Un gramo de locura

Hace unos días estuvimos con el representante de la asociación Aizibizian de Getxo, que trabaja y se parte el cobre todos los días con chavales y chavalas que tienen su tiempo libre demasiado libre, sin rutinas, sin contrapesos.
Una asociación que como eCivis, y como tantas otras que se mueven por Getxo, trabajan día a día por sacar adelante sus proyectos y sus iniciativas.

Realmente viene bien esto de conversar entre iguales. De sacar nuestros miedos afuera, de contar nuestras penas, nuestras indignaciones, nuestras peleas diarias. Para darnos cuenta que somos unas cuantas personas que nos lo tenemos que mirar, unas cuantas las que nos definimos como locas y locos.

Locas y locos.

Locas y locos por poner nuestro granito de arena en la construcción de una sociedad más inteligente, más autónoma, más capaz.
Locas y locos que queremos acompañar a otras organizaciones para sacar adelante proyectos que realmente valen la pena, pateando oficinas y buscando redes, para conseguir esa financiación que a veces llega con cuentagotas y que nos frena.
Locas y locos porque, incluso cuando parece que vamos a desfallecer y la indignación y la impotencia colma nuestra paciencia, somos capaces de levantarnos y seguir adelante.
Porque ahí hay una sociedad que necesita despertar, y sólo podremos conseguirlo si sembramos la semilla del conocimiento, de la autonomía, del espíritu crítico. El no te dejes enredar debe extenderse como una tela de araña. Y me da la sensación que esto solamente será posible mientras siga existiendo ese gramo de locura capaz de germinar en el resto de la ciudadanía.

Un bombo, un euro y unas bragas

Esta semana se ha dejado caer en los medios de comunicación la caída en picado del Banco Popular. Y digo se ha dejado, porque no he visto la noticia más altisonante que la de Manolo el del Bombo desolado porque habia perdido su apellido.

La diligencia en localizar tamaño instrumento ha sido tan desproporcionada e hilarante como la hipocresía del mísero euro por el que el Banco Santander ha comprado los restos del Banco Popular. Un euro. Lo que valen unas bragas en un mercadillo.

Vivimos en una sociedad hilarante. Una sociedad que no pestañea cuando un medio de comunicación dedica medio espacio a hablar de la Champions, pero que no se cuestiona el por qué esto del Popular pasa como tan de puntillas.

Se juntan muchas noticias, podríamos decir: ISIS, Catalunya, Manolo y su Bombo, menspreading… y el Popular.

Cuando hace unos años se rescató a la banca con el dinero de todas y todos, fueron incontables los euros necesarios, para sostener un sistema que nos decían que se hundía.
Hoy una entidad privada compra un banco por un euro, y parece que no nos desangra intuir que algo nos tocará y seguiremos padeciendo. Es como si tuviéramos una capa de vaselina, pero bien gorda sobre la piel, sobre nuestras emociones, envolviendo nuestro cerebro. Una capa que nos hace inmunes a la desvergüenza, al expolio y a la destrucción de la estructura social que durante tantos años se esforzaron algunas personas por construir.
Una capa de la que solamente nos desprendemos tímidamente en la barra del bar y en las sesiones de sobremesa. Ahí cuando nadie nos oye, más que el cuello de nuestra camisa.

¿Y qué hacemos con esta noticia? ¿No parece evidente que este sistema se desmorona? ¿Qué hace falta que ocurra para que la ciudadanía reaccione y busque soluciones tangibles, reales y viables?

Día tras día, hora tras hora, se suceden expolios a la ciudadanía, en un carrousel que parece no tener fin de corrupción, excesos y mala gestión. Creo que es hora ya de superar esta ingenuidad que nos atonta, y reaccionar.

Empleo: personas y no cifras

Hace unas semanas estuvimos en la jornada sobre empleo y juventud organizada en Barakaldo, de la mano de la plataforma EurGetxo, la asociación bilbaína Hitzaren Etxea, y nosotras mismas, eCivis.

La jornada corrió a cargo de Stanislav Rangelov, responsable de las políticas sociales y de empleo para España en la Dirección General de Empleo e Inclusión Social de la Comisión Europea. El Sr. Rangelov nos ofreció una exposición brillante, como comunicador experimentado, aportando datos por doquier sobre la situación del empleo en los diferentes países miembros de la UE.

En el turno de preguntas, las personas del público buscaron bajar más a tierra, intentaron buscar una concreción de los grandes números en la situación real del empleo, por ejemplo, en Barakaldo. Porque por debajo de estas elocuentes cifras, tenemos personas que diariamente buscan empleo. Y que no saben que tal o cual programa de la institución de turno tiene por detrás el apoyo del Fondo Social Europeo por ejemplo.

Garantía juvenil, programas de fomento del emprendimiento, talleres de empleabilidad… resulta difícil encontrar un programa en Bizkaia que no tenga algún tipo de apoyo comunitario. Que hay que obtener resultados, está claro. Y en la obtención de los mismos deben actuar las dos partes. La Unión Europea que define los Programas de Ayuda, y las entidades públicas en nuestro caso de Bizkaia, que los implementan a través de diferentes iniciativas. Es necesario un círculo de comunicación permanente entre ambos para procurar un feedback bidireccional de mejora continua.

Y además, es importante escuchar. Rangelov hizo mención a un detalle que por ahora se escapa en las instituciones. La atención personalizada e individualizada, considerando a la persona, con sus peculiaridades y necesidades.
Hablaba de definir planes individualizados, de detectar la necesidad de cada caso, de huir del café para todas las personas. Una fórmula que según él permitiría rentabilizar los objetivos de los programas implementados, y enfocar correctamente los esfuerzos.
Lástima que las mentalidades cortoplacistas no dejen ver el bosque, y este planteamiento tan inteligente y tan de sentido común al mismo tiempo, no termine de calar. De nuevo, son las personas las que tienen que ponerse en el centro, para conseguir el desarrollo de nuestras sociedades, y también para conseguir la productividad y la rentabilidad del dinero público. Que no sigan cayendo en saco roto las partidas presupuestarias para el empleo, por sus nulos resultados.

Cojamos el testigo y hagamos dos cosas:

– Informar de los programas adecuadamente
– Revisarlos y evaluarlos
– Tener la valentía de innovar en los programas

¿Cómo lo ves?

Menos tagging y más moving

Desde hace unos años nos esforzamos por poner calificativos a todo. La manía del hashtag nos ha abducido, y nada tiene sentido si no va acompañada de este o aquel adjetivo. La ciudad no se ha quedado atrás. La ciudad saludable, la ciudad deportiva, la ciudad sostenible… Adjetivos que nos hacen perder el norte de lo que esperamos realmente de la ciudad.

De manera muy acertada leo hoy en prensa que vivimos en la burbuja mediática y social, en la permanente necesidad de comentarlo todo, de compartirlo todo. De calificar todo.
Y ¿la ciudad necesita tener su hashtag? ¿qué sentido tiene la calificación?

Desde mi punto de vista, no tiene ninguno.

Nuestros representantes políticos, las y los agentes locales, y el equipo técnico de los Ayuntamientos, se están afanando por estar a la moda, y se han lanzado a poner en marcha iniciativas, observatorios y foros hasta hace poco impensables en la jerga política, pero que ahora quedan de lo más cool: participación, ciudadanía activa, transparencia…

De repente todas las entidades locales presumen de transparencia y participación, han montado su portal web y su app y tatachán, ya están favoreciendo la participación. Miran y remiran cómo tienen su ciudad, se gastan un pastón en la agencia de comunicación de turno, y mientras están a estos menesteres, otean el horizonte buscando iniciativas e ideas que les sigan la corriente.

Porque lo difícil no es montar el chiringuito, sino dotarlo de contenido. Y más aún, enganchar a quienes son las personas destinatarias, los ciudadanos y las ciudadanas. Porque sin ellos y ellas que son la chicha, no hay limoná.

Creo que ya lo hemos dicho en alguna otra ocasión, pero después de nuestras jornadas sobre Ciudades Amigables y las reflexiones de las personas que han intervenido como ponentes*, nos parece que ha quedado aún más claro y refrendado. Y es que hace falta pedagogía, mucha pedagogía, para que esto de participar cale como tiene que calar entre las personas. Ya que de otra manera corremos el serio riesgo de que la gente empiece a pensar que esto es una tomadura de pelo.

Construir ciudades donde las personas que la conforman se sientan parte activa requiere sobre todo un trabajo de escucha activa y de empatía. No se trata de ir al asalto ni de instrumentalizar iniciativas. Se trata de colaborar, de atender peticiones, de buscar soluciones. Pensamos que aunque es importante que los cambios en los entornos urbanos sean compartidos con la ciudadanía y objeto de una construcción conjunta, es necesario que su proceso no sea objeto únicamente de un trabajo exquisito de consultoría, sino que sea comunicado a todos los niveles.

Pensamos que esas iniciativas de participación y de comunicación deben ir acompañadas de acciones concretas tangibles. Ya que por ser procesos largos, si no somos capaces de compaginar estas iniciativas con acciones puntuales donde las personas vean materializadas sus opiniones y expresiones, al final pensamos que mucha gente se cansará. Para ello proponemos una intervención activa y valiente de las entidades locales con las asociaciones civiles, de manera que entre ambas organizaciones se cree una correa de transmisión fluida, sin dobles intenciones ni instrumentalizaciones, que sea transparente. Para que el ganar-ganar sea una realidad.

 

*Véase al respecto la presentación de Fernando Pindado, Comisionado de Participación y Democracia Activa del Ayuntamiento de Barcelona, donde se cuestiona el modelo actual de participación y se llama a la honestidad en los planteamientos y a ubicar cada modelo de participación en su ámbito: Presentación

Crónica de la III Edición de GetxoEuropa

La pasada semana conmemoramos, por tercer año consecutivo, el Día de Europa en Getxo. Una efeméride que eCivis ha querido recuperar en el contexto de una Europa titubeante, para reclamar y recuperar espacios que corresponden a la ciudadanía de Europa, como sujeto político indiscutible y llamado a intervenir de forma activa en la cocreación de su entorno.

Con esta premisa, cada año buscamos temáticas que lleguen a la gente, con experiencias locales y personas expertas, propiciando debates que enganchen, generen redes y contribuyan a la aparición de nuevas ideas.

Este año, con el Alto Patrocinio del Parlamento Europeo, el apoyo del Ayuntamiento de Getxo y Europe Direct Bizkaia, y la colaboración del Centro de Documentación Europea de la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea, nos atrevimos a hablar de la ciudad.

La ciudad es un espacio colectivo, en el que muchas veces nos movemos por inercia, como tunicados, en fantástica alegoria de Fernando Pindado, Comisionado de Participación y Democracia Activa del Ayuntamiento de Barcelona, que arrancó la primera mesa del día 9.

Por eso, para romper esa zona de confort, visualizamos la ciudad desde diferentes puntos de vista: la salud, el deporte, la diversidad funcional, las personas mayores… Y la amalgama de los debates nos permitió ofrecer una visión completa y anidada de las identidades de ciudad.

Más de 70 personas os acercasteis a Getxo, al Aula de Cultura de Villamonte, y con vuestra presencia pudimos crear un espacio de debate abierto, de esos que nos gustan, de esos que construyen. De los que ponen a Getxo en el mapa de las reflexiones. De los que nos hacen creer que Getxo puede ser algo más que una playa.

Durante estos dos días, hemos conocido las maravillos experiencias urbanas que nos ofrece el equipo de Improvistos, de la mano de Gonzalo Navarrete, un perfil sugerente e innovador que queremos seguir con interés, porque hay mucho que aprender.

Con Gonzalo hablamos de la ciudad a un paso, de la puesta en valor del peatón en una ciudad que a veces agobia. Enlazaba así con Paolo Gandolfi y su recorrido por las historias de movilidad en Italia. Sonia P. Landazuri puso en valor la necesidad de la implicación de la ciudadanía en la construcción de esa ciudad, por quienes caminan y por quienes no. A través de planes urbanísticos donde las personas tengan su papel. Y después, siguiendo el hilo, Iñaki Urdangarín Iraeta y Kepa Arrarte pusieron a todas las personas en la ciudad. Las que tienen diversidad funcional, las que no, los niños y las niñas que van al cole a diario, las familias… qué buena la experiencia de Gernika…

Durante estos días hemos conocido experiencias participativas en nuestro municipio, como la de Thinking Fadura que expuso Karitte Alegría, uniendo deporte y ciudadanía. Habrá que seguir explorando fórmulas de participación activa de la ciudadanía getxotarra, percibimos que sigue siendo necesaria una cierta pedagogía. Hay ganas e iniciativas, pero hay que seguir trabajando. Thinking Fadura y Getxo Lagunkoia son buenas propuestas, sigamos trabajando, con intervenciones reales donde todas las personas del municipio se vean reflejadas.

La saludo tuvo un papel importante, de la mano de Charo Martín y Jesús Mª Platón… qué importante es que todos los factores se muevan al unísono, para que la ciudad suene saludable, suene bien.

Eso es lo que pensamos que se consiguió en estas jornadas, tratando temas diversos pero vinculados entre sí, con una ligazón que marcan las personas, el contenido de la ciudad, y su imprescindible implicación para que sea lo que nosotros y nosotras queremos.

Nuestra tercera edición terminó con Igor Calzada, doctor de la Universidad de Oxford, con reflexiones que nos ponían frente a frente con nuestro ego, con verdades como puños. La ciudad evoluciona, el mundo cambia, basta ya de mirarnos al ombligo. Salgamos de la circunferencia de la boina y reconociendo nuestros defectos, hagamos valer nuestras virtudes creando ciudades cosmopolitas e innovadoras de verdad desde lo local. Porque solamente así la innovación tendrá todo su sentido.


Las personas que han colaborado este año con eCivis han regresado a sus ciudades de origen, encantadas con nuestra iniciativa, enamoradas y enamorados de Getxo. Para eCivis es un lujo poder contar con estos perfiles tan maravillosos para crear ciudad. Y lo es más aún cuando la satisfacción es compartida, desde la organización, desde las personas ponentes, desde las personas asistentes.

Y ahora, ¿qué? Nos gustaría que las reflexiones que salieron a la luz durante estos dos días, no quedaran en saco roto, y pudiéramos poner negro sobre blanco para concretar iniciativas desde lo local. Y por supuesto, empezar a trabajar para la edición del año que viene. En ello andamos…

Gracias por hacerlo posible. III Edición de #GetxoEuropa

El pasado miércoles 10 de mayo, el Dr. Igor Calzada puso un excelente broche final a las jornadas que sobre “Ciudades Amigables“, hemos organizado en Getxo los días 9 y 10 de mayo, en el marco de la Conmemoración del Día de Europa.

En los próximos días os ofreceremos una crónica detallada de lo que han significado y lo que han dado de sí estos días, tanto desde el punto de vista más técnico, como desde el punto de vista humano. Pero no podíamos esperar para dar las gracias.

Gracias a todas las personas que amablemente habéis aceptado nuestra invitación para acercaros a nuestro municipio en calidad de ponentes y compartir vuestro conocimiento y experiencias con nosotras y con las personas asistentes. Aprender siempre es una experiencia gratificante, y con vuestra palabra creemos que ese objetivo lo hemos cumplido. Sólo esperamos que para vosotras y vosotros haya sido igual de agradable y, por supuesto, no dejéis de visitarnos. Getxo tiene las puertas abiertas.

Gracias a todas las personas que nos habéis acompañado estos días. Cuando se acerca el momento siempre da un poco de vértigo la incertidumbre de no saber lo que pasará, y veros entrar por la puerta del aula ha sido emocionante. Esperamos que las charlas os hayan gustado, y esperamos veros en nuestras próximas iniciativas.

Gracias a Izaskun Bilbao y a Eider Gardiazabal, por unos videos de inauguración muy cuidados, donde se ha visto la implicación y el compromiso hacia los proyectos que, como el nuestro, buscan poner en valor a la ciudadanía en una Europa complicada pero no hundida. Aún. Para eCivis ha sido una manera de mantener la conexión con aquella I Edición, allá por 2015, en la que ambas participaron en una sesión vibrante que dio origen a todo lo demás.

Gracias al Centro de Documentación Europea de la Universidad del País Vasco – Euskal Herriko Unibertsitatea, por su apoyo incondicional y su interlocución con las instituciones europeas a la hora de movilizar impacto y documentación.

Gracias al Parlamento Europeo, que por tercer año consecutivo ha confiado en nuestra iniciativa, otorgándonos su Alto Patrocinio.

Y gracias al Ayuntamiento de Getxo (Getxo Kirolak, Getxolan y Aula de Cultura de Villamonte), y a Europe Direct Bizkaia, sin cuyo respaldo técnico y económico todo esto no hubiera sido posible.

Terminamos este evento cansadas pero ilusionadas, con muchas ideas para empezar a preparar la IV Edición. Contamos con vosotras y vosotros, para seguir compartiendo y trabajando.

Ahora toca poner negro sobre blanco a las conversaciones, a las ponencias y a las preguntas. Que no caigan en saco roto todas las ideas que burbujearon estos dos días. Desde eCivis, estamos dispuestas. Sigamos en contacto.

Ciudades inteligentes, ciudades participadas

Nuestro blog tiene esta semana nueva firma invitada, la de Sonia Puente Landázuri, Arquitecta y miembro del comité asesor de Comunica: ciudad. Sonia estará con nosotras el próximo martes 9 de mayo en el marco de las jornadas sobre ciudades amigables que organizamos en Getxo, hablando sobre ciudad y participación. Aquí tenemos un adelanto.

Más info e inscripciones en www.ecivis.eus/hasiera.

<<Una ciudad inteligente es la que escucha a sus ciudadanos>>
HILA OREN, 2015
[Directora general de Tel Aviv Global, agencia municipal que se encarga de desarrollar la estrategia de ciudades inteligentes.]

Hablar de urbanismo es hacer un relato de de política territorial y urbana. Más allá de los intereses inmediatos privados, supone productividad, competitividad y desarrollo para un territorio y una comunidad. Es decir en última instancia calidad de vida . Por tanto, que un municipio  se encuentre sin un Plan General de Ordenación, (PGO) en vigor, es un verdadero inconveniente que afecta a todos los ciudadanos.

La aprobación de los instrumentos “jurídicos”, como es el Planeamiento  se ha convertido en un fin en sí mismo. Los planes podrán ser legales pero, en algunos casos, son un despropósito, desde una visión arquitectónica y urbanística. Y, lo que es peor, realizados a espaldas de la ciudadanía. No se ha buscado ni el consenso ni su legitimidad en el proceso de redacción, tramitación y aprobación. Y  los perjudicados en último término, resultamos ser los ciudadanos,  por ser el territorio el medio en el vivimos, soñamos, compartimos y  desarrollamos nuestras actividades. No es un problema puntual; ciudades como Cartagena, Madrid, Cuenca, Toledo, Alcorcón, Marbella, Orense, Vigo, Gijón, Llanes, etc, son protagonistas de sentencias anulatorias de sus planeamientos.

En este contexto socio-político actual, irrumpe, cada vez con mas fuerza, la participación pública y ciudadana en el modelo tradicional de diagnosis propositiva urbanística, de manera transversal, como un instrumento imprescindible para la reconversión de las teorías y prácticas urbanas, más allá de la calidad democrática que representa la participación directa de los actores  y agentes de la ciudad.

Un cambio de modelo,  en la manera de abordar el territorio,  pasa ineludiblemente por re- inventar el procedimiento urbanístico, a través de la Participación Pública y ciudadana (institucional y social)  ligada a la sostenibilidad económica, política y social. Ya para eso debemos exigir que nuestros representantes públicos que, no solo lo apliquen sino que se lo crean.

Los valores europeos en el Deporte – VIII Edición Juegos Escolares, Getxo

Getxo Kirolak organiza un año más los Juegos Escolares, en su ya Octava Edición. Una cita con el deporte que reúne a más de 1000 personas y a la que este año nos sumamos desde eCivis, para reflexionar sobre los valores del deporte en Europa, en el contexto de las actividades que llevaremos a cabo en el marco de #getxoeuropa, en su III Edición.

La VIII Edición de los Juegos Escolares tendrá lugar durante los días 5 (para alumnado de 6º de Primaria), 12 (4º Primaria) y 19 (2º Primaria) de mayo, y en ella se desarrollarán diferentes actividades deportivas en las instalaciones del Polideportivo de Fadura, en horario de 10.30 a 12.30 horas.

El día 5 de mayo, eCivis colaborará con Getxo Kirolak en las actividades que se lleven a cabo, con el fin de que el espíritu deportivo, la solidaridad, el juego limpio y la participación impregnen los tres deportes que se practicarán ese día, y que son los más representativos de algunas ciudades europeas (herri kirolak, rugby y atletismo). Para ello, distribuiremos material divulgativo entre los centros educativos y los chicos y chicas participantes.

Considerando las referencias del Libro Blanco sobre el Deporte y de la Carta Europea del Deporte, nuestro objetivo en esta colaboración será contribuir a una mayor concienciación entre el alumnado participante sobre la necesidad de impulsar un deporte limpio, que favorezca la integración social, el trabajo en equipo, la solidaridad y el juego limpio. Una práctica deportiva que incida en la importancia del ejercicio físico a favor de la salud, la lucha contra el dopaje, la inclusión social, la igualdad de oportunidades, y la lucha contra el racismo y la violencia en los acontecimientos deportivos.

Esperamos que las personas asistentes participen activamente de esta jornada tan especial, para comprender los valores europeos en el deporte, que son los nuestros, y cómo no, para divertirnos y pasar un buen rato.

Un futuro para Europa

Tenemos hoy el gusto de ceder el espacio de nuestro blog a Álvaro Lopez de Goikoetxea, Subidrector de Internacional de los Servicios Informativos de TVE, quien amablemente nos ha dedicado un rato de su tiempo para reflexionar sobre Europa y ponernos en la parrilla de salida de lo que será ya la III Edición de GetxoEuropa. No te lo pierdas, y comparte las jornadas con nosotrxs, pulsando aquí.

Han pasado solo unas horas desde que las urnas nos han aclarado lo que todas las encuestas ya vaticinaban desde hace tiempo: Emmanuel Macron y Mariene Le Pen pugnarán por la presidencia de Francia en la segunda vuelta electoral del 7 de mayo. Dos proyectos antagónicos. Uno, liberal y europeísta, encabezado por el ex ministro de Economía de François Hollande, que ha obtenido el apoyo en primera vuelta del 24’01% de los votantes. Otro, nacionalista, reaccionario y antieuropeo, el de la candidata del Frente Nacional, respaldada por el 21’30%.

En Bruselas todos han respirado con alivio. Piensan que Macron logrará concitar los apoyos necesarios para convertirse en el próximo presidente francés. Ello permitiría ahuyentar el fantasma de la desunión en un momento especialmente delicado, marcado por el Brexit y por crisis tan profundas y duraderas como la económica o la de los refugiados. Paradógicamente, en los dos países en los que la Unión Europea entró en crisis a mediados de la pasada década, Francia y Holanda, puede cimentarse ahora su recuperación.

Para que la UE vuelva a ilusionarnos y volvamos a sentirnos reflejados en ella, es necesario que seamos capaces de identificar lo que esperamos de ese proyecto en común. Europa debemos construirla desde abajo, con nuestros anhelos, esperanzas, temores, necesidades…pero sobre todo, con nuestras ilusiones. No vale que queramos un paraguas protector para los malos momentos y nada más. Juntos seremos más fuertes, sí, también más interdependientes y estaremos sometidos a una mayor disciplina. Para lo bueno y para lo malo.

Algo de todo ello hemos conocido en los últimos años. La Comisión Europea y el Eurogrupo nos fijaron un férreo camino a seguir para combatir nuestro elevado déficit público. Desde entonces, nuestros presupuestos han estado permanentemente vigilados por Bruselas. Cada euro que gastaban nuestras administraciones públicas (ayuntamientos, comunidades autónomas o administración central) era supervisado por los llamados “hombres de negro”. Muchas veces nos costaba entender la oportunidad de algunas de las reclamaciones que nos hacían desde el poder comunitario.

Pero Europa es mucho más. Es solidaridad, igualdad de derechos, moneda única, fronteras abiertas …Basta con echar la vista a un pasado no tan lejano para saber que vivimos mucho mejor dentro de la Unión.  Apoyar Europa ahora que surgen las dificultades es apostar por un futuro abierto y en común, solidario y en paz. De lo que hagamos dependerán los próximos años…

Ciudades y Comunidades Amigables

Los próximos días 9 y 10 de mayo, Getxo acogerá la tercera edición de GetxoEuropa, conmemorando el Día de Europa con unas sesiones de debate que tratarán sobre las Ciudades Amigas. Elena del Barrio, coordinadora de Euskadi Lagunkoia e investigadora en Matia Instituto, colabora en esta ocasión en nuestro blog, para hablarnos de cómo cocrear entornos amigables con las personas mayores, y construir Ciudades más amigables para todas las personas.

elena_del_barrio

En 2030 dos terceras partes de la población mundial residirá en las ciudades; para esa fecha, y en los países más desarrollados, habrá un 25% o más de personas mayores de 60 años. Las diferentes ciudades deben prepararse para una población que envejece pero sobre todo para aquellos que se encuentren en los 70, 80 o más, pues será un grupo cada vez más numeroso. Las remodelaciones de las ciudades son estupendas oportunidades para innovar en servicios comunitarios, recursos para el ocio y la cultura, y todos aquellos recursos que hacen que la vida cotidiana sea más fácil. A menudo las ciudades son vistas por muchas personas mayores como inseguras, llenas de barreras arquitectónicas que hacen difícil que las personas salgan solas a la calle, creando sentimientos de vulnerabilidad que pueden llevar al aislamiento, la depresión y la inmovilidad de muchas de ellas (Phillipson, 2012). Los entornos de las ciudades amigables pueden marcar la diferencia entre autonomía y dependencia para las personas de cualquier edad pero tienen una importancia especial en las personas de más edad.

En el ámbito internacional, la Organización Mundial de la Salud es la entidad designada por las Naciones Unidas para identificar los problemas y amenazas sobre la salud humana, así como para emitir las propuestas y recomendaciones a la comunidad internacional y a otros organismos vinculados a con esta. La OMS en un intento de dar respuesta  a las dos tendencias de carácter mundial, el envejecimiento demográfico y el proceso de urbanización, pone en marcha en 2005 el proyecto Age-Friendly Cities.

hands-981400_1920

Participantes de todo el mundo del ámbito académico, científico y profesional despiertan su interés y empiezan a trabajar en el binomio urbanismo-envejecimiento. En 2006 se realiza un proyecto piloto en 33 ciudades de todo el mundo que da como resultado la “Guía Ciudades Amigables con los mayores” (OMS 2007).

En este documento se define: “Una ciudad amigable con las personas mayores es un entorno urbano integrador y accesible que fomenta un envejecimiento activo.” (OMS, 2007: 6) El programa de la OMS es un esfuerzo internacional para abordar los factores ambientales y sociales que contribuyen a un envejecimiento activo y saludable. Construir ciudades y comunidades adaptadas a las personas mayores es uno de los planteamientos políticos locales más efectivos para responder al envejecimiento de la población. Los entornos físicos y sociales son determinantes clave para que las personas puedan mantenerse saludables, independientes y autónomas durante su vejez.

Desde entonces se ha ido configurando a nivel mundial una Red Global de Ciudades y Comunidades amigables coordinada por la OMS (WHO Global Network of Age-friendly Cities and Communities).  En el Estado, el IMSERSO firmó en 2012 un convenio de colaboración con esta entidad para crear una Red Iberoamericana de Ciudades y Comunidades amigables con las personas mayores donde aunar todas las iniciativas de España y Latinoamérica. Los últimos datos ofrecidos por la OMS se contabilizan 400 ciudades y comunidades de 37 países adheridos a la Red. Actualmente en España hay un total de 103 ayuntamientos (30 de ellos pendientes de recibir la aprobación de la OMS) adheridos a la Red según el IMSERSO (IMSERSO 2017). El amplio desarrollo de esta iniciativa en nuestro país es causado por el impulso de este proyecto por parte de instituciones públicas como el CEAPAT-IMSERSO, además de la implicación de gobiernos autonómicos, diputaciones, y ayuntamientos, como el País Vasco, Cataluña o Extremadura.

post-elena

La experiencia del País Vasco en esta iniciativa se inició en 2012 con la puesta en marcha del proyecto “Euskadi Lagunkoia”. En el desarrollo del proceso se ha trabajado siguiendo la metodología de la OMS (OMS, 2007) y la metodología de Investigación Acción Participativa (IAP).

En la actualidad, 40 municipios en el País Vasco están adheridos a este programa trabajando para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos/as. Cada municipio desarrolla un proceso independiente, autónomo y flexible, pero se intentan seguir algunas claves para el buen desarrollo del proyecto. Algunas de estas claves se refieren a que el origen sea desde abajo, siendo la propia ciudadanía la que reclama al Ayuntamiento la adhesión a este programa; surge de una necesidad sentida compartida, hay una concienciación previa; se conforma un Grupo Promotor que trabaja de forma autogestionada y autónoma; conjuga el conocimiento científico y el popular; es un proceso dialéctico desde conocer para intervenir; y se dirige a la resolución de problemas concretos con el resultado de empoderar a las personas implicadas.

Se trabaja en colaboración con ayuntamientos y asociaciones dotando de protagonismo y liderazgo a la ciudadanía en general y a las personas mayores en particular. Traspasando las barreras del envejecimiento activo hacia la ciudadanía activa. Promoviendo el rol activo de las personas mayores en las decisiones sociales y políticas en un marco territorial concreto.

En Europa en 2012 por motivo del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional se realizó una solicitud de la coalición por Pacto por el Cambio Demográfico para desarrollar entornos amigables con la edad. En diciembre de 2015 se lanzó este Pacto europeo bajo el lema “Hacia una Europa amigable con las personas mayores”. En este pacto se reúne a todas las autoridades locales, regionales y nacionales, así como a otras partes interesadas, que se han comprometido a cooperar e implementar soluciones basadas en la evidencia, con el fin de apoyar el envejecimiento activo y saludable como respuesta integral al cambio demográfico en Europa.

La Comisión Europea ha creado recientemente un Grupo de Acción D4 sobre Entornos amigables con la edad como parte de la European Innovation Partnership on Active and Healthy Aging (EIP-AHA). Este grupo se compone de aproximadamente 70 organizaciones.

Sin lugar a dudas, existe una enorme apuesta internacional por este concepto y proyecto. El apoyo de la OMS, como organismo internacional de referencia, de la Comisión Europea, de los gobiernos nacionales y territoriales, de todos los ayuntamientos y la movilización ciudadana, han supuesto una enorme apuesta por un programa versátil y flexible que se adapta a todo tipo de entornos, en el que el objetivo común es generar un movimiento ciudadano de innovación y corresponsabilidad social para mejorar la amigabilidad de los entornos con las personas mayores como protagonistas.

 

Bibliografía:

  • Barrio, E.; Pinazo-Hernandis, S.; Kalache, A.; Sancho, M. (2015): “Ciudades y comunidades amigables con las personas mayores”. En Noguera, J. (Ed.): La visión territorial y sostenible del desarrollo local: Una perspectiva multidisciplinar. Publicacions de la Universitat de València.
  • Barrio, E.; Tomasena, A.; Sancho, M. (2015): Guía de implementación y uso en municipios. Departamento de Empleo y Políticas Sociales. Gobierno Vasco.
  • Barrio, E. del, Sancho, M. (2009), Proyecto Red mundial de ciudades amigables con las personas mayores. Observatorio de personas mayores. Perfiles y Tendencias, 39. Madrid: IMSERSO.
  • IMSERSO (2017): Newsletter informativa de la Red de Ciudades y Comunidades Amigables con las Personas Mayores en España. Newsletter Nº1 febrero 2017.
  • OMS (2007): Guía: Ciudades Globales Amigables con los Ginebra.
  • Phillipson, C. (2012). Developing Age-Friendly Cities: Policy Challenges & Options. United Kingdom, University of Manchester: Housing Learning and Improvement Network.
  • WHO (2002): Active Ageing: A Policy Framework. Geneva.
  • WHO (2007): Age-Friendly Cities Project Methodology: Vancouver Protocol.
  • WHO (2014): Global Network of Age-friendly Cities and Communities. WHO. http://www.who.int/ageing/projects/age_friendly_cities_network/en/