qué es esto de la Wikipedia y qué se puede hacer/podemos hacer.

Wikiemakumeok es un proyecto puesto en marcha en el marco de la Wikipedia, con el objetivo de visibilizar a las mujeres en Wikipedia, a través del trabajo colaborativo y en red de muchas personas. Sus objetivos son, entre otros:

  • conocer las claves de edición en Wikipedia;
  • descubrir a mujeres referentes, su actividad, su trayectoria, sus obras;
  • visibilizarlas en Wikipedia creando su biografía, completándola con referencias y/o traduciéndola de/a otros idiomas.
  • incrementar el número de mujeres editoras en Wikipedia
  • incrementar el número de personas que editen sobre mujeres y con perspectiva de género en Wikipedia

El trabajo colaborativo que propone me ha enganchado. Porque tiene mucho que ver con esto que pretendemos de provocar el impulso ciudadano, la participación conjunta en aras al empoderamiento social. Es, en efecto, una herramienta sumamente interesante para propiciar dinámicas colaborativas; aunque reconozco que no es fácil a primera vista, y requiere dedicarle tiempo y cariño, ser capaces de construir grupos de personas sensibilizados y con ganas de hacer. Con ganas de participar. En definitiva, lo de siempre, conseguir formar equipos de personas que se lo crean.

Por el camino, Mentxu me ha abierto los ojos a herramientas complementarias que forman parte del universo Wiki. Tenemos mucho por investigar aún, porque solamente he registrado mi perfil :-)… pero me he enganchado y me temo que esto no tiene vuelta atrás ;-).

¿Persiste la brecha de género en la ciencia y la tecnología?

El próximo viernes 2 de febrero organizaremos una comida coloquio en la Escuela de Hostelería de Fadura en la que nos gustaría que participarais.

Arrancamos así un nuevo formato de debate y reflexión con la ciudadanía, con el objetivo de charlar, acercarnos, proponer… En esta primera cita contaremos con Beatriz López, Consultora de Marketing Digital en BComeDigital y Responsable de Marketing Digital en la asociación Emakumeekin… para hablar sobre la brecha de género, y en qué situación nos encontramos las mujeres cuando hablamos de ciencia y tecnología.

Con este tema queremos dar cierre a la iniciativa “La tecnología también es para mí”, que durante el último trimestre del año pasado permitió acercar las oportunidades que nos brinda la tecnología a través de cuatro talleres en los que, sin pretenderlo, la asistencia fue mayoritariamente de mujeres. Esta circunstancia nos ha movido a plantear el tema de esta primera comida-coloquio, que entendemos cobra plena actualidad por los acontecimientos de los últimos meses, ante los que ya no nos callamos y frente a los que exigimos acciones claras y sin vuelta atrás.

En la ciencia y en la tecnología, las mujeres tenemos mucho que decir. Y aunque la brecha de género se va recortando, queda todavía trabajo por hacer. ¿Cuál es tu percepción? ¿Qué crees que se podría mejorar? ¿Tienes algo que contar? Anímate, pásate por la Escuela de Hostelería y tómate con nosotras el menú del día mientras charlamos con Beatriz.

 

Info e inscripciones en info@ecivis.eus y en el 620237036.