Las personas mayores dan ejemplo

Las personas mayores dan ejemplo con sus reivindicaciones.

Cuando estamos demasiado acostumbrados a resolver los problemas y a indignarnos en las sobremesas, discutiendo con quien primero tengas delante, van las y los jubilados, y vuelven a darnos una lección.

Sí, una lección.

Porque este país no se ha ido a a tomar por saco gracias a la generosidad de estas personas, que han venido a ser el auténtico sostén de las familias y por ende, de la sociedad entera, durante los años más duros de la crisis, y también de estos otros que dicen algunos que ya son mejores, pero que la ciudadanía de a pie la verdad es que no lo nota mucho.

Gracias a ellos y a ellas, a su pensión, a sus tuppers, a su cuidado de nuestras/os hijos, es como muchas personas han podido resistir, más mal que bien. Pero se ha ido resistiendo.

Pero ya se está colmando el vaso.

Aunque se acallen sus protestas, aunque no salga de forma masiva en los medios de comunicación. Aunque Cataluña siga copando los trending topic, y con ella toda la parafernalia de pandereta y greguería de este país, aunque la corrupción siga con su charanga mientras seguimos con la anestesia, algunas personas se han despertado y empiezan a levantarse.

Se están levantando las personas mayores.

Quienes nos dieron sostén en esa crisis que sólo ha mejorado para quienes no llegaron a sufrirla, se están hartando. Han sido demasiados años de engaño, de intentar convencer con otros argumentos, por otros caminos.

Ya no cuela. Y es que una subida del 0.25%, la verdad, es como llamarnos gilipollas a la cara, pero en fino y además por carta. Para que la bofetada sea más redonda y más amplia.

Desde hace tres semanas, una plataforma de mujeres y hombres jubilados y jubiladas, se manifiestan frente al Ayuntamiento de Bilbao, reclamando unas pensiones dignas, y contra la precariedad del mercado laboral. Las fotografías que circulan por las redes sociales son como para pensárselo. Porque está abarrotada la plaza, como dijera áquel. Pero mira tú que se hace escasa mención del tema en los medios. Y yo creo que es como para mencionarlo. Por varias razones:

  • Porque esos a quienes han intentado mantener la boca cerrada con charlatanería barata de subida de pensiones, se han cansado de tonterías.
  • Porque ciertamente es un error de bulto no seguir dando cariño a este colectivo, visto el panorama demográfico de España.
  • Porque estas protestas son la expresión de un hartazgo que no termina de explotar y sumar al resto de ciudadanía (para hacérselo mirar, la verdad).
  • Por el hecho mismo de que no he escuchado aún una sola voz de la clase política hacer mención de este asunto.

Mi padre se ha sumado a las protestas. Él, que era de los de los debates de sobremesa, se ha sumado a las protestas de los lunes. Y si mi padre lo ha hecho, también lo puedes tú. Podemos todas las personas. Porque la suma aumenta nuestras posibilidades.

Gafas lilas modo on

Como comentábamos en este mismo blog, hace una semana escasa celebramos la 1ª Comida Coloquio de eCivis, invitando a Beatriz López, responsable de Marketing Digital en la asociación Emakumeekin, para hablar de la brecha de género en ciencia y tecnología.

Abordar una cuestión de este tipo no es algo baladí ni frívolo. La Unesco ya puso de manifiesto recientemente las desigualdades de género en la enseñanza de matemáticas, tecnología, ingeniería y ciencias, y parece que incluso, contra todo pronóstico, se está ampliando.

No viene mal por tanto, que desde la ciudadanía impulsemos un debate, una reflexión, aunque sea pequeña, para al menos remover conciencias y empezar a pensar.

Fue esta comida coloquio un encuentro cercano, de debate y reflexión abierta, donde pudimos algo más de una docena de personas pudimos charlar y proponer iniciativas en torno al tema de conversación. Se sacaron a la luz las cuestiones más espinosas, las más críticas, las más incomprensibles. Pero no podíamos irnos sin arrojar una luz en el camino, y plantear qué se puede hacer desde la ciudadanía. Sí, desde aquí. Porque si las cosas se están haciendo mal, alguien tendrá que dar un paso al frente para mejorarlo, ¿no?.

Algunas ideas que se pusieron sobre la mesa fueron las siguientes:

  1. En el emprendimiento – trabajar en la generación de planes de viabilidad de negocio que no estén estereotipados.
  2. Charlas, jornadas, formaciones, dirigidos al profesorado que trabaja en orientación al alumnado. Ampliar estas sesiones al alumnado para que entiendan que las carreras de ciencias y tecnología no son cosa de “chicos”.
  3. Impulsar la rentabilidad social en nuestras organizaciones – nuestras pequeñas empresas también pueden hacer mucho. Nuevos modelos de negocio donde no repitamos estereotipos.
  4. Acciones que rompan mensajes extendidos como que la maternidad impide el desarrollo profesional y el de las empresas.
  5. Acciones que visibilicen mujeres referentes para las niñas y la sociedad en general. Mujeres referentes existen, sólo hay que buscarlas.
  6. Trabajar en los centros escolares el desarrollo de las capacidades emocionales.

Todas ellas nos parecen puntos de partida de iniciativas sin duda interesantes y atractivas para la ciudadanía de Getxo y alrededores. Sin duda un acicate para seguir trabajando.

¿Y a tí? ¿Se te ocurre alguna otra?

Pongámonos las gafas lilas: brevísima crónica

El viernes 2 de febrero hemos realizado la primera comida-coloquio de eCivis, en las instalaciones de la Escuela de Hostelería de Fadura. Nos ha acompañado en esta ocasión Beatriz López, responsable de Marketing Digital de la asociación Emakumeekin. Muchas, muchísimas gracias por dedicarnos un rato de tu tiempo y compartirlo con todas nosotras. Ha sido fantástico poder compartir, y aprender, como siempre.

Hemos estado alrededor de 15 personas, charlando en torno a la mesa que han dispuesto para nosotras en la Escuela de  Hostelería.  Y en torno a esa mesa, se ha hablado de muchas cosas, pero sobre todo  hemos reflexionado sobre formas de hacer, de trabajar, de vivir, que muchas veces tenemos interiorizadas y que en realidad reflejan la clara brecha de género que existe en todo lo relacionado ya no con la empresa en general, sino con la tecnología en particular.

Es necesario, como de hecho ya existen iniciativas, trabajar sin descanso desde la educación para romper estereotipos, con una posición bidireccional, es decir, con las niñas y los niños por un lado, y con la comunidad educativa por otra.

Es necesario ponernos ya las gafas lilas para ser capaces de visualizar y reclamar un espacio para todas y cada una de nosotras, por nuestras capacidades, por nuestras habilidades…

Queda mucho, mucho trabajo por hacer. Pero desde luego en este breve encuentro hemos tomado buena nota de que hay ganas. De mejorar esto y de entrar en muchos otros temas.

Desde eCivis queremos dar las gracias a todas las personas que os habéis acercado. Y esperamos poder contar con vosotras en los siguientes encuentros. Quién sabe si puede ser el inicio de un grupo de tertulias que vaya creando opinión 🙂 (Soñar es libre…).

En breve publicaremos las conclusiones y propuestas que surgieron en el encuentro.