Bilbao European Encounters. Allí estuvimos

El pasado 9 de octubre, acudimos a la primera de las sesiones de los Bilbao European Encounters, que bajo el título “Repensando la democracia en una Europa fragmentada”, abordó un interesante debate en las instalaciones del centro Azkuna en Bilbao, de la mano de Michael Keating, Jule Goikoetxea e Ignacio Sánchez-Cuenca, moderados por Ander Errasti.

Como suele pasar en este tipo de encuentros, tal vez demasiado académicos y que llegan a un número y tipología predecible de participantes, el colectivo de personas que nos animamos a pasar por allí ya sabíamos de qué iba aquello. Se echa en falta abrir este tipo de debates a toda la ciudadanía, en el sentido de ser capaces de capturar el interés de la gente para que se acerque e interactúe. Que lo académico se popularice, si se me permite la expresión, y llegue a todas las personas. No es tarea fácil, somos conscientes. La ciudadanía quiere saber, quiere opinar, pero no siempre es sencillo acercar estas cuestiones, como las que se trataron en este debate.

El coloquio fue intenso, con puntos de fricción entre las personas que intervinieron como ponentes, y que lo hicieron si cabe más rico. Las diferentes interpretaciones de soberanía, el concepto del contrato social entre Europa y la ciudadanía, roto con la crisis y generador del descontento que lleva a la deriva actual del proceso de construcción europea. Fueron cuestiones muy atractivas merecedoras de un ratito más de coloquio… lo que se pudo completar gracias, como siempre, al turno de preguntas, ese espacio para la ciudadanía donde verdaderamente se enriquecen estos encuentros.

¿Para qué sirve el Parlamento Europeo? ¿Qué modelo de Europa queremos? ¿Dónde está el origen del auge de los extremismos políticos? Preguntas que la ciudadanía se hace, y que intenta contestar sin academicismos. Y sin embargo, sigue siendo necesaria la presencia activa de la Universidad, esa que hace posible la reflexión pausada desde la observación coparticipada de la sociedad y su devenir. Sólo nos queda, como siempre, encontrar el nexo entre Universidad y ciudadanía, hacia un construcción colectiva del conocimiento.

Los Bilbao European Encounters constituyen una iniciativa interesante, y necesaria, en estos momentos. Y tanto aún lo es el hecho de su divulgación en la ciudadanía, y la capacidad de generar reflexión y futuras acciones, más cercanas a todas las personas. Porque es la ciudadanía la que tiene que salvar el proyecto europeo, y por eso es necesario aunar esfuerzos y sumar participaciones, desde todos los ámbitos.

Acudiremos a las siguientes jornadas, para ver qué pasa con esto de las fake news, y con la Europa de las Ciudades, qué encaje tiene en la nueva realidad europea.

Felicidades por la iniciativa.