Patrimonio industrial, testimonio de nuestra identidad

Con la mirada puesta en la IV edición del Día de Europa en Getxo, que este año tendrá como referente el Año Europeo del Patrimonio Cultural, contamos en nuestro blog con la participación de Jabier Puertas, Presidente de la Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP-IOHLEE) desde 2008. Jabier Puertas es Economista consultor senior del Área de Estrategia de la Corporación Mondragón. Experto en Gobernanza, procesos de participación, gestión y ordenación de los paisajes urbanos de la antigua industrialización desde una perspectiva económica.


Es una evidencia que, desde mediados del S. XIX, Euskadi ha sido escenario privilegiado del desarrollo industrial y tecnológico, y también clave en las transformaciones sociales, económicas y territoriales que dicho proceso ha generado. Dentro del Estado fue, y es sin duda, una de las Comunidades más dinámicas y, por ello, ha sido el escenario ideal para múltiples y variados procesos industriales, desde la Edad Media hasta nuestros días.

Pese a ello, durante los años ochenta del S. XX, llegó el cierre de algunas de las empresas más emblemáticas de la historia social y económica del País Vasco. Un momento complejo en el que los testimonios materiales de esas industrias se revelaban ante nuestros ojos como un patrimonio cultural formidablemente rico y heterogéneo, en el que anclar las señas de identidad básicas de nuestro pasado más reciente. Un legado cultural y patrimonial compuesto por una interesantísima nómina de vestigios, muchos de los cuales merecen y reciben el apelativo de Patrimonio Industrial.

Patrimonio Industrial entendido como un concepto amplio que abarca no sólo los inmuebles, estructuras arquitectónicas y maquinaría de producción, sino también las vías de transporte y comunicación, a través de las que llegaban las materias primas y se comercializaban los productos, las residencias, centros asociativos y asistenciales de las y los trabajadores, los servicios públicos y, en última instancia, los propios paisajes modificados por la actividad extractiva e industrial.

Hoy, en pleno siglo XXI, entre nosotras y nosotros empieza a reconocerse el valor cultural del patrimonio industrial y de la obra pública. Son cada vez más numerosos los edificios industriales que cuentan con un claro reconocimiento social y legal. Paralelamente, diversos grupos sociales toman conciencia de la importancia de este patrimonio y se organizan para no perder los vestigios de un capítulo fundamental en nuestra historia. Vamos, de esta manera, ganando en compromiso para preservar algunas de las páginas más decisivas de nuestro pasado y de nuestra personalidad, que definen nuestro presente y nos proyectan hacia el futuro.

 No se puede defender lo que no se ama, y no se puede amar lo que no se conoce


La Asociación Vasca de Patrimonio Industrial y Obra Pública (AVPIOP-IOHLEE) es una asociación sin ánimo de lucro que, aunque se registra como tal en 1988, inicia su actividad en 1982, siendo pionera a nivel estatal en la investigación, defensa y difusión de su patrimonio industrial y de la obra pública, conscientes de que los valores históricos, artísticos y tecnológicos de esta tipología de patrimonio aportan una nueva dimensión para el desarrollo de la propia cultura vasca. Los principales ámbitos de actividad de la Asociación son:

  1. La investigación y el conocimiento del patrimonio industrial vasco, a través de la elaboración de investigaciones, catálogos e inventarios.
  2. La solicitud de protección legal de los vestigios más relevantes del pasado industrial vasco.
  3. La promoción de la rehabilitación y puesta en valor de este patrimonio (protegido y no protegido) con criterios histórico-científicos como verdadera garantía para su preservación.
  4. La difusión, sobre todo entre las jóvenes generaciones y las administraciones públicas, de la importancia de preservar este legado de nuestro pasado.