Social Angels: o cómo tender una mano amiga al emprendedor

La figura de “Business angels”  está ya institucionada en el ámbito del apoyo financiero, inversión económica en proyectos empresariales y empresas. La figura  “social angels”, es totalmente nueva. Ayer, 27 de enero, el Diputado Foral de Promoción Económica, Imanol Pradales, la presentó como herramienta innovadora en la nueva convocatoria de ayudas del programa pionero desde 2013 en Bizkaia: Emprendimiento social e innovación, y allí estuvimos nosotros para empaparnos del tema.

communication-73331_640

Mari Carmen Gallastegi, catedrática de Economía de la UPV-EHU; Constan Dacosta, expresidente de Eroski, y Jon Mancisidor, exdirectivo de BBK, serán las personas miembros de esta red social. Pondrán a disposición de las personas emprendedoras de proyectos empresariales sociales y de iniciativas de intraemprendimiento en el ámbito social, su conocimiento, su asesoría, su mentoring. En definitiva, el tiempo y el know-how tiene muchas veces más valor que la ayuda financiera, especialmente en proyectos,  en iniciativas de gran impacto en la comunidad, en lo social.

En el marco de la convocatoria, del 6 de a abril al 4 de junio 2015 se podrá solicitar ayuda económica para afrontar gastos de  desarrollo de la puesta en marcha, y tambien, por primera vez, capital semilla a través de la empresa pública Seed Capital.

El capital riesgo debe apostar por la viabilidad de los negocios. Ahí deben estar las administraciones. Debe apostar por empresas e iniciativas en sectores sociales: energías renovables, agricultura ecológica, bio-construcción, apoyo a personas en riesgo de exclusión social, cooperación al desarrollo, comercio justo… En el caso que comentamos, la dotación del fondo de 1,6 millones de euros contribuirá a ello.

A ecivis nos agrada que departamentos diversos de la Diputación Foral, como son Promoción económica y Acción social, junto con la empresa Seed Capital, colaboren conjuntamente con el objetivo del bien común. La innovación no es el motor del futuro. Es del presente. Esa innovación junto con lo social es y será la herramienta del cambio del modelo económico que la ciudadanía tanto necesitamos.

Menos postureo y más realismo

Hace unos días desayunamos con la noticia de otra novedad más de la Ley Wert: menos filosofía y más emprendimiento. Básicamente el asunto se intentaba vender con que la chavalería iba a aprender a hacer un plan de negocio, que es más interesante que Platón y su caverna, sobre todo teniendo en cuenta que como no hay forma de encontrar un trabajo en condiciones, pues casi mejor que se lo busque cada uno por su cuenta, y como pueda.

A mí me parece lamentable que se intente engatusar a la ciudadanía con el consabido discurso del emprendimiento, ese con el que nos llevan sermoneando desde que comenzó la crisis, como si fuera la panacea y la solución a todos los problemas.

Porque el emprendimiento no es eso.

Y la imagen de la filosofía como el ladrillo de turno, tampoco.

woman-241330_1280

Modernicémonos un poco. Aunque ello suponga rasgarnos las vestiduras y reconocer que sí, que el modelo educativo es un asquito, que muchos centros están empezando a buscarse la vida, y que poco a poco están surgiendo iniciativas sociales que intentan dar otro sesgo a las noticias manipulativas que intentan vendernos.

Porque la filosofía puede ser un ladrillo, vale. Pero si consideramos que emprender NO es solamente saber hacer un plan de negocio, tal vez por ahí empezamos a ver un hueco. Emprender es el ADN con el que nacemos, todos nacemos con vocación de crear, de probar, de equivocarnos, de aprender. Y el modelo social y educativo donde convivimos lo entierra, lo anquilosa. Craso error intentar resucitarlo en secundaria, sin haberlo trabajado antes. Y peor aún, considerando que lo único a lo que se reduce es a saber hacer un plan de negocio, y algunas cosillas más de esas que enseñan por ahí.

Yo me imagino un modelo educativo que empiece empoderando a su profesorado, y especialmente a los de filosofía, que tienen los mimbres para ser capaces de impregnar el espíritu emprendedor en su alumnado. Y luego, complétese con aprendizajes de Modelo Lean, Planes de Negocio, y demás aledaños.

Porque emprender es empoderar, activar a nuestra juventud, pulsar el botón “on” que estaba apagado para recuperar las riendas de la propia vida. Y eso puede hacerlo estupendamente un profesor de filosofía, una profesora de literatura. Eso sí, empoderados para educar, enseñar a aprender. Y no a aborregar.

Pero esto es mucho pedir a la Ley Wert… y a cualquier otra ley de Educación.

Así que habrá que remangarse y seguir pensando iniciativas.

Educar en valores es posible. Preguntadle a César

Gracias a César Bona nos hemos enterado que existe un premio llamado Global Teacher, dotado con un millón de dólares, que premia al mejor profesor del mundo. Algo así como el Nobel en la Docencia.

Y nos hemos enterado porque César compite por ese galardón, junto con medio centenar más de docentes, de unos 26 países.

Ciertamente, con el panorama de nuestro sistema educativo, esta nominación tiene más mérito que  ninguna otra.

Este profesor de 42 años, licenciado en filología inglesa, imparte clases en un colegio público de Zaragoza a un alumnado de 9 a 11 años. Su objetivo es hacer buenas personas, personas participativas, ciudadanos y ciudadanas comprometidas con su entorno, con habilidades y competencias que les hagan socialmente válidos. Loable, desde luego, aunque muchos se preguntarán dónde quedan la ortografía, las matemáticas.. No pocos obstáculos habrán sido los que César habrá sorteado en su comunidad educativa, esa que tal vez ahora, le esté regando los oídos con alabanzas y sacando pecho.

hands-565660_1280

Y no es de extrañar. Somos personas tan habituadas y acostumbradas a la contradicción constante, a la incoherencia, a la hipocresía, que tan bien se practica en la piel de toro, con tan poca vergüenza… Ya desde la más tierna infancia, padres y madres se ponen el  traje de progenitores modernos, y a la pregunta de qué quieren para su hijo o hija, responden algo que a priori parece básico: que sea feliz, que sea buena persona… Pero lo cierto es que queremos algo más complicado, y eso, en nuestro modelo educativo, es difícil de ofrecer… salvo que estés en la clase de César, que incentiva la creatividad, el trabajo en equipo, la autonomía…, todas esas aptitudes que tan bien nos vienen después en la edad adulta, tanto o más que máster carísimo.

Menuda suerte los que disfruten de su aula de enseñanza. Si existiera, debería ser candidato al premio al emprendimiento (bien entendido), a la ciudadanía activa. Ojalá los que somos padres y madres tengamos la oportunidad de disfrutar de las enseñanzas de más Césares en nuestras vidas y en las de nuestros hijos e hijas.

El Portal de Transparencia o cómo cubrir el expediente

Hace escasos meses que disfrutamos (por decir algo), del Portal de Transparencia, actuación que se enmarca dentro del supuesto interés de nuestros gobernantes por ofrecer una imagen clara y completa de lo que es la gestión pública a los diferentes niveles, buscando lavar la imagen de una democracia más que emponzoñada por los últimos escándalos de corrupción, esa práctica tan arraigada en nuestra cultura, pero que en tiempos de crisis y de apreturas, duele más que en otras.

Este Portal se ha acompañado de diferentes disposiciones normativas, ruedas de prensa a nivel estatal, autonómico, local… Estadísticas y encuestas aquí y allá…

business-257880_1280

¿Cuál es el resultado? Ciertamente, y en nuestra opinión, pobre y escaso. La transparencia de nuestra cosa pública está siendo víctima de un intencionado coitus interruptus. Puesto que la ciudadanía se queda con las ganas, entra en el Portal, ávida de información, en ese afán tan nuestro de cotillear, de saber de la otra persona, pero bien entendido en este caso, como un derecho fundamental por saber qué se hace con nuestro dinero, cómo se gestiona nuestra soberanía… Y ahí te quedas a medias. Porque entre el certificado, el DNI electrónico, la instalación si no lo has hecho ya de toda la parafernalia necesaria para que este tinglado funcione.. te quedas mirando a la pantalla y poco más.

Es lamentable, y ya se ha comentado más de una vez en este foro, que el acceso a la administración electrónica siga adoleciendo de las mismas carencias y lacras contra la ciudadanía que hemos padecido durante siglos en esta piel de toro. Pero lo es aún más cuando se pone al servicio de una supuesta transparencia, que al final queda en papel mojado.

Tal vez, sin tanta parafernalia ni tecnicismo, otros portales ofrecen más información, sin tapujos y dobles filos. Seguramente podría discutirse su validez en términos de protección de datos y tal y tal, pero qué queréis que os diga, hasta estos temas de protección empiezo a creérmelos poco. En el contexto en el que estamos, la regeneración que hace falta es tal que no basta con un puñado de leyes y desiderátum. El cambio debe ser radical, desde la base, contando con la implicación y el compromiso de toda la ciudadanía.

Emprendimiento social: cómo se emprende

Hasta hace bien poco hablábamos de entidades de economía social y automáticamente pensábamos en una fórmula de cooperativa, o en todo caso, en una sociedad anónima laboral. Y ahí se terminaba la reflexión. Entonces, la Comisión Europea consideraba la economía social como la actividad realizada por el tercer sector: entidades privadas y sin ánimo de lucro. Era tal el lio que se confundía la actividad propia de la organización con la fórmula jurídica que la amparaba.

ball-93117_1280

Y aún sin aclararnos, de repente, en un momento en que la economía y la sociedad se dan la vuelta como un calcetín, surge con fuerza el emprendimiento social, la economía social y solidaria; conceptos que se integran transversalmente en empresas de negocios y en organizaciones sin ánimo de lucro. La cooperativa o la asociación sin ánimo de lucro son, hoy día, el paraguas que recoge esa actividad de economía social-solidaria.

La fórmula de cooperativa se utiliza indistintamente del ámbito de actividad: agricultura, cultura, …. , siempre y cuando el objetivo social sea el fin troncal de la organización.

Entre las iniciativas que más nos han sorprendido gratamente a ecivis ha sido “Escuela de Teatro”, (cooperativa de consumo cultural) cuyo propósito es transformar la sociedad según declara su impulsor el actor Alberto San Juan. Su programación teatral está marcada por el humor político y musical. Por el compromiso y por querer contar todo lo que no se ve de la realidad.  Además, hay también espacio  para la música, la poesía …..

Nos  identificamos plenamente con su slogan: “no hay entretenimiento más apasionante que la realidad”, y  nos hace preguntarnos. ¿Nuestra propia iniciativa es también un emprendimiento social?. ¡Ojala sea cierto!

Emprendimiento de negocios, emprendimiento social (I)

Parece lo mismo, pero no lo es. Personas emprendedoras son ambas. Las dos se arriesgan, las dos emprenden, las dos pretenden obtener beneficios. Sin embargo, la persona que emprende con el objetivo de cubrir una necesidad social de su entorno, persigue en pequeña o gran medida influir en el desarrollo social de su comunidad, de su entorno. El inicio y desarrollo de su actividad empresarial está impregnado de sensibilidad, de responsabilidad, de compromiso social.

protect-450596_1280

¿Por qué la terminología “emprendimiento social”?

Tal vez suene novedosa, pero su contenido cuenta con una larga tradición dentro de la economía social. Ejemplo bien conocido son las empresas de inserción laboral. En Euskadi contamos con Emaus, REAS (Red de Economía solidaria), … entre otros.

¿Es una moda?

No, no es una moda, es una necesidad. La situación actual nos ha obligado a poner el acento sobre la sostenibilidad económica, sobre colectivos desfavorecidos en riesgo de exclusión social, en la búsqueda de soluciones creativas a problemas y necesidades sociales “reales”.

¿La responsabilidad social corporativa de la empresa es parte del emprendimiento social?

No.

El emprendimiento social es otra forma de hacer negocios. La financiación, la estructura, la comunicación, el producto/servicio tienen un enfoque 100% social. Es la columna vertebral de la organización empresarial. En ningún caso es “un mero barniz”.

Asociación de Aprendizaje Abierto

El pasado jueves 16 participamos en la sesión de arranque de la Asociación de Aprendizaje Abierto, acogidos por Icaza Colaborando.

trust-450352_1280

Acudimos con el propósito de intercambiar experiencias, generar networking y en definitiva, ir creando redes de trabajo a partir de las cuales poder dar carta de naturaleza a las diferentes ideas que tenemos en mente para fomentar la participación y la ciudadanía activa desde la educación, el emprendimiento y el compromiso activo.

Se presentaron todos los perfiles participantes, muchos de ellos conocidos, y se trataron diferentes propuestas para dinamizar la asociación, tales como talleres, juegos… Se trata en definitiva de explorar líneas convergentes de trabajo en esto del aprendizaje, de tan amplia perspectiva, en aras a poner en marcha acciones que contribuyan a una sociedad más creativa y por tanto más activa.

Cortesía de Mikel Agirregabiria.

Desde eCivis consideramos interesante este tipo de iniciativas, y esperamos que sirvan de catalizador a proyectos conjuntos.

¡¡Nos vemos en el siguiente encuentro, jueves 22 de enero, si no estamos equivocadxs!!

Qué no es la burbuja del emprendimiento

En las últimas semanas se viene escribiendo con intensidad en los medios sociales acerca de la burbuja del emprendimiento. Entendemos por tal concepto la eclosión de noticias, la visibilidad, el estímulo no sabemos si exagerado a la vocación emprendedora, siempre circunscrita a la creación de nuevas empresas.

La gran pregunta es si hay pastel para tanto plato, si tantas y tantas empresas tienen cabida en un mercado aparentemente maltrecho y un poco temeroso de consumo.

Las voces son dispares, y mientras algunos se echan las manos a la cabeza, otros apuntan a la creatividad, a la diversificación de los nichos, del concepto de consumo…

Desde las instituciones públicas están surgiendo diversos programas que en realidad visten de otra forma el apoyo que a nuestro entender ya se había dado al emprendimiento. Tal vez con el matiz de no ceñirse exclusivamente a la creación de empresas, sino al fomento de otras aptitudes vinculadas a la idea de emprender, y que a nuestro juicio es la línea que debe seguirse.

Estamos de acuerdo en que es una burbuja a punto de explotar el fomentar el emprendimiento como autoempleo, puesto que en realidad es una mera falacia llamada a tapar agujeros, los agujeros de una incapacidad más que demostrada para aportar soluciones creativas al problema del desempleo.

No pensamos que es una burbuja el potenciar la actitud emprendedora, bien entendida desde la raíz, como instrumento imprescindible precisamente para eso, para articular propuestas creativas contra el desempleo, empoderando a la juventud, apoyando iniciativas curriculares que estimulen la autonomía, el compromiso, la participación y en último término el emprendimiento (el personal, el intra y el de la creación de empresas).

Conocemos diferentes iniciativas que se están poniendo en marcha en torno a esta reflexión, pero lo hacen aún tímidamente. Se dirigen a la estructura educativa, pero más para crear potenciales creadores de negocios, más para quitar el miedo a crear empresas, que siempre ha sido un poco la bestia negra de nuestro modelo educativo, ese donde el sueño de madres, padres, hijos e hijas era ser funcionario/a o Notario/a antes que empresario/a… Lo de “mamá quiero ser artista…”, iba un poco por ahí, solamente había que leer entre líneas.

soap-bubbles-322212_1280

No es una burbuja del emprendimiento el estimular la creatividad en nuestra juventud. No es una burbuja del emprendimiento el fomentar encuentros participativos entre emprendedores, empresarios/as y otros colectivos para intercambiar experiencias y puntos de encuentro. No es una burbuja del emprendimiento el estudiar las peculiaridades del emprendizaje del colectivo inmigrante y comprobar lo mucho que se puede aprender de su experiencia.

Burbuja, para nosotros, es meter en el saco del emprendimiento la pura y dura creación de empresas, y por extensión, los chiringuitos, cursitos y ponencias de quita y pon, que lo mismo hablan de esto que de la cría de la langosta, al albur de las modas mediáticas que tan rentables resultan para algunas personas.

El modelo finlandés: de nuevo, la educación

Estos días hemos visto circular por las redes sociales la noticia de cómo Finlandia estaba pensando en relegar a un segundo plano la enseñanza de la caligrafía, a favor de otros aprendizajes más acordes con los tiempos, y más relacionados con las nuevas tecnologías.

marko-193979_1280

No es objeto de este post entrar a valorar la oportunidad o conveniencia de esta decisión desde el punto de vista académico, la verdad es que pese a que aquí seguimos con la caligrafía, los resultados tampoco es que sean para echar cohetes…

Lo que me llama la atención de esta noticia es la capacidad de dar carpetazo a algo llamémosle tradicional en los modelos educativos, sin que duelan las prendas. Es más, son capaces de venderlo como algo innovador, como algo a imitar.

Sin embargo, aquí, en el país de la piel de toro, y más cerquita, en el de la boina, nos cuesta horrores hacer entender las bondades de formatos educativos más heterodoxos, si se me permite la expresión, más enfocados a instruir y a formar personas. Que sí, que la teoría dice que se hace, pero los resultados no son los que son…

Viene a ser algo como lo de cambiar la Constitución, que es mentarlo y nos entran los tembleques cuando se menta a Voldemort en Harry Potter…

Resistencia al cambio le llaman en el argot de estrategia empresarial.

Prestik ’14. Feria de Empleo. Innovar en el fomento de la búsqueda activa de empleo.

La crisis económica trajo consigo, también, un “descolocamiento” de la juventud en relación con el empleo. Creían y aspiraban a una línea continua: estudios y trabajo se alineaban simplemente con una pequeña búsqueda de empleo activa. Esa creencia se despeñó. Así lo expone María Saiz, profesora de económicas y responsable de emprendimiento de la UPV, en la conversación que eCivis mantuvo con ella en el stand de la feria, sobre la situación de la juventud en el entorno laboral.

la foto 4

Prestik 2014, feria de empleo bianual , organizada por la Diputación Foral de Bizkaia, Departamento de Promoción Económica, permite a jóvenes de Bizkaia una primera aproximación a ese entorno laboral. Esta edición, celebrada los días 25 y 26 noviembre, ha contado con 25 conferencias, 31 talleres, 150 puestos de empleo ofertados por 28 empresas con entrevistas en directo y con la presencia de Eures, red de empleo europea. Su ambiciosa estructura abarca los tres pilares fundamentales de lo que definimos por empleo, trabajo remunerado: formación, empleo y emprendimiento.

A las personas de ecivis nos interesa el pilar del emprendimiento, más concretamente la competencia de emprender; competencia que desglosada en capacidades y habilidades tiene que estar integrada también en los perfiles curriculares de las personas en su búsqueda de empleo. Y ese fue el motivo de nuestra visita a la feria.

Unja vez más hemos comprobado que la mejor forma y más directa de sensibilizar a las y los jóvenes es con la utilización de medios interactivos audiovisuales, tecnológicos, simulacros de situaciones reales a través de la teatralización, … En definitiva,” la teoría, -las chapas- hace tiempo que han pasado a mejor tiempo”.