10 beneficios del lenguaje digital en educación #infografia #infographic #education

Hoy compartimos una interesante infografía sobre la forma en que el lenguaje digital influye en la educación. Uno más, como otros, de los tips a tener en cuenta porque influirán, como pensamos que ya lo están haciendo, en la forma de hacer educación. Un nuevo formato donde todos los protagonistas tendrán que estar implicados y participar activamente.

La infografía es de aulaplaneta, y la compartimos vía Alfredo Vela.

 

TICs y Formación

Hola:

Una infografía con 10 beneficios del lenguaje digital en educación. Vía

Un saludo

10 beneficios del lenguaje digital en educación

10 beneficios del lenguaje digital en educación

View original post

A propósito del día de la mujer…

De nuevo, Peppa Pig nos pone las pilas con un episodio donde de manera muy elegante y lúdica se pone en valor la capacidad de la mujer, representada en este caso en la persona de Mama Pig.

Ahora que se habla de coeducación en igualdad (que ya era hora), nos ha parecido interesante y divertido mostrar este episodio que, visto desde una perspectiva adulta, puede enseñarnos muchas cosas…

Crónica de un pleno municipal visto con los ojos de una ciudadana de a pie

Los plenos de los ayuntamientos tienen como objetivo que la ciudadanía conozca de cerca la gestión municipal llevada a cabo por el equipo de gobierno junto con los grupos municipales de la oposición. Las y los ciudadanos pueden intervenir al final, en ruegos y preguntas. Hasta ahí todo perfecto. Suena bien, a música celestial. Pero hay algunos “peros” que nos llevan a cuestionar si esto es realmente así, o es un instrumento más para vehiculizar los intereses políticos, y solamente eso, de los partidos que se supone nos representan y están llamados a fomentar nuestra participación.

group-239251_1280

El otro día participamos en un pleno de nuestro municipio, Getxo. El primer “pero” es su duración. Casi cinco horas por la tarde… Asistir en su integridad implica un compromiso ciertamente titánico…

Por otro lado, la bancada de los grupos municipales es mayor que la de la ciudadanía. Lo que nos lleva a pensar… ¿somos meros espectadores, o por contra estamos llamados a hacer valer nuestra participación?

Centrándonos en los temas sociales, en este pleno en concreto surgieron varios, que pusieron de manifiesto que nuestro municipio no es una arcadia feliz en medio del marasmo de la crisis que aún colea sino que, por el contrario, padece un sangrante delirio de injusticias sociales para las que, según vimos en el pleno, no parece haber consenso en torno a su soluciones… Así, Bildu, en representación de la Asociación Mujeres con Voz y otras plataformas de inmigrantes presentó una moción solicitando más viviendas de acogida a personas y familias con un servicio social integral. Rosa de la Fuente de la asociación Sendia, en ruegos y preguntas solicitó insistentemente respuestas ante las necesidades de una familia recientemente desahuciada. Hubo respuestas sí, pero no soluciones. Al menos no se dieron en el pleno.

Salieron a relucir otros temas, como la falta de recursos de las brigadas municipales, el del personal de limpieza de la empresa subcontratada, … Pocas soluciones, poca predisposición al diálogo, y sí mucho rifirrafe más propio de un matrimonio mal avenido que de unos grupos políticos llamados a eso, a hacer política para su ciudadanía.

Sin embargo, tendremos que romper una lanza. Porque al final, en el transcurso de la moción comentada presentada a través de Bildu, la intervención de Mujeres con Voz a través de Miriam fue de una sensiblidad tal que llamó la atención de los grupos. Parece que por fin, también son ciudadanos y ciudadanas, algo se mueve también en ls plenos, aunque sea muy muy muy despacio.

Y tú, ¿participas?

Repensar el modelo actual de hacer empresa

La semana pasada escuchamos una interesante tertulia con el responsable de Egile Corporación y el Director General de IDOM, al hilo de los resultados de una encuesta donde se decía que la juventud vasca superaba a la media europea en lo que se refiere a estudios superiores, pero que mantenía también ese honor en una categoría de más dudosa honra, como es la tasa de paro juvenil.

Preguntados acerca de qué falta a la juventud para superar esta situación, se apuntaban dos aspectos: por un lado los idiomas, sempiterna losa que llevamos a nuestras espaldas sin que parece que sea fácil de lanzar de una vez por todas… y por otro lado, el espíritu de empresa. En concreto se referían al compromiso de las personas en las organizaciones y, más en concreto, en las empresas, a la necesidad de tener una visión global como parte activa en dicha organización, y pensar un poco más allá de derechos, horarios y sueldo.

personal-109965_1280

Nada nuevo bajo el sol. ¿Se podría hacer algo en esa línea? Sí, sería lo deseable de hecho. Pero hay mucho trabajo por hacer. El modelo empresarial de este país se ha ganado a pulso la situación actual de desconfianza, es un lastre que llevamos a cuestas desde hace mucho tiempo, más allá de la actual coyuntura, no es algo aislado sino que por el contrario forma parte de la idiosincrasia socioeconómica de este país. Empresa y Personal empleado, permanentemente enfrentados.

Los tertulianos pedían flexibilidad. Y pensamos que esa idea está bien, pero que requiere una reflexión recíproca, ser capaz de mirarse en el espejo de todas esas empresas u otras organizaciones que funcionan en términos de confianza, de respeto, de buen hacer, de delegación de tareas. Ello sin duda favorece un espacio de participación, de compromiso, de intraemprendimiento en las organizaciones.

Al final, de lo que se trata es de la necesaria renovación profunda del modelo de gestión empresarial de nuestras empresas, hacerlas ligeras, eso que tanto se lleva ahora. Ganar en competitividad desde el compromiso y la participación de todas las personas.

Ciudadanízate

No son pocas las tertulias y debates de café que se regocijan en el baile de las grandes palabras: república, ciudadanía, libertad, justicia… Gente de cualquier pelaje y condición se adentran en lo más básico de la política, suponiendo que saben lo que significa hacer política, y se atreven con todo, sin temor y sin vergüenza.

Tendríamos que preguntarnos, para hablar con propiedad, qué es todo esto de la política. Desde hace ya mucho tiempo mentar esta palabra suena a podrido y a corrupción sistemática, ha defraudado a la ciudadanía y, pese a que en los últimos meses han surgido movimientos políticos y sociales que buscan recuperar la confianza y estimular al compromiso y al paso al frente, lo cierto es que me da la sensación que son muchos los que se quieren subir al carro sin poner nada de su parte.

dancing-156041_1280

Se habla de política en todas partes. Y, ¿qué es la política? Podríamos decir que es tener aprecio por lo ajeno aprovechando una posición dominante. Y la verdad es que esta definición se la ha ganado a pulso con las corruptelas que inundan los informativos, que no hay “paisano” de bar que no entienda de juzgados casi al nivel de cualquier jurista de mediana solvencia.

Pero política es participar. Es comprometerse con nuestro entorno e implicarse por hacerlo mejor, por construirlo entre todos. Está muy bien hablar e intentar arreglar al mundo, todos lo hemos hecho alguna vez. Pero con eso poca cosa se hace, salvo arrimarse al árbol que mejor sombra da sin hacer mucho de provecho por la causa.

Así que, si queremos mejorar lo que tenemos, habrá que ciudadanizarse, habrá que salir de la zona de confort, levantarse del sofá, desempolvar nuestra capacidad crítica siendo capaces de opinar por lo que vemos en el día y día, y no por lo que nos invitan a decir desde diferentes medios, sean quienes sean.

Menos parafrasear. Ciudadanízate ya. Muévete.

¿Baila primero, piensa después?

El pasado jueves se celebró en Bilbao el segundo encuentro de la Asociación para el Aprendizaje Abierto. eCivis estuvo presente una vez más, con ánimo de aprender y encontrar el espacio de aprendizaje / colaboración que buscamos en este tipo de colectivos.

En esta ocasión, Asier Gallastegi expuso una serie de conceptos interesantes sobre la educación, las TICs, el modo de interaccionar entre ambas en un contexto con diferentes sensibilidades y posibilidades, y cómo arbitrar los métodos para conciliar todos ellos. Ciertamente, al principio nos costó un poco identificar nuestros puntos de conexión, pero sí atisbamos ciertos elementos gracias a los cuales mantenemos cierta curiosidad por lo que esta Asociación puede dar de sí.

pottery-166797_1280

Nos gustaron algunos comentarios, tales como que la innovación pone a la persona que lo promueve en una posición muy vulnerable, ya que supone entre otras cosas el entender el compromiso con la organización de modo diferente a como se está acostumbrado hasta ahora, sale de la zona de confort y puede provocar el desconcierto y la irritación en el resto del colectivo.

El nuevo escenario que se planteó en la sesión y que en principio parecía provocado por la interacción TICs y educación no nos parece, a nuestro juicio, causado única y exclusivamente por este binomio. Tal vez sea indudable que las nuevas tecnologías tienen algo que ver en ello, pero desde nuestro punto de vista el nuevo escenario social y cultural ha puesto en escena nuevas necesidades en la educación, no cubiertas hasta el momento, especialmente en el ámbito latino. Aceptando el conflicto como necesario para el crecimiento y la evolución, no debemos conformarnos con ello, sino que por el contrario hemos de trabajar por dar respuestas a estos interrogantes, estos miedos, estas dudas que surgen.

Para eCivis, este debe ser uno de los objetivos de la Asociación para el Aprendizaje Abierto: colaborar, proponer, poner en marcha actividades e iniciativas en sinergia y colaboración entre los participantes y otros que puedan venir, para conseguir una modelo de formación más integrada, más participativa, más abierta.

Desde eCivis estamos desarrollando proyectos que van en esa línea. Y nos encantaría poder establecer colaboraciones con otras organizaciones que vayan también en esta línea.

Social Angels: o cómo tender una mano amiga al emprendedor

La figura de “Business angels”  está ya institucionada en el ámbito del apoyo financiero, inversión económica en proyectos empresariales y empresas. La figura  “social angels”, es totalmente nueva. Ayer, 27 de enero, el Diputado Foral de Promoción Económica, Imanol Pradales, la presentó como herramienta innovadora en la nueva convocatoria de ayudas del programa pionero desde 2013 en Bizkaia: Emprendimiento social e innovación, y allí estuvimos nosotros para empaparnos del tema.

communication-73331_640

Mari Carmen Gallastegi, catedrática de Economía de la UPV-EHU; Constan Dacosta, expresidente de Eroski, y Jon Mancisidor, exdirectivo de BBK, serán las personas miembros de esta red social. Pondrán a disposición de las personas emprendedoras de proyectos empresariales sociales y de iniciativas de intraemprendimiento en el ámbito social, su conocimiento, su asesoría, su mentoring. En definitiva, el tiempo y el know-how tiene muchas veces más valor que la ayuda financiera, especialmente en proyectos,  en iniciativas de gran impacto en la comunidad, en lo social.

En el marco de la convocatoria, del 6 de a abril al 4 de junio 2015 se podrá solicitar ayuda económica para afrontar gastos de  desarrollo de la puesta en marcha, y tambien, por primera vez, capital semilla a través de la empresa pública Seed Capital.

El capital riesgo debe apostar por la viabilidad de los negocios. Ahí deben estar las administraciones. Debe apostar por empresas e iniciativas en sectores sociales: energías renovables, agricultura ecológica, bio-construcción, apoyo a personas en riesgo de exclusión social, cooperación al desarrollo, comercio justo… En el caso que comentamos, la dotación del fondo de 1,6 millones de euros contribuirá a ello.

A ecivis nos agrada que departamentos diversos de la Diputación Foral, como son Promoción económica y Acción social, junto con la empresa Seed Capital, colaboren conjuntamente con el objetivo del bien común. La innovación no es el motor del futuro. Es del presente. Esa innovación junto con lo social es y será la herramienta del cambio del modelo económico que la ciudadanía tanto necesitamos.

Menos postureo y más realismo

Hace unos días desayunamos con la noticia de otra novedad más de la Ley Wert: menos filosofía y más emprendimiento. Básicamente el asunto se intentaba vender con que la chavalería iba a aprender a hacer un plan de negocio, que es más interesante que Platón y su caverna, sobre todo teniendo en cuenta que como no hay forma de encontrar un trabajo en condiciones, pues casi mejor que se lo busque cada uno por su cuenta, y como pueda.

A mí me parece lamentable que se intente engatusar a la ciudadanía con el consabido discurso del emprendimiento, ese con el que nos llevan sermoneando desde que comenzó la crisis, como si fuera la panacea y la solución a todos los problemas.

Porque el emprendimiento no es eso.

Y la imagen de la filosofía como el ladrillo de turno, tampoco.

woman-241330_1280

Modernicémonos un poco. Aunque ello suponga rasgarnos las vestiduras y reconocer que sí, que el modelo educativo es un asquito, que muchos centros están empezando a buscarse la vida, y que poco a poco están surgiendo iniciativas sociales que intentan dar otro sesgo a las noticias manipulativas que intentan vendernos.

Porque la filosofía puede ser un ladrillo, vale. Pero si consideramos que emprender NO es solamente saber hacer un plan de negocio, tal vez por ahí empezamos a ver un hueco. Emprender es el ADN con el que nacemos, todos nacemos con vocación de crear, de probar, de equivocarnos, de aprender. Y el modelo social y educativo donde convivimos lo entierra, lo anquilosa. Craso error intentar resucitarlo en secundaria, sin haberlo trabajado antes. Y peor aún, considerando que lo único a lo que se reduce es a saber hacer un plan de negocio, y algunas cosillas más de esas que enseñan por ahí.

Yo me imagino un modelo educativo que empiece empoderando a su profesorado, y especialmente a los de filosofía, que tienen los mimbres para ser capaces de impregnar el espíritu emprendedor en su alumnado. Y luego, complétese con aprendizajes de Modelo Lean, Planes de Negocio, y demás aledaños.

Porque emprender es empoderar, activar a nuestra juventud, pulsar el botón “on” que estaba apagado para recuperar las riendas de la propia vida. Y eso puede hacerlo estupendamente un profesor de filosofía, una profesora de literatura. Eso sí, empoderados para educar, enseñar a aprender. Y no a aborregar.

Pero esto es mucho pedir a la Ley Wert… y a cualquier otra ley de Educación.

Así que habrá que remangarse y seguir pensando iniciativas.

Educar en valores es posible. Preguntadle a César

Gracias a César Bona nos hemos enterado que existe un premio llamado Global Teacher, dotado con un millón de dólares, que premia al mejor profesor del mundo. Algo así como el Nobel en la Docencia.

Y nos hemos enterado porque César compite por ese galardón, junto con medio centenar más de docentes, de unos 26 países.

Ciertamente, con el panorama de nuestro sistema educativo, esta nominación tiene más mérito que  ninguna otra.

Este profesor de 42 años, licenciado en filología inglesa, imparte clases en un colegio público de Zaragoza a un alumnado de 9 a 11 años. Su objetivo es hacer buenas personas, personas participativas, ciudadanos y ciudadanas comprometidas con su entorno, con habilidades y competencias que les hagan socialmente válidos. Loable, desde luego, aunque muchos se preguntarán dónde quedan la ortografía, las matemáticas.. No pocos obstáculos habrán sido los que César habrá sorteado en su comunidad educativa, esa que tal vez ahora, le esté regando los oídos con alabanzas y sacando pecho.

hands-565660_1280

Y no es de extrañar. Somos personas tan habituadas y acostumbradas a la contradicción constante, a la incoherencia, a la hipocresía, que tan bien se practica en la piel de toro, con tan poca vergüenza… Ya desde la más tierna infancia, padres y madres se ponen el  traje de progenitores modernos, y a la pregunta de qué quieren para su hijo o hija, responden algo que a priori parece básico: que sea feliz, que sea buena persona… Pero lo cierto es que queremos algo más complicado, y eso, en nuestro modelo educativo, es difícil de ofrecer… salvo que estés en la clase de César, que incentiva la creatividad, el trabajo en equipo, la autonomía…, todas esas aptitudes que tan bien nos vienen después en la edad adulta, tanto o más que máster carísimo.

Menuda suerte los que disfruten de su aula de enseñanza. Si existiera, debería ser candidato al premio al emprendimiento (bien entendido), a la ciudadanía activa. Ojalá los que somos padres y madres tengamos la oportunidad de disfrutar de las enseñanzas de más Césares en nuestras vidas y en las de nuestros hijos e hijas.