Las Huellas del Patrimonio, en julio también en la RKE

Como ya hemos avanzado en redes sociales, la Romo Kultur Etxea amplía el plazo de nuestra exposición “Las Huellas del Patrimonio” durante todo el mes de julio. Un recorrido por elementos emblemáticos de nuestro patrimonio, el local y el europeo, a través de diez huellas de vinilo disponibles en el hall del Aula de Cultura.

La exposición, enmarcada en los actos de conmemoración del Día de Europa bajo el contexto de la declaración de 2018 como Año Europeo del Patrimonio Cultural, nos permite conocer diferentes perspectivas a la hora de contemplar el patrimonio, con la tecnología como medio. Y es que, en efecto, un QR disponible en las fotografías nos permite tener información complementaria sobre el contenido de cada una de las huellas.

En la exposición podrás ver fotografías relativas a:

  1. Qué es el Año Europeo del Patrimonio Cultural
  2. Puente de Bizkaia, 125 años
  3. Hericoast: redes europeas de apoyo al Patrimonio
  4. Patrimonio construido de Bizkaia
  5. Patrimonio natural y paisajístico de Bizkaia
  6. Galerías Punta Begoña
  7. Itinerarios literarios (Pinilla y Wallander)
  8. Patrimonio de Getxo
  9. El mar, escenario de nuestro patrimonio cultural
  10. Paisaje industrial, patrimonio de Bizkaia

La exposición ha sido posible gracias al apoyo del área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Getxo, y la Dirección de Cultura de la Diputación Foral de Bizkaia, y cuenta con el Alto Patrocinio del Parlamento Europeo y el sello del Año Europeo del Patrimonio Cultural.

No te la pierdas. Visita la Romo Kultur Etxea y conoce nuestra exposición. Esperamos tus opiniones y sugerencias con el hashtag #EuropeForCulture y #GetxoEuropa.

La Encartada, la Fábrica Museo

El pasado viernes 15 de junio disfrutamos de la segunda comida-coloquio, en el marco de “Los Encuentros de eCivis“, una iniciativa que hemos lanzado este año y que tiene como objetivo promover diálogos y encuentros informales entre la ciudadanía, a partir de un tema concreto. Si en febrero charlamos sobre STEM y mujer con Beatriz López, en esta ocasión hemos charlado sobre patrimonio cultural, igualdad de género y educación con María José Torrecilla, técnica de conservación y responsable del programa educativo del Museo Fábrica La Encartada.

En el espacio de la Escuela de Hostelería de Fadura, unas 15 personas mantuvimos una charla interesante y distendida sobre la preservación de nuestro patrimonio, la necesidad de su conservación, la necesidad de su puesta en valor y conocimiento por parte de la ciudadanía, especialmente por parte de la juventud; así como la necesaria implicación de la clase política y de las administraciones, en ocasiones más preocupadas por la rentabilidad político-económica a corto plazo más que por la preservación de elementos sustanciales para entender nuestra identidad, nuestro presenta y nuestro futuro.

María José Torrecilla es una mujer implicada y enamorada de su trabajo. Es de esas personas con las que al hablar te da el subidón y te entran ganas de hacer cosas. Escucharle hablar de La Encartada era como retrotraerse en el tiempo y ver sus máquinas a pleno rendimiento, una fábrica textil que supuso

una revolución en su momento, y que, en lo que se refiere a la construcción de modelos de igualdad entre hombres y mujeres, puso también su granito de arena, impulsada por las necesidades del sector en muchos casos. Pero ahí quedó.

El debate en los cafés nos dejó algunas frases para la reflexión, y que no por ya haberlas oído en otros espacios, no dejan de ser necesarias en su reiteración:

  • La función de los museos es la educación de la sociedad. En efecto, el museo puede ser un soporte tan bueno como cualquier otro para educar, y no sólo en aquello que expone o contiene, sino también sobre igualdad. Esto adquiere especial relevancia en este tipo de museos, referidos a la industria, y en concreto y por lo que se refiere a La Encartada, en un sector como el textil, con una presencia significativa de mujeres en su plantilla.
  • El museo debe ser un elemento inclusivo de la comunidad, trabajando para ella, pero también con ella. Esto es así en el caso de La Encartada, donde el pueblo de Balmaseda se implica en los actos de teatralización de una jornada en la fábrica, el domingo más próximo al 8 de marzo. No os lo podéis perder.
  • El patrimonio hay que moverlo. Hay que sacar el patrimonio a la calle, darlo a conocer a la ciudadanía.

Sin duda, María José Torrecilla y La Encartada hacen gala de este trinomio y lo llevan a la práctica en las diferentes actividades que explicó en la comida-coloquio, y en las que esperamos poder participar en breve. De momento, nos llevamos el obsequio de La Encartada y María José, un maravilloso libro sobre el Museo, y la invitación a acudir al mismo.

Desde aquí os invitamos a no perder la oportunidad de visitar el Museo Fábrica La Encartada, así como de otros muchos espacios de nuestro patrimonio cultural, que conforman nuestro paisaje y nuestra identidad.

Equidad y Excelencia

Esta semana se ha hecho viral el discurso pronunciado por un chaval de 19 años, durante la entrega de los Premios Extraordinarios de ESO, Bachillerato, FP y Enseñanzas Artísticas Profesionales de la Comunidad de Madrid.

El chaval es Francisco Tomás y Valiente, brillante alumno de Filosofía y Políticas y nieto del malogrado jurista, que cargó con una exposición transparente contra el sistema educativo, frente a la clase política allí presente para la foto de turno.

 

La calidad educativa no puede reducirse a la excelencia académica. Porque comporta otro elemento, la equidad.

Excelencia, equidad, calidad. Si unimos estas tres palabras la proyección de cuál podría ser nuestro modelo educativo es esperanzadora. Un modelo donde se respete a las personas, donde se apoye el talento y las capacidades, en sus diferentes manifestaciones, reconociendo la riqueza de la diversidad, generando conocimiento. Un modelo donde las circunstancias personales, familiares, económicas, no sean un obstáculo para el talento y para el progreso.

A priori, parece una quimera. Y seguro que más de uno y de una me va a tildar de buenista y hippie, porque ya me lo empiezan a llamar. Pero es que personalmente no creo que alcanzar este triunvirato sea una cuestión solamente de dinero, aunque está claro que ayuda, y mucho. Quiero decir, que un sistema avanzado de becas contribuye a la mejora significativa de lo que tenemos, pero me da la sensación de que hace falta algo más. Más allá (o además) de dotaciones económicas y de proyectos educativos atomizados nacidos de personas también buenistas 😉 (como dirían algunos y algunas).

 

Un modelo de excelencia y equidad debe ser un modelo de transversalidad social.

Un modelo global por tanto, no limitado a la educación. Porque la cuestión es que la educación debería tratarse de manera transversal en todas las políticas (y esto no lo digo yo). Y así, con esa perspectiva, podríamos plantearnos lo que nos propone este chaval.

Un modelo donde las personas sean valoradas por su talento, por sus capacidades. Que sea una cuestión de calidad, no de cantidad. Donde no se cercenen las iniciativas individuales en aras de lo políticamente correcto, ni se tergiverse la realidad moviendo a las familias a una vorágine de hiperactividad que, desde mi experiencia de madre, roza el ridículo, el absurdo y lo antieconómico en muchos casos.

Un modelo donde la posición, las circunstancias personales y familiares, no sean ni lastre ni trampolín. Un modelo donde la primera lección sea la riqueza de la diferencia y la diversidad de las personas, que es lo que nos hace maravillosas.

Excelencia y equidad. Suena a buenismo, tal vez. O a utopía (la palabra también me vale). Pero por lo menos nos hace pensar. En fin, que tal vez no conduzca a nada tangible y material, pero mueve (por lo menos a algunas personas), a hacer algo por intentarlo. Y eso, desde luego, ya es un paso.

Patrimonio y Género: educar desde el museo

El próximo viernes 15 de junio invitamos a la ciudadanía de Getxo a participar en una nueva comida debate, en la Escuela de Hostelería de Fadura.

En esta ocasión contaremos con la participación de María José Torrecilla, técnica de conservación y responsable de programas educativos y de divulgación del museo Fábrica La Encartada. Historiadora, arqueóloga y experta en patrimonio histórico y tecnológico, es autora del proyecto de musealización de la Fábrica.

Nos propone un tema de debate muy interesante y actual, bajo el título “Patrimonio Cultural e Igualdad de Género: educar desde el museo”. Desde La Encartada se están acometiendo propuestas muy atractivas en este ámbito, para poner en valor la capacidad pedagógica del patrimonio en la consecución de una sociedad más justa y equitativa.

Te invitamos a este encuentro, el viernes 15 a las 14.30, con un menú del día de 15 euros (IVA incluido), y un debate que no te puedes perder en los postres/café.

Apúntate en el 620237036 o en info@ecivis.eus.

Te esperamos.

 

Viernes 15 junio. Comida Coloquio: Patrimonio e Género. Educar desde el Museo

La asociación eCivis, ciudadanía activa en marcha, invita a la ciudadanía de Getxo a un nuevo encuentro de debate. En esta ocasión, nos invita a charlar sobre Patrimonio Cultural e Igualdad de Género, con Maria Jose Torrecilla, técnica de conservación y responsable de los programas educativos y divulgativos del Museo Fábrica La Encartada.

María José Torrecilla es arqueóloga y experta en patrimonio histórico y tecnológico, con más de 30 años de ejercicio profesional, y autora del proyecto de musealización de la fábrica La Encartada, un enclave centenario dedicado a la producción de géneros de punto de lana, desde su fundación en 1892 hasta su cierre en 1992, y hoy un ejemplar singular dentro del panorama industrial de Bizkaia.

La comida coloquio será en el restaurante de la Escuela de Hostelería de Fadura, el próximo viernes 15 de junio a las 14.30 horas. Las plazas son limitadas, ascendiendo el coste del menú a 15 euros (IVA incluido).

Las inscripciones pueden realizarse por teléfono (620237036) o escribiendo a la siguiente dirección de correo electrónico: info@ecivis.eus.

Más información en www.ecivis.eus, y en sus perfiles de redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram).